Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 Deportes PRIMERA DIVISIÓN DECIMOQUINTA JORNADA LUNES 12 12 2005 ABC ZARAGOZA CELTA 1 0 Zaragoza (4- 4- 2) César; Ponzio, Álvaro, Capi (Generelo, m. 71) Cuartero; Cani (Óscar, m. 74) Celades (Movilla, m. 63) Zapater, Savio; Ewerthon y Diego Milito. Celta (4- 2- 3- 1) Pinto; Ángel, Sergio, Lequi, Placente; Oubiña, Iriney (Jorge, m. 83) Núñez (Contreras, m. 83) Canobbio, Silva (Javi Guerrero, m. 83) y Baiano. Árbitro Medina Cantalejo (Comité Andaluz) Amarilla a Cuartero, Lequi, Sergio e Iriney. Gol 1- 0. m. 76: Ewerthon. Ewerthon, otro gol y tres puntos para el Zaragoza EFE ZARAGOZA. El Zaragoza logró una importante victoria, la segunda consecutiva, que le permite pensar en salir de la zona peligrosa de la clasificación. Y lo hizo gracias a un tanto del brasileño Ewerthon, su hombre gol en los últimos encuentros. El jugador de Sao Paulo está siendo vital en la resurrección del conjunto aragonés, ya que ha marcado cuatro goles en los últimos tres encuentros (dos en Copa al Xerez, uno al Cádiz y otro ayer) El equipo aragonés comenzó el encuentro con una mayor presión sobre su rival que en anteriores encuentros en casa. El Celta también agobiaba con fuerza cuando la posesión del esférico era local, por lo que todo el juego se concentraba en la medular. Pero los buenos movimientos de unos y otros permitían acercamientos a las áreas y, aunque sin excesivo peligro, que se viera un fútbol dinámico. En los primeros veinte minutos fueron los hombres de Fernando Vázquez los que gozaron de un par de buenas opciones, pero César se encargó de abortarlas con dos felices intervenciones. Sobrepasada la mitad de este periodo el Zaragoza comenzó a encontrar huecos en el sistema de contención gallego y a hacerse con las riendas del juego, lo que le supuso gozar de un par de oportunidades que fueron las más claras del primer periodo. David Aganzo se anticipa a Calatayud en el gol del triunfo del Racing EFE Aganzo paraliza al Getafe El Racing se impone con paciencia a un rival carente de remate JOSÉ CARLOS CARABIAS GETAFE. No hay que licenciarse en Yale para admitir que la esencia del fútbol es el gol. Y por ahí acuciaba el lamento a Manuel Preciado, el entrenador del Racing que lleva tres meses suplicando en el desierto el advenimiento de un rematador. Después de cruzar un secarral apabullante (diez goles en catorce partidos, dos de ellos de rivales en propia puerta) acudió al rescate el destinatario de la llamada. David Aganzo salió a jugar 28 minutos y dejó su huella en el sur de Madrid. Se pegó con todos sus adversarios, plantó suelas, cruzó sienes, se ganó una tarjeta y casi la expulsión, pero lo más importante: hizo el gol que imploraba su técnico y hundió al Getafe. El cabezazo de Aganzo que se merendó Calatayud a beneficio de inventario en una penosa salida cuando el partido estaba incandescente aviva el chascarrillo sobre Schuster. El entrenador especialista en inicios de temporada que las pasa canutas en las segundas vueltas (Xerez, Levante, ¿Getafe? El Getafe se agenció un soberbio colchón de puntos allá por septiembre y de regreso a su realidad, a la ardua pelea por la supervivencia en Primera, comienza a recibir raciones de hiel. El pasado fin de semana fue mucho mejor que el Madrid en el Bernabéu y no reba- GETAFE RACING 1 2 Getafe (4- 2- 3- 1) Calatayud; Contra, Belenguer, Tena, Pernía; Cubillo (Cotelo, m. 69) Celestini; Paunovic (Craioveanu, m. 75) Gavilán, Riki; y Pachón (Güiza, m. 62) Racing (4- 4- 2) Aouate; Pinillos, Oriol, Moratón, Neru; Melo, Vitolo, Casquero, Serrano (Aganzo, m. 62) Raúl (Matabuena, m. 68) y Antoñito (Dalmat, m. 82) Árbitro Puentes Leira. Tarjeta amarilla a Melo, Pernía, Pachón, Casquero, Oriol, Vitolo, Contra y Aganzo. Goles 0- 1, m. 18: Antoñito, en un contragolpe conducido por Melo; 1- 1, m. 42: Pernía lanza rasa una falta, el balón golpea en el poste y entra. 1- 2, m. 85: Salida en falso de Calatayud y cabezazo de Aganzo. Schuster: Claro que me preocupa no hacer goles, pero hay que confiar en los delanteros ñó ni un punto. Ayer fue bastante peor que el Racing ante su público del Coliseo y a última hora, en el destello de Aganzo y la cantada de Calatayud, tampoco sumó. Es su Liga. Y su vida. Sobran dedos de una mano para nombrar en España a los equipos con caché para fichar a goleadores indiscutibles, tipo Ronaldo o Eto o. El Getafe y el Racing tienen que luchar con la cuadratura de su presupuesto y sus güizas, aganzos o antoñitos, gente que garantiza pelea, tesón y cierta calidad, pero no un gol por ocasión. En esa carestía del gol arrancó el encuentro y así siguió. Riki tuvo el marco rival libre, casi a pedir de boca, para abrir el tanteo en el minuto dos y la echó fuera. El Getafe inició ahí su penuria, su laboriosa conquista de Dudu Auoate. Güiza, el efervescente delantero del verano, ha empezado a pagar su sequía (no marca en la Liga desde el 21 de septiembre) con la desconfianza de Schuster. Ayer actuó Pachón, el héroe del ascenso hace un par de años, y fue más de lo mismo. Ninguna diferencia. El Getafe propuso juego, administró el balón hasta que le aguantaron las fuerzas y resistió en el partido. Marcó Antoñito en un contragolpe e igualó Pernía en un agudo lanzamiento de falta, que botó en la nariz del portero con toda la intención. El gobierno del partido no pertenecía a nadie, pues el Getafe movía la pelota sin mucha fluidez y el Racing buscaba las vueltas al contragolpe. Como casi siempre que no alcanza el talento o la diferencia de calidad, el árbitro asumió cierto protagonismo para la grada. Anuló dos goles, uno a Gavilán por falta de Güiza (lo fue) y otro a Antoñito (fuera de juego) No influyó. El Racing había puesto rumbo a la victoria con la salida de Aganzo. A ese nivel, decisivo ayer. Dotado de energía y mala leche, con esa propensión casi enfermiza por derribar al rival, el delantero madrileño cazó al fin su oportunidad en el minuto 85. Las súplicas de Manuel Preciado no cayeron en saco roto. Arrolló tras el descanso En la primera (m. 27) Ewerthon rompió el fuera de juego y colocó el esférico entre las piernas del meta Pinto, aunque éste tocó lo justo para desviar el balón a córner; y en el 35, Álvaro remató de cabeza un saque de esquina que el lateral Ángel evitó que se colara en su portería. En la segunda mitad, y a pesar de que en los primeros minutos el equipo vigués pareció salir mejor posicionado, el conjunto maño fue muy superior en todos los terrenos y acumuló ocasión tras ocasión como para haber goleado. Sin embargo, solo acertó con el tanto de Ewerthon, que supone oro. Los jugadores del Racing salieron con una camiseta de ánimo a Aranburu, lesionado de gravedad por Oriol