Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión DOMINGO 11 12 2005 ABC LA BURBUJA DEL ¡AGUA VA! AL CAMBIO CLIMÁTICO O se debe consentir que ningún vecino tenga vaciadero a la calle pública por canalón de madera, por la contingencia que tienen de hacer mala obra a los pasajeros Así decía una de las ordenanzas de Felipe V redactada por el ilustrado arquitecto real, Teodoro Ardemans, dirigida a terminar con la tradición medieval de arrojar inmundicias desde las ventanas. Por aquellas fechas y al grito de ¡agua va! se arrojaban todavía a las vías públicas los contenidos de las bacinillas. La prohibición puso fin a una de las prácticas que más infecciones y enferLUIS IGNACIO medades producían. El PARADA plan de saneamiento elaborado en 1717 por Ardemans abordaba algo tan aparentemente imposible como la canalización subterránea de las calles, la instalación de fosas de depuración y su conexión a una red de alcantarillas y colectores. Hoy nos parece mentira que sólo hace tres siglos los ciudadanos arrojaran a las calles sus desperdicios. Desde entonces hemos avanzado mucho en materia de alcantarillado e incineración de basuras. Pero no en la de vertidos industriales al aire, a los ríos y a los mares. Dentro de cien años, muy probablemente, los ciudadanos del mundo se asombrarán de saber que, a comienzos del siglo XXI, el humo de las fábricas, los automóviles y las calefacciones se echaba impunemente a la atmósfera como se vertían los excrementos a la calle hasta el siglo XVII. Por eso los acuerdos alcanzados ayer en Montreal, en la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático, para proseguir el diálogo internacional, sin calendario ni compromiso alguno son irrelevantes. No hay en el mundo hoy un Ardemans capaz de decir que no se debe consentir que ningún vecino tenga vaciadero a la calle Nadie cumple el Protocolo de Kioto para reducir las emisiones a la atmósfera que hacen tanto daño a los pasajeros de este planeta. Pero las tasas permitidas de liberación de gases se han convertido en un activo financiero que unos países pueden vender a otros. ¡Y nos llamamos ilustrados! N ABC Y SUS LECTORES Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es cer un ataque político a una persona que no tiene culpa de nada de lo ocurrido porque es algo que sólo se puede imputar a dos desalmados? Hace pocas semanas algunos lectores se quejaban de la utilización del término catalán Sant Sadurní d Anoia en lugar del castellano San Sadurní de Noya, como recomienda el Libro de Estilo de nuestro periódico. El fallo se repitió el lunes de esta semana en la sección Nacional, y así nos lo hace ver JOSÉ LUIS MÉNDEZ LÓPEZ. Creo que la coherencia es muy aconsejable, sobre todo en los tiempos en que vivimos. Por eso no termino de entender el que publiquen un artículo desde Sant Sadurní d Anoia... y luego en un titular vecino utilicen Cataluña, no Catalunya. O todo en catalán, o todo en castellano (o en español, como se decía cuando yo era niño) RAFAEL ITURRALDE GARCÍA considera de mal gusto el artículo de J. Félix Machuca publicado el lunes sobre el ataque de una tigresa a un ciudadano rumano. Muchas veces he leído La viñeta gráfica de Martín Morales publicada el pasado jueves 1 de diciembre ha motivado algunas quejas entre los lectores. JOSÉ DE LA PISA se declara votante del Partido Popular y lector de cabo a rabo de las páginas de Opinión de ABC. Por eso, me creo en la obligación de decirle al señor Martín Morales que se ha pasado dos pueblos No creo en la descalificación como método de crí- tica, ni en echarle al Gobierno la culpa de todo. Es más, chistes como éste dan la razón al Gobierno en llamar fundamentalistas a sus críticos. El trágico asesinato de una familia de joyeros a manos de unos atracadores- -reincidentes, además- -es culpa, en primer y principal lugar, de ellos mismos. No juguemos el partido de la demagogia, echando al Gobierno la culpa de todo En el mismo sentido, ISRAEL OLEA CASCÓN considera que aprovechar la muerte de tres personas en una joyería en Cataluña para realizar un chiste contra el PSOE me parece lamentable, y no le vi la gracia También FERNANDO GONZÁLEZ RUANO considera que la viñeta en cuestión es demasiado. Me parece vergonzosa, ventajista, ridícula y más cosas que por educación me callo. ¿Cómo se puede utilizar el dolor de unas personas para ha- en ABC artículos con los que no he estado de acuerdo, pero que siempre me habían parecido serios y respetuosos. Sin embargo, el señor Machuca hace una serie de chistecitos que además de no tener gracia demuestran una enorme falta de sensibilidad. Cuando una persona, por muy inconsciente que sea, pierde accidentalmente la mano y parte de un brazo lo único que se puede sentir es pena y deseos de mejor curación. Lo último que se te puede ocurrir es hacer una gracieta Por último, GONZALO DÍAZ GRANDA nos escribe por el titular Detenidos cuatro menores por dar palizas a un compañero y luego grabarlas aparecido en la sección Nacional el pasado miércoles. El apresuramiento propio de la profesión periodística explica, pero no justifica, muchos resbalones. Uno se pregunta cómo es posible realizar cualquier acción y luego grabarla. Da la impresión de que la grabación debe ser simultánea a la acción. Luego de la paliza, ya no hay quien grabe nada, salvo los moratones de la víctima