Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 10 12 2005 Los sábados de ABC 91 En los almacenes Harrods y en las Galerías Lafayette son un éxito y pronto estarán en Tiffany s llos de caramelo también han logrado hacerse un hueco, y más tarde, el mercado se extendió a Alemania, Italia, Grecia, México, Corea, Japón, Argentina, Colombia, Brasil... Unos 600 puntos de venta repartidos por todo el mundo para una fabricación de unas 30.000 piezas anuales, muchas, encargos exclusivos, que podrían representar la alta costura de la casa. De hecho, en algunos desfiles las modelos han lucido unos anillos exclusivos, de hasta veinte centímetros, formando espigas de trigo entrelazados. También ha hecho colecciones temáticas, como la que preparó inspirándose en la obra de Frida Kahlo durante la exposición antológica en Barcelona de la pintora mexicana. En ellas incluía anillos de calaveras, porque Kahlo reflejó en sus cuadros el peculiar mundo de los difuntos que tanto se celebra en México. Pero Escribà también ha diseñado joyas en chocolate para el joyero Chus Bures, el único hasta ahora que ha sabido captar el concepto de la joyería de caramelo. Los colgantes, iguales a los que Chus Bures había diseñado en alta joyería, eran de chocolate pero su exterior era de oro o de plata, lo que hacía jugar bastante al despiste. También Escribà ha hecho una colección que sólo se vende en el Museo Guggenheim de Bilbao, y otra para el Museo Egipci de Barcelona, el primero en tener la suya. La arquitecta Beneddetta Tagliabue ha conseguido que también le diseñe una colección que se vende en el Parlamento de Edimburgo, del que fue autora junto a su marido, el fallecido arquitecto catalán Enric Miralles. Escribà le ha hecho joyas inspirándose en su arquitectura. Líneas de trabajo Christian Escribà (www. escriba. es) tiene tres líneas: la Urban que se realiza con molde y es la más barata; la Casual un poco más sofisticada, porque incorpora algún elemento artesanal, y la Divine la más loca, porque sus piezas son auténticas filigranas realizadas artesanalmente. Se venden a unos 30 euros y van perfectamente embaladas en su cajita transparente y especial, como si se tratase del último diseño de la casa Cartier. Todas se comercializan bajo el nombre de Candy Glam Ring by Escribà. Estas joyas de caramelo, dulces piezas decorativas, que ha creado la deslumbrante imaginación de este orfebre de la pastelería, están un poco en la línea, pero en versión dulce, de lo que los relojes Swatch han significado en el mundo e la relojería. Son, además de bonitos y divertidos, sumamente asequibles, hasta el punto de pasar a ser caprichosas piezas de coleccionistas. Lo mismo que las joyas de caramelo. CHRISTIAN ESCRIBÀ Pastelero El señor de los anillos ¿Cuál es su filosofía? -Empezar a abrir y reinventar el mundo del caramelo, en el que todavía hay mucho por hacer, porque está un poco desprestigiado. Al caramelo hay que darle un toque de glamour. ¿Trabaja solo o tiene la ayuda de algún estilista? -Hasta ahora lo he hecho todo sólo, pero estoy fichando estilistas de diseño industrial para darle a las joyas otro punto. Hace poco que ha empezado a colaborar con nosotros Luki Huber, un artista suizo afincado en Barcelona, que también colabora con Ferran Adrià en el diseño de los objetos de cocina- mesa de El Bulli. ¿Qué es lo que más le interesa en estos momentos? -La sinergia que hay entre la profesión de pastelero y la de joyero. Nosotros trabajamos con máquinas de pastelería, pero ahora estamos probando con máquinas de joyería y hemos visto que con el caramelo funciona. -Aparte de los anillos, ¿hace pendientes, broches u otros complementos? -Sí, los hemos hecho, pero sólo para casos excepcionales y de encargo. Pasa lo mismo con los broches o los collares. Este tipo de piezas las hemos realizado con el joyero Chus Bures. ¿Y qué materiales utiliza para darles ese aspecto de auténtica joya? -Sólo azúcar, mejor dicho, un derivado del azúcar de remolacha que tiene la ventaja de que lo pueden tomar hasta los diabéticos. ¿Pero de verdad la gente se come sus joyas? -Muy pocos. La mayoría las guarda como oro en paño y las saca para ocasiones especiales. Su bajo precio las hace asequibles y mucha gente hasta hace colección, porque son divertidas, llaman la atención, gustan. Y cuando las llevas siempre hay alguien que se fija, se le antojan y quiere tener una. ¿Cómo consigue ese colorido y esos matices para que parezcan materiales nobles? -Con polvo de oro, de plata y de cobre. Tengo otras sortijas que parecen auténticas piedras de jade, pero todo es de caramelo. ¿Hay algo en la joyería que se le resiste en la confitería? -Hasta hace un mes no conseguía hacer brillantes con su talla y su facetado, pero con ensayos lo estoy logrando y me están quedando espectaculares. El facetado del brillante era algo que se me resistía, pero ahora he encontrado un sistema para tallar y voy a hacer sortijas de brillantes, esmeraldas, aguamarinas, rubíes... Es un reto que me he propuesto porque las que hacía hasta ahora eran redondas, sin talla, tipo cabuchón. Las sacaré la próxima temporada. ¿Le han encargado algún anillo de compromiso o de boda? -Sí, ha sido en un par de ocasiones, una de ellas, para una boda gay Quedaron muy contentos con la sortija de boda que les hice. ¿Cómo consigue ese colorido tan espectacular? -Con una base de alcohol. El azúcar se calienta a 160 grados, se le añade alcohol y los colorantes y cuando el alcohol se evapora se queda sólo el pigmento, que es comestible. -Todo en la vida tiene su enemigo, ¿cuál es el del azúcar? -La humedad. -Entonces, si de repente empieza a llover hay que quitarse y guardar sus joyas... -Suelen resistir muy bien al llevar una capa de esmalte transparente y comestible. ¿Está contento de este arte tan efímero que se come? -En la joyería tradicional hay anillos para el compromiso y yo he hecho el primer anillo sin compromiso que se puede regalar en cualquier situación. ¿Le divierte más hacer joyas que pasteles? -Esto sí ha sido un divertimento, pero estoy llegando al final porque no me gusta permanecer mucho tiempo haciendo la misma cosa. ¿Dónde se pueden adquirir? -Tenemos 600 puntos de ventas en todo el mundo y naturalmente por toda España, en tiendas de ropa, en algunas joyerías, en tiendas de gourmets, y estamos a punto de vender en perfumerías y hoteles. ¿Con qué ropa conjuntan sus joyas? -Con todo, depende del carácter de la persona, pero ésta ha de ser un poco atrevida. ¿Qué otros materiales le interesan? -El mazapán y el pan. Más información y puntos de venta: tel. 93- 2059442 y en el e- mail: international escriba. es