Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional ELECCIONES EN CHILE SÁBADO 10 12 2005 ABC RODRIGO HINZPETER Jefe de campaña del candidato Sebastián Piñera Bachelet es simpática, pero Piñera es capaz, inteligente y ejecutivo Su jefe, el hombre de la derecha moderada chilena se presenta como un político pragmático, con un creciente apoyo, que espera disputar la segunda vuelta frente a la izquierda TEXTO CARMEN DE CARLOS. ENVIADA ESPECIAL SANTIAGO. Rodrigo Hinzpeter considera una de las claves del ascenso de Sebastián Piñera la circunstancia de que la Concertación (alianza de socialistas y democratacristianos) eligiera a Michelle Bachelet como candidata en lugar de a Soledad Alvear, una mujer con menos carisma pero con mucha mayor inteligencia, carácter y liderazgo. Creo que ahí se equivocaron, porque Bachelet representa mucho más al mundo socialista que al democratacristiano y dejaron un espacio muy grande sobre el que ha penetrado Sebastián asegura Hinzpeter. El jefe de campaña del principal accionista de LanChile, referente de la derecha moderada, sobre el que los sondeos anticipan que mañana pasará a una segunda vuelta por detrás de Bachelet, enumera como virtudes de éste que es una persona reconocidamente capaz, inteligente y ejecutiva. Chile sabe que ha tomado empresas virtualmente en quiebra y las ha transformado en ejemplares. Puede no tener la calidez de Bachelet pero los chilenos, al final, lo que quieren es al presidente más capaz y no al más simpático Éstas son algunas de las razones que le llevan a pensar que la segunda vuelta se va a convertir en una especia de plebiscito entre dos opciones: ella o Sebastián. En este escenario, la gente se hará la pregunta clave: ¿Quién es el más capaz? Para reforzar su teoría, Hinzpeter recuerda un comentario reciente y favorable de Ricardo Lagos sobre Piñera: Paradójicamente, quien está haciendo el mejor favor a la candidatura de Sebastián es el presidente, que ha terminado diciendo: miren lo puede hacer una persona con carácter y liderazgo APOYO SOCIAL Un 41 por ciento de sus votantes son de derecha; un 43 por ciento, de centro, y un 10 por ciento, de izquierda PROGRAMA No hay grandes diferencias entre candidatos frente a los grandes problemas. Lo que les distingue es la confianza en quién puede resolverlos mejor, y la preparación de Piñera es superior miento de la familia, relación con los países limítrofes... La pregunta es obligada ¿Quién es el votante de Piñera, candidato revelación de estas elecciones? Su voto es muy transversal, se compone de un 41 por ciento que se declara de derecha y de centroderecha, de un 43 por ciento que dice ser de centro, y de un 10 que se considera de izquierda Rodrigo Hinzpeter, ayer en su despacho de Santiago El discurso de los tres principales candidatos es similar. No hay grandes diferencias entre Sebastián, Michelle Bachelet y Joaquín Lavín respecto de cuáles son nuestros principales problemas. Las grandes diferencias están dadas por quién puede resolverlos mejor, y Sebastián está mejor preparado y tiene un equipo joven. La Concertación sufre un desgaste de 16 años ABC Dos candidatos en la derecha Es la primera vez que la derecha, tradicionalmente unida en una alianza entre la UDI (Unión Demócrata Indepen- diente) y RN (Renovación Nacional) presenta dos candidatos. Antes que considerarlo un error, Hinzpeter lo juzga un verdadero acierto: Cuando Piñera plantea su candidatura, la Concertación ya había optado por Michelle Bachelet y Joaquín Lavín, que había obtenido el 48 por ciento de los votos en 1999, había empezado una curva de descenso que se advertía francamente irreversible. Si Piñera no hubiera intervenido, estoy seguro de que estas elecciones se habrían resuelto en primera vuelta y con amplia mayoría en favor de Michelle Bachelet La cita de mañana con las urnas son unas primarias de la derecha C. DE CARLOS SANTIAGO. A 24 horas de las elecciones, los candidatos protagonizan sus últimos actos de campaña. La favorita en las encuestas, la socialista Michelle Bachelet, volvió a insistir en que ella encarna la continuidad del cambio mientras los candidatos de la derecha, Joaquín Lavín (Unión Democrática Independiente) y Sebastián Piñera (Renovación Nacional) trataban de romper el empate técnico que pronostican las encuestas para pasar a una segunda vuelta el próximo 15 de enero. Las elecciones de mañana decidirán la nueva composición de la Cámara de Diputados y la renovación parcial del Senado. Nadie tiene previsto que de las urnas salga un presidente electo. En rigor, la población entiende esta primera vuelta más como unas primarias de la derecha, que por pri- Optimismo Hinzpeter mantiene su postura optimista incluso cuando se le menciona que las encuestas insisten en que Bachelet ganará en una segunda ronda y recuerda la incesante tendencia de crecimiento de Piñera. Inició su candidatura hace seis meses, hace dos tenía un 14 por ciento de apoyo popular, hoy en día tiene un 22, y en la última sube significativamente en la valoración que hace la gente de él en todos los atributos que se refieren a capacidad de crear empleo, crecimiento económico, preocupación por los más pobres, mejora de la educación, salud, fortaleci- mera vez en su historia democrática acude dividida a unos comicios. De 27 encuestas, 24 dicen que Joaquín Lavín pasa a la segunda vuelta. Las que dan a Piñera por arriba, aunque son las últimas, es por una diferencia mínima, lo que lleva a pensar que el resultado se va a resolver voto a voto Patricio Cordero, jefe de Campaña del candidato de la UDI, confía en un factor adicional: un voto escondido, producto del afecto y del cariño que se ha ganado en los sectores populares y de clase media, gente que no lo dice pero que, al final, le vota El voto avergonzado para Lavín está relacionado con sus vínculos pasados con la dictadura de Augusto Pinochet, una persona que hoy no es relevante en la vida de Chile, sólo es noticia periodística asegura Cordero. A Jaime Mullet, candidato a diputado y responsable de la campaña de Bachelet, tampoco parece preocuparle demasiado la figura del dictador. Si los sondeos se mantienen de aquí a enero, su candidata se convertirá en la primera mujer en la historia en ser presidenta de Chile, quien tal vez tendrá que asumir e incluso organizar los funerales de Estado de Pinochet, responsable de la muerte de su padre, el general Bachelet: Los chilenos somos tremendamente legalistas, éste es un activo muy importante para la estabilidad de Chile. Así que cualquier presidente o presidenta de la República va a hacer con ese sujeto lo que corresponda de acuerdo con la ley y los reglamentos vigentes. Éstos dirán si corresponde o no hacer honores, algo que desconozco, pero hay que cumplir la ley asegura Mullet. Con la ley en la mano, Chile se somete ayer y hoy a dos jornadas de reflexión. El presidente, Ricardo Lagos, que deja el poder con una adhesión extraordinaria de en torno al 75 por ciento, instaba ayer a la ciudadanía a ejercer un derecho que nos hemos ganado después de muchos años de oscurantismo