Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión LUNES 12 12 2005 ABC VADE MECUM TRIBUNA ABIERTA JOSÉ MARÍA CUEVAS PRESIDENTE DE LA CEOE NACIONALISMO FASCISMO UE la exaltación nacionalista trajo consigo, como consecuencia inevitable, el fascismo, es algo de lo que caben pocas dudas razonables. Al exaltar el territorio, y todo lo que lo compone, incluida la lengua, como una entidad corpórea con alma propia muy superior a la del individuo, el nacionalismo convierte a quienes dirigen esas naciones en jefes duces o fhürers capaces de anular cualquier diferencia que cuestione ese espíritu nacional que se trata de imponer. La disimilitud, incluso aquella que no se aparta esencialmente de esa unidad de pensamiento nacional, es difícilmente soportable por este tipo de estados; y ahí está el Decretode Unificación franquista de 1937 queató, en una sola organiJORGE TRIAS zación, a tradicionalistas, SAGNIER falangistas, jonsistas y cualquiera que quisiera participar en el Estado Nuevo en eso que se llamó, durante cuarenta años, FET y de las JONS. El franquismo fue, desde luego, algo mucho más complejo y su análisis, en cualquier caso, tanto lo negativo como lo positivo, no se puede despachar frívolamente en una columna. Pero otra vez coincido plenamente con César Alonso de los Ríos, ahora en su lúcida critica al historiador- -mal que le pese a algún funcionario de la historia- -Pío Moa, y a su positivo balance histórico de la época franquista. Es cierto que el franquismo tampoco puede rechazarse como un todo pues, ni fue un todo- -podríamos hablar hasta de tres franquismos consecutivos- ni mucho menos, serían rechazables aquellos de sus logros de los que llevamos viviendo varias generaciones. ¿Rechazarían, por ejemplo, los nacionalistas catalanes y vascos el eje Bilbao- Barcelona para unir ambos puertos por autopista, que supuso la quiebra del sistema radial y centralista de comunicaciones viarias, completado y asfaltado durante ladictadura de Primo de Rivera? Aunque, como César afirma, de ahí a la justificación que hace Moa del autoritarismo y el desprecio de los derechos humanos, lo cual fue una constante del régimen franquista, va un abismo. César recuerda con acierto que ni los Laín, ni los Ridruejo, ni los Aranguren, Tovar, Areilza o Ruiz Jiménez se arrepintieron nunca de haberse adherido al alzamiento, pero en cambio sí se opusieron a la resistencia al cambio de Franco. Mala cosa esta del nacionalismo que conduce, otra vez y necesariamente, al fascismo. Cuando alguien plantea una idea políticacomo irreductible, sólo a travésdel desistimiento de quienes deben convivir con esa idea es posible, sino evitar, al menos aplazar el choque. El nacionalismo español murió con Franco pero, desgraciadamente, no murió el nacionalismo, cuyas ideas y métodos se las apropiaron unos nuevos predicadores que han afianzado, a veces con la inestimable ayuda del terrorismo, un fascismo sin que, banalizando la ley y eliminando la diferencia, va deshaciendo, lenta pero implacablemente, la unidad constitucional de España, garantía de la libertad y el pluralismo. El imposible acuerdo entre socialistas y populares sería lo único que podría frenar esa suicida deriva por la que nos deslizamos. Q CITA ESENCIAL EN HONG KONG El autor, como representante del mundo empresarial, cree que la completa eliminación de los aranceles, al igual que la liberalización del mercado de servicios, producirá grandes beneficios. Por ello, no nos podemos permitir un fracaso en Hong Kong OS 149 países que componen la Organización Mundial del Comercio (OMC) se reunirán en Hong Kong desde mañana hasta el 18 de diciembre con el fin de resolver diversas cuestiones que configurarán el acuerdo final de la Agenda de Doha. Ésta, orientada al Desarrollo, tiene su origen en 2001, fecha en la que con el objeto de avanzar en la liberalización del comercio, se acuerda iniciar una nueva ronda de negociaciones multilaterales. El programa de trabajo propuesto incluye a los productos agrícolas, industriales y a los servicios, así como otros temas de carácter horizontal como son las reglas, el trato especial y diferenciado para los países en desarrollo y la facilitación de comercio. En esta ronda se confiere una especial importancia a la cuestión del desarrollo, y los países menos desarrollados se incorporan plenamente a las negociaciones. Tanto para la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) como para la Unión de Industrias y Empleadores de Europa, la Agenda de Doha, y en concreto la Conferencia Ministerial de Hong Kong, siguen siendo una prioridad en materia de política comercial. Porque no es sino a través de un comercio libre y abierto como se contribuye al crecimiento económico y al desarrollo sostenible, consiguiéndose, además, que éste sea más igualitario y accesible para todos los países. Ahora, tras cuatro años de negociación en los que se han realizado avances importantes en este programa de trabajo, en Hong Kong se debería dar un paso más, estableciendo los niveles concretos de actuación para concluir la ronda L con un acuerdo, a finales de 2006. Sin embargo, existen dificultades debidas fundamentalmente a las discrepancias en el capítulo agrícola y a la falta de progreso en el acceso al mercado de productos industriales y servicios. Desde la comunidad empresarial europea en general y la española en particular seguimos defendiendo la necesidad de mantener el ambicioso objetivo inicialmente previsto. En materia de productos industriales, la reducción o eliminación de las barreras arancelarias es un propósito ineludible. Por ello, alcanzar un compromiso que permita, como mínimo, una reducción no lineal de los aranceles más altos a nivel sectorial es fundamental. Paralelamente, en el caso de las barreras no arancelarias- -igualmente dañinas pero menos transparentes- -es necesario concretar un acuerdo que las erradique, tanto horizontal como sectorialmente. Respecto a los servicios, es reprochable que no se hayan realizado hasta el momento ofertas acordes con los objetivos de la ronda. Por ello, y dada la importancia de éstos para el futuro desarrollo de los miembros de la OMC, resulta obligado realizar un esfuerzo para mejorar las ofertas presentadas y favorecer nuevas oportunidades comerciales y de inversión en esta área, haciéndolo además de una forma equitativa. En el apartado agrícola, perseguimos obtener una sustancial mejora en el acceso al mercado mediante la eliminación de las ayudas distorsionantes al comercio en todos los países, de una manera coherente y progresiva. -Amigo mío: Cuando haces un dibujo equivocado lo sensato es reconocerlo y disculparte ante los lectores a quienes has podido molestar sin desearlo.