Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 12 12 2005 Internacional 29 Detenido el oficial de la Policía china que reprimió a tiros una manifestación El Gobierno reconoce la muerte de tres manifestantes y ocho heridos silencio cinco días, el régimen comunista culpa de la refriega a los vecinos de Dongzhou, pero arresta por primera vez a un militar para aclarar el tiroteo PABLO M. DÍEZ. CORRESPONSAL PEKÍN. Tras guardar el más absoluto silencio durante los últimos cinco días, el Gobierno chino admitió ayer finalmente la muerte de tres manifestantes en una revuelta popular que tuvo lugar el pasado martes en Dongzhou, un pueblo de la provincia de Guangdong (Cantón) Aunque esta cifra difiere de la ofrecida por los vecinos de la localidad, que elevan los muertos a entre 20 y 30 personas, supone el primer reconocimiento público de la refriega por parte del régimen comunista. Además, Pekín anunció la detención del comandante de la Policía Armada Popular que ordenó a sus agentes abrir fuego contra los participantes en la protesta. Con el arresto de dicho oficial, a quien el Ejecutivo responsabiliza de las muertes por sus acciob Tras guardar España juzgará a Cavallo por los crímenes de la dictadura argentina N. VILLANUEVA MADRID. La Audiencia Nacional juzgará finalmente al ex militar argentino Ricardo Cavallo por crímenes de lesa humanidad, después de que la Sección Tercera de lo Penal haya desestimado un recurso en el que se solicitaba el archivo del procedimiento en España hasta que se supiera si Argentina iba a pedir su extradición. El auto de la Sección Tercera reconoce la competencia de la Audiencia Nacional para juzgar los crímenes de lesa humanidad presuntamente cometidos por Cavallo durante su estancia en la Escuela de Mecánica de la Armada Argentina (ESMA) Y lo hace basándose en la reciente sentencia del Tribunal Constitucional que permite que cualquier país que tenga conocimiento de hechos como éstos pueda investigarlos con independencia de la nacionalidad de las víctimas. A diferencia de lo ocurrido con Adolfo Scilingo, quien fue condenado sólo por muertes de españoles, la acusación contra Cavallo (preso en España) se podría extender a todas las víctimas de la dictadura que le resultaran imputables. nes erróneas el régimen pretende calmar la tensión en que vive Dongzhou. No en vano, este núcleo de población, perteneciente a la ciudad de Shanwei, sigue rodeado por cientos de agentes que bloquean sus accesos y mantienen atemorizados a sus habitantes. Reparto de responsabilidades Aunque la detención del comandante militar constituye un hecho sin precedentes en China, el Gobierno también culpó de los disturbios a los vecinos de Dongzhou. En un comunicado previo difundido por la agencia estatal de noticias Xinhua, el régimen aseguró que centenares de personas, movidas por tres instigadores, se enfrentaron a la Policía, que intentó dispersarlos sin éxito realizando varios disparos de advertencia Amparándose en que la situación era muy caótica y que ya Han sido arrestadas ocho personas, entre ellas los tres cabecillas de la protesta popular había anochecido Pekín añadió que por error, tres personas fueron abatidas y otras ocho resultaron heridas, tres de ellas de gravedad En este sentido, una televisión local informó de que ocho vecinos de Dongzhou estaban bajo custodia, entre ellos los supuestos cabecillas de la revuelta, cuyos nombres son Huang Xijun, Huang Xirang y Lin Hanru. Las pobres explicaciones ofrecidas por el Gobierno han irritado aún más a los habitantes de Dongzhou, quienes aclararon que la protesta se debió a las bajas indemnizaciones percibidas para construir una planta de carbón y no un parque eólico como se dijo al principio. Encerrados en sus casas y por teléfono, los vecinos también desvelaron a la agencia AP más detalles sobre el tiroteo, que, según su versión, fue indiscriminado y duró 12 horas Dicho incidente es ya el más grave registrado desde la matanza de la plaza de Tiananmen en 1989, en la que cientos de estudiantes murieron en Pekín cuando el Ejército aplastó por la fuerza sus protestas exigiendo reformas democráticas.