Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 LUNES 12 12 2005 ABC Internacional Agentes de Policía cerraban ayer al tráfico, con máscaras antigás, las calles de Hemel Hempstead tras las explosiones en cadena de varios depósitos de combustible Las explosiones en una planta de carburante reavivan en Londres el temor a un atentado El accidente pudo haber causado un gran número de víctimas si hubiera ocurrido en día laborable permanecen hospitalizadas graves, aunque fuera de peligro. Hubo otros 41 heridos leves y los evacuados superaron los dos mil EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. El temor a un nuevo y devastador atentado terrorista se extendió ayer por la mañana en el Reino Unido tras las explosiones en cadena, a primera hora de la mañana, en una gran planta de almacenamiento de combustible a 40 kilómetros al norte de Londres. Afectaron a una veintena de depósitos de gasolina, gasoil y queroseno, con una capacidad cada una de 13,6 millones de litros, en su mayoría destinados al tráfico aéreo. Las fuertes explosiones, que provocaron grandes bolas de fuego en un espectacular incendio que hasta hoy no podrá ser apagado, causaron 43 heridos, dos de ellos graves, si bien no se teme por su vida, y obligaron al desalojo de más de dos mil personas. La Policía atribuyó a un accidente el desastre, uno de los mayores de este tipo en Europa en tiempos de paz, según su prob Sólo dos personas nos vuelos en Heathrow. Tramos de la autopista M 1 tuvieron que ser cortados, lo que provocó el caos. El pánico a un corte del suministro de carburante llevó a muchos automovilistas a agolparse en las gasolineras, a pesar de la advertencia de las autoridades de que el servicio no se vería afectado. Líneas de investigación abiertas Según la Policía, no hay nada en esta situación que sugiera otra cosa que no sea un accidente, aunque tenemos que estar abiertos a todo Aunque algunos testigos aseguraron haber oído pasar un avión antes de la primera explosión, la Policía recordó que la zona está bajo corredores aéreos y se mostró casi segura de que todo se debió a un accidente en la planta, la quinta mayor del Reino Unido en almacenamiento de combustible, si bien en la investigación participan también agentes de unidades antiterroristas. En el momento de las explosiones había diez trabajadores en el interior de la planta; todos ellos sobrevivieron, pero algunos resultaron heridos. Un total de 41 personas fueron atendidas en hospitales, en su mayor parte por cortes provocados por la rotura de crista- Zona devastada ayer tras las explosiones, en los depósitos de Buncefield pia estimación, pero mantiene abierta la investigación sobre otras causas. AFP Hasta las costas de Francia La primera explosión, la más potente, ocurrió a las 6.05 horas y pudo escucharse en más de 60 kilómetros a la redonda, incluso desde las costas de Francia y Holanda, según algunos testimonios. Veinte minutos después se produjeron otras dos explosiones, a medida que el fuego se fue propagando por el recinto de la planta de Bunce- field, cerca del municipio de Hemel Hempstead. La densa columna de humo negro se expandió progresivamente durante todo el día por el sureste de Inglaterra, apreciándose también en Londres. A los vecinos de la zona que no llegaron a ser evacuados se les recomendó permanecer en sus casas con las puertas y ventanas cerradas. Las explosiones causaron importantes destrozos en edificios cercanos, todos ellos factorías y oficinas, y el humo obligó a retrasar el aterrizaje de algu-