Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
104 LUNES 12 12 2005 ABC Gente La boda benéfica de Athina Onassis. Los invitados a la boda de Athina y Doda Miranda donaron 136.400 dólares al orfanato Aconchego de Sao Paulo, escogido por la pareja. Los contrayentes pidieron a los asistentes (entre 750 y 1.200, según diferentes versiones) que en lugar de regalos hicieran donaciones. Roberto Verino en su recién estrenada tienda de la calle Serrano de Madrid Verino: Por mucho que se empeñen los del Estatut en moda tenemos que ser un solo país Volcado en un gran proyecto de expansión internacional, y mientras prepara su desembarco en la pasarela de Nueva York, el diseñador Roberto Verino renueva la imagen de sus tiendas más emblemáticas Ro TEXTO: SILVIA CASTILLO FOTO: ÁNGEL DE ANTONIO berto Verino (Verín, Orense, 1945) ha hecho un lifting a sus locales más emblemáticos, en un nuevo concepto de espacio que ha empleado también en las tiendas que acaba de abrir en Valencia y en Vigo, así como en las dos que ha inaugurado en México. ¿Le hacía falta un lavado de cara a Verino? -Sí, sobre todo para el proyecto internacional; buscábamos la manera de identificar el estilo Verino con algo más concreto. Llevábamos diez años con el look anterior y, como en todo, hay que renovarse. -Está volcado en su expansión internacional. ¿España ya es prueba superada? -En España ya tenemos más de cien puntos de venta y la verdad es que aquí también hay mucho por hacer. Pero el mercado internacional es el objetivo de futuro ante una situación de globalización hace tiempo anunciada. Nosotros hemos cogido ese tren y en marzo abrimos otras tres tiendas en México, y también en Ammán, Dubai y Arabia Saudí. El proyecto es que en dos años tengamos doce tiendas repartidas por todos los Emiratos Árabes y llegar a China. -Dejó Pasarela Cibeles con la idea de desfilar en Nueva York. ¿Cómo va eso? -Estamos en ello. En Nueva York, si no tienes un punto de venta en Estados Unidos, no puedes desfilar; entonces estamos negociando los puntos de venta, que son prioritarios. ¿Echa de menos Cibeles? -Sí, Cibeles para mí ha sido un trampolín fantástico, tengo que agradecerle muchas de las cosas que han sucedido en mi vida personal y profesional. Pero me gustaría que tuviesen esa visión internacional que tanto defendimos un grupo de diseñadores los llamados disi- dentes España vive un momento mágico y tendríamos que aprovecharlo todos. Estamos ante la necesidad de dar respuestas de calidad en todos los órdenes. No vale que tengas una imagen buenísima si luego el producto, los precios o la distribución no te responden. Hace falta que los que estamos detrás no veamos Cibeles como un regalo: ¡qué bien nos dan la pasarela gratis y el casting Y después, ¿qué? Tenemos que profesionalizarnos, por mucho que los políticos quieran ayudarnos. ¿Cree que por eso ha desaparecido Pasarela Gaudí? -No sé. Al final han debido ver que la dualidad no era posible. Aquí somos un solo país, por mucho que se empeñen los del Estatut y más que restar hay que sumar. Para los que nos dedicamos a la moda la competencia está fuera de nuestras fronteras convencionales; por lo tanto, tenemos que sumar. -En una ocasión dijo que en España no sabemos vendernos. -Creo que en general nos faltan agresividad comercial, objetivos, una visión profesional... La calidad no se controla, la calidad se construye.