Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 Cultura LUNES 12 12 2005 ABC Gótico Americano de Grant Wood, cumple 75 años como un icono de la cultura popular imitado hasta la saciedad, caricaturizado, analizado, idolatrado y también denostado. Ha salido temporalmente del Instituto de Arte de Chicago para volver a Iowa El cuadro más famoso de EE. UU. TEXTO: PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. Ni mucho menos hace falta ser un especialista en historia del arte para haber visto alguna vez, en versión original o imitada, el que pasa por ser el cuadro más famoso de Estados Unidos: Gótico Americano Esa extraña pero muy reconocible pareja de americanos profundos lleva desde 1930 posando frente a su peculiar casa. Tres cuartos de siglo mirando al mundo como inquietantes monalisas sobre un pedestal contemporáneo de ironía algo siniestra. Con motivo del 75 aniversario, la obra del ahora muy cotizado Grant Wood (1892- 1942) ha salido temporalmente de su morada habitual- -el Instituto de Arte de Chicago- -para volver a su lugar original de inspiración: Iowa, Estado de la Unión famoso por su maíz, cerdos, elecciones primarias asamblearias y, por supuesto, haber dado al mundo la mitológica figura de John Wayne. Esta vez, Gótico Americano ha retornado a sus raíces como pieza central de una retrospectiva con 170 obras organizada con enorme éxito popular por el Museo de Arte de la ciudad de Cedar Rapids. Pareja que sirvió como modelo tes de que Wood rematase su faena artística. Junto al porche emblemático, el otro pilar de este lienzo es la retratada pareja hombre mujer, marido esposa, padre hija. Nadie sabe exactamente su relación, aunque el pintor optó después por ofrecer una casta versión paterno- filial para evitarse complicaciones. Los modelos- -la adusta hermana del pintor Nan Wood y su reluctante dentista, el doctor Byron McKeeby- -nunca llegaron a posar realmente frente a la casa del pueblecito de Eldon. De hecho, los dos personajes nunca fueron fotografiados juntos hasta después de la muerte del pintor. Grant Wood siempre evitó dar grandes explicaciones sobre su obra. Pero cuando el cuadro ocupó el tercer puesto en una competición del Instituto de Arte de Chicago, inmediatamente la polémica y las disquisiciones empezaron a cobrar fuerza. Muchos vecinos reprocharon al pintor que hubiera utili- Gótico Americano de Grant Wood zados sus pinceles para apuñalar al corazón de Estados Unidos, ridiculizando el Midwest El periódico local, Des Moines Register llegó a publicar varias cartas furibundas, en su mayoría remitidas por ofendidas esposas de agricultores. Misivas que incluyeron alguna que otra generosa oferta de tortazos. una ópera. Composición de un acto y con guitarra eléctrica reciente estrenada por el músico Kenneth LaFave y el libretista Robert Kastenbaum, recreando la historia- -con horca y todo- -de un matrimonio muy, muy poco feliz en una granja de Kansas de los años treinta. Para hacerse una idea de la multiplicada cotización póstuma de Grant Wood, aunque Gótico Americano fuera vendido por 300 dólares al Instituto de Arte de Chicago, Sotheby s acaba de subastar otro paisaje rural del artista pintado en 1932 por casi siete millones de dólares. Críticos y académicos, ante el reto de explicar el legendario éxito de este cuadro tan homenajeado con tantas imitaciones, insisten en destacar su ambigüedad y toda la enciclopedia de detalles incorporada al lienzo. Aunque su creador reconoció en vida solamente un modesto afán: revelar algo sobre la experiencia americana. Inspiración renacentista Como parte del culto generado por este estilizado cuadro, de inspiración renacentista, no puede faltar una visita al pueblecito de Eldon, al sur de Iowa, donde se halla la casa original que con su caprichosa ventana sirvió de inspiración a Wood mientras estaba paseando en coche por la zona. Intrigado, llamó a la puerta solicitando a sus ocupantes permiso para bosquejar y fotografiar su fachada. Ante el compromiso, se dice que la señora de la casa y sus hermanas decidieron lavar todas las cortinas an- Gamberradas y juergas etílicas Aunque la furia acumulada contra Grant Wood nunca llegó a materializarse. De hecho el innovador estudio del autodidacta pintor se encuentra preservado todavía, detrás de una funeraria en Cedar Rapids. Localización sombría y modesta que no impidió que el pintor fuera conocido por su sentido del humor, gamberradas y grandes juergas etílicas. Como no podría ser de otra forma, el 75 aniversario del Gótico Americano está inspirando toda clase de ofertas culturales. Desde tres libros hasta Historiador Los textos de las anteriores conferencias del Aula de Cultura se podrán encontrar en: