Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional DOMINGO 11 12 2005 ABC (Viene de la página anterior) cial fue proporcional a la relevancia de los arrestados, de los que siete fueron posteriormente puestos en libertad, los residentes del barrio histórico de Alicante, más que habituados a las costumbres de los magrebíes instalados desde hace lustros en la zona al calor de la línea marítima con Argelia, no pierden la ocasión de recordar su profunda convicción de que sin saberlo, aunque sí sospechándolo, llevamos años conviviendo con potenciales terroristas o al menos con personas que les proporcionan ayuda En este caso, los cuatro argelinos encarcelados pululaban a diario por este bastión magrebí de la ciudad y, según sus conocidos, jamás dieron muestras de que, como dicen los periódicos planearan cambiar hachís por goma- 2 para cometer algo gordo en Madrid Se reconocen más o menos al corriente eso sí, de los negocios que los arrestados se traían entre manos y que, según el juez, incluían el tráfico de drogas, la receptación de mercancía robada y la falsificación de documentos o tarjetas telefónicas como eventuales vías de financiación para el yihad Lejos de disculparlos, Boualem lamenta el más que probable destino del dinero obtenido por estos medios ilícitos, pero a continuación ataca con que ustedes también tienen sus ladrones y sus traficantes de drogas En este entramado delictivo, el ferry de Orán cobró una importancia capital para practicar los envíos de los objetos sustraídos cuya venta otorgaba opciones a la posibilidad de un atentado terrorista. El rechazo ciudadano a la ruta marítima con el norte de África ha sido alentado los últimos meses por los propios responsables políticos locales, que no dudaron en poner el grito en el cielo ante el hecho de que el pasado marzo el Gobierno autorizara a una compañía la explotación de una nueva línea para incrementar así la frecuencia semanal de barcos con el país norteafricano. La Guardia Civil examina, en presencia del presidente de Cantabria (a la derecha) una de las granadas halladas ayer SERRANO ARCE Encontrados los dos lanzagranadas de ETA, que apuntaban al aeropuerto de Santander Una de las lanzaderas tenía el temporizador en marcha, pero no se activó bien camuflados y cargados con granadas de fabricación belga, fueron encontrados tras la llamada de la banda al diario Gara NACHO GONZÁLEZ UCELAY SANTANDER. Las Fuerzas de Seguridad encontraron ayer los dos lanzagranadas que ETA colocó el martes, y que apuntaban directamente al aeropuerto de Parayas, cercano a Santander. Orientados hacia la pista, cargados con sendos proyectiles- -granadas Mecar -y muy bien camuflados, los artefactos fueron localizados en una zona de eucaliptos de la finca Cuervas Mons en la Isla de Pedrosa. El hallazgo se produjo a primera hora de la mañana, tan sólo veinte minutos después de que las Fuerzas de Seguridad comenzaran la búsqueda de los lanzagranadas siguiendo las instrucciones que anteayer dejaron los etarras mediante una llamada efectuada al diario Gara b Los artefactos, muy Bensakhria en el recuerdo El irrefrenable movimiento de súbditos del país norteafricano con base en las calles alicantinas permitió, por ejemplo, a Mohamed Bensakhria, lugarteniente de Bin Laden en el Viejo Continente, cubrir un periodo durmiente en la ciudad hasta que un pinchazo telefónico puso sobre la pista de su paradero. Era el 22 de junio de 2001, cuando un atentado islamista en España se conceptuaba como un peligro remoto. Durante su temporada en la costa Bensakhria, arrestado en el mismo locutorio registrado en la última operación contra los salafistas, pernoctó en una furgoneta estacionada junto a una conocida playa de Alicante. Por el día, era frecuente verlo en el centro, de local en local, de aquí para allá, siempre con el teléfono en la mano. tro y medio de longitud- -estaban en una zona de eucalipto, muy bien camuflados- -atados a unos árboles y pintados de verde- orientados hacia la pista más cercana al mar- -la menos transitada- -y colocados en una posición casi vertical, lo cual hace sospechar a los expertos en explosivos que los proyectiles podrían haber caído al mar en el caso de que los mecanismos se hubieran activado. Las bombas- -granadas de fabricación belga no detonadas- -estaban en perfecto estado Y las lanzaderas, en apariencia, también, aunque sólo una de ellas tenía el temporizador en marcha. Por qué no se activó ninguno de esos dos mecanismos es, ahora, una pregunta a la que deberán contestar los técnicos cuando concluyan el proceso de análisis al que están sometiendo al material recogido. Cinco días de tensión En contra de lo que se pueda pensar, el fallo en los mecanismos de detonación de los dos lanzagranadas no ha frustra- do las intenciones de ETA, que con sus últimas acciones en los aeropuertos de Zaragoza y Santander- -casi calcadas- -está haciendo reflexionar a los expertos en la lucha antiterrorista sobre la posibilidad de que la banda haya adoptado una estrategia de tensión prolongada. Hace dos meses, ETA colocó dos lanzagranadas apuntando al aeropuerto aragonés que no llegaron a activarse y que la Policía sólo logró localizar cuando, dos semanas después, la banda terrorista envió un croquis del lugar prolongando la tensión no un día, sino quince. Podría no ser mera casualidad que ahora, en el atentado de Santander, la banda hubiera maniobrado con la misma idea de mantener en vilo a las Fuerzas de Seguridad no un día, sino en esta ocasión cinco, que son los que los etarras han esperado antes de señalar el camino hacia las bombas que habían colocado. Alivio de las autoridades El presidente del Gobierno regional, Miguel Ángel Revilla, y el delegado del Gobierno en Cantabria, Agustín Ibáñez, respiraron ayer con alivio al conocer que las Fuerzas de Seguridad habían localizado, inutilizado y retirado los lanzagranadas. Muy atentos al devenir de la búsqueda, Revilla e Ibáñez se personaron en la Isla de Pedrosa para expresar su reconocimiento personal a los agentes que participaron en la operación. Bombas en perfecto estado Acordonada y vigilada durante toda la tarde- noche del viernes, pero por prudencia no registrada hasta el amanecer del sábado, la finca Cuervas Mons era tomada a primera hora por varias decenas de policías, a los que no llevó mucho tiempo localizar las dos lanzaderas. Los artefactos- -dos tubos de un me- Con el precedente de Zaragoza, los expertos consideran la posibilidad de que los terroristas estén aplicando una estrategia de tensión prolongada