Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 11 12 2005 Nacional POLÉMICA POR EL EXPANSIONISMO DEL BNG 19 años, Antonio Lago, lo tiene más claro: Ni queremos ser gallegos, ni es posible a la vez que intenta explicar la situación con un ejemplo fácil de comprender: Es como si mi hijo se queja de que no le doy dinero y se quiere ir con otro padre. Pues no, siempre será mi hijo y yo su padre Lago cree que esta aspiración es más de los galleguistas que de los propios municipios bercianos y sostiene que por muchas similitudes culturales que tengan con la comunidad vecina, somos distintos Tanto es así que matiza que ni siquiera aquí hablamos el gallego, lo chapurreamos Lo demuestra el hecho de que es fácil entender la forma de hablar de sus vecinos, algo a caballo entre el gallego y el castellano. Áreas de influencia del gallego León- Puente de Domingo Flórez- Carucedo- Sobrado- Oencia- Barjas- Vega de Valcarce- Balboa- Villafranca del Bierzo- Vega de Espinareda Zamora- Porto- Pías- Lubián- Hermisende- Pedralba de la Pedrería Cáceres- Valverde do Fresno- As Vellas- San Martiño de Trebello Asturias- San Tirso de Abres- Castropol- Tapia de Casariego- El Franco- Coaña- Navia- Taramundi- Boal- Villayón- Vilanueva de Oscos- Illiano- Santa Eulalia de Oscos- San Martín de Oscos- Pesoz- Grandas de Salime- Ibias- Degaña- Vegadeo Asturias León Z Zamora Cáceres No entendemos la TV gallega Lo mismo opina el alcalde popular de Balboa, José Manuel Gutiérrez, que en plena matanza berciana y separando las piezas del cerdo que luego conformarán el tradicional plato del botillo aseguró que ni siquiera entienden la televisión gallega (la TVG) que sintonizan perfectamente. Somos bercianos y queremos seguir siéndolo insistió Gutiérrez, quien a pesar de tener mucho contacto diario con Galicia- -sólo tres kilómetros les separan- reconoce que a nadie nos gusta que nos llamen gallegos Durante el recorrido por la comarca, la única reconocida por el Ejecutivo castellano y leonés, los agricultores y los ganaderos que transitan por los caminos lamentan la falta de inver- sión de las instituciones y muchos dicen sentirse en tierra de nadie El término municipal de Barjas, localidad de apenas 30 habitantes, linda con las provincias de Lugo y Orense, y curiosamente, su salida natural a Piedrafita se rompe de forma brusca a escasos metros y pasa a ser un auténti- Somos, sobre todo, bercianos, y después leoneses, pero no queremos ser gallegos coinciden los vecinos co camino de cabras como reconocían ayer a este periódico varios vecinos sentados en un poyo de piedra. Aún así, muestran su disgusto por lo que denominan utilización política por parte del BNG del oeste berciano y recuerdan que antes había más interés por pasar al otro lado pero ahora ya estamos todos tranquilos En la vertiente asturiana también sostienen que la nueva postura de los nacionalistas gallegos responde exclusivamente a intereses políticos de un grupo minoritario, según explicó el alcalde socialista de Grandas de Salime, Eustaquio Revilla. Estas opiniones son las mismas que las del resto de mu- nicipios y pedanías leonesas como es el caso de Oencia, Sobredo, Benuza y Puente de Domingo Flórez, donde también sus alcaldes reprobaron ayer los planteamientos del BNG. Algunos de ellos apuntan que esta amenaza ha sido un instrumento político muy utilizado anteriormente por los ayuntamientos para presionar a los distintos gobiernos de Castilla y León y conseguir más ayudas económicas, pero que en realidad era algo que nunca pensábamos de verdad Lo que está claro es que este debate hace mucho tiempo que abandonó el valle. De los encuestados por ABC, tan sólo una anciana de Vega, Purificación García, se mostró partidaria de que su pueblo dejara de pertenecer a León, ya que tiramos más para Galicia porque los jóvenes estudian y trabajan allí, y León y Valladolid nos queda más lejos Una de las personas que mejor conoce a los oriundos es la joven Carolina Díez, que cada día se encarga de repartir el pan por varios municipios. A la gente no le preocupa este tema y no se habla a penas de él. Nos interesan más otras cosas aseveró. Que me quede como estoy dijo una vecina de Moldes, harta de que sólo se hable de su pueblo por trifulcas políticas Quieren seguir donde están, al otro lado de la frontera quieren seguir estando cerca de Galicia; quieren vivir tranquilos; pero, sobre todo, tanto leoneses como asturianos anhelan dejar de ser un rincón perdido en la periferia.