Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 10 12 2005 23 El ex general Ante Gotovina será trasladado hoy a La Haya por un avión militar fletado por Defensa El Mercosur pondrá en marcha el 1 de enero de 2011 un Parlasur a modo de la Eurocámara De la Vega acusa al PP de poner en peligro la negociación G. L. A. MADRID. El Gobierno, molesto con las críticas y los pronósticos agoreros del PP, reclamó ayer lealtad y responsabilidad del líder de la oposición, Mariano Rajoy, al que acusó de volver a poner en peligro los intereses de España. Esperamos que la historia no se repita y se vuelva a poner en peligro la negociación por la falta de sentido de Estado del PP dijo la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, con el recuerdo de cuando José María Aznar llamó pedigüeño a Felipe González mientras éste negociaba los fondos de cohesión. La portavoz del Ejecutivo destacó que tratamos de ganar lo que el PP dio por perdido Y agregó que no es de recibo que quienes cuando gobernaban decían alegrarse porque España pasaría a ser algún día contribuyente neto, ahora se echen las manos a la cabeza. Si era un síntoma de fortaleza cuando gobernaba el PP, debería serlo también cuando gobierna el PSOE De la Vega reiteró que el Gobierno defenderá hasta el final los intereses de España y sólo aceptará un buen acuerdo para nuestro país El análisis de esta negociación ocupó, precisamente, la primera parte de la reunión celebrada ayer por el Consejo de Ministros, que se produjo poco antes de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, viajara a Londres para entrevistarse con Tony Blair. En la la reunión se destacó que las decisiones que tomemos ahora sobre cuánto dinero gastamos y cómo, serán trascendentales para el futuro de la Unión Europea Tony Blair despedía ayer a Zapatero a la puerta de su residencia, en el número 10 de Downing Street les deberían introducirse, según Blair, ya en 2009 o 2010. A la espera de que Londres aporte la próxima semana su nueva propuesta, el premier británico no descartó que pueda asumir un mayor recorte sobre el crecimiento del cheque que recibe su país como devolución por los menores ingresos que le suponen las ayudas de la PAC, que constituye el 40 por ciento del presupuesto europeo y que beneficia especialmente a Francia. La iniciativa lanzada por Blair la pasada semana contemplaba reducir el cheque hasta en un 15 por ciento, esencialmente perdonando a los nuevos países de la UE su contribución a ese pago, pero no a los anteriores miembros. En contrapartida, los nuevos socios tendrían menos ayudas, aunque más rápidas y flexibles. En cualquier caso, Blair advirtió de que el espacio de maniobra es muy reducido y vaticinó una negociación AP muy dura En parecidos términos se pronunció el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, quien no obstante tras acudir a Londres se mostró convencido de que aún es posible conseguir un acuerdo Justificó su moderado optimismo en que ahora sé que habrá nuevas propuestas Todo el mundo tiene que hacer concesiones, pero la presidencia británica tiene una responsabilidad especial señaló.