Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 10 12 2005 Los sábados de ABC 99 El Maybach 57 S, a pesar de su imponente apariencia, se puede conducir como un deportivo MAYBACH 57 S Para presumir F. B. R. En los años veinte y treinta del pasado siglo el nombre Maybach destacaba en la industria del automóvil como sinónimo de superioridad, lujo y tecnología de vanguardia. La marca creó su leyenda con la frase la cultura del automóvil llevada a la perfección una afirmación quizá demasiado pretenciosa, si tenemos en cuenta que su permanencia en el mercado fue efímera y estuvo a punto de desaparecer, si no hubiera sido porque en el año 2002 DaimelrChrysler decidiera recuperar la marca. 367.800 euros En noviembre de ese mismo año nació el primer Maybach de la nueva era y ahora acaba de aparecer la berlina de gran lujo 57 S, un coche tan desmesurado como la filosofía original de la marca. En el texto de presentación de este modelo su fabricante dice que entre los exigentes clientes de esta tradicional marca alemana existen apasionados automovilistas que desean conducir personalmente su Maybach y sueñan con una simbiosis de confort, lujo y prestaciones deportivas aunque en vez de exigentes deberían hablar de superricachones que puedan gastarse 367.800 euros y quieran presumir de lujo, potencia y prestaciones Esta berlina de 5,72 metros de longitud y 1,98 metros de anchura tiene una carrocería de sobrio diseño y un interior exquisito, ejecutado con los más caros materiales y dotado del equipo más sofisticado que se pueda encontrar en la industria. Para la carrocería se han reservado en exclusiva dos tonos cromáticos, negro o plata. El faldón trasero se ha rediseñado para integrar las dos salidas de escape de forma trapezoidal. Todo tan desmesurado como su motor de 12 cilindros en uve, con turbocompresor e intercambiador de calor y 6 litros de cilindrada, capaz de producir 612 CV y un par máximo de 1.000 Nm, que ha sido desarrollado por la firma especialista en motores de alto rendimiento, AMG, responsable de los modelos más potentes y deportivos de Mercedes. Y para que todo sea exclusivo, sobre la cubierta de cada propulsor se coloca un distintivo metálico con la firma del mecánico de Mercedes- AMG que ha ensamblado a mano el motor, con arreglo al principio un hombre, un motor Aunque por dimensiones el Maybach 57 S pueda parecer una soberbia carroza, ideal para apacibles paseos, además de mucha potencia se le ha dotado de un tren de rodaje para conducirlo de forma deportiva y poder alcanzar con seguridad los 275 km h de velocidad máxima y acelerar desde 0 a 100 km h en tan sólo cinco segundos.