Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional SÁBADO 10 12 2005 ABC La Guardia Civil investiga si la célula detenida en Málaga financió atentados en Irak y Afganistán Siete capturados más en otro golpe contra el terrorismo islamista en España argelinos, una española y un serbio, enviaban dinero a Argelia, Mauritania y Libia; no tenían intención de cometer atentados en nuestro país J. M. C. J. P. N. V. MÁLAGA MADRID. La Guardia Civil desarrolló ayer en la Costa del Sol una nueva operación contra el terrorismo islamista con la detención de siete personas, seis hombres y una mujer, integrantes de una célula del Grupo Salafista para la Predicación y el Combate argelino, vinculado con la red de Al Qaida en nuestro país. Su misión consistía en recaudar fondos para actividades terroristas. Precisamente, la Benemérita investiga si parte del dinero que obtenían, en la mayoría de los casos mediante robos, ha servido para financiar atentados cometidos en Afganistán e Irak. Las detenciones se llevaron a cabo en las localidades de Marbella, Estepona, Torremolinos, Málaga capital, Benalmádena y Monda. Los arrestados fueron trasladados a Madrid, donde, una vez que sean interrogados por la Guardia Civil, prestarán declaración ante el juez de la Audiencia Nacional Félix Degayón. b Los arrestados, cinco Varios de los islamistas fueron detenidos en este chalé de Estepona perpetraban un robo. Fue aquí cuando se encendió la luz de alarma al sospechar los investigadores que podían encontrarse ante una trama que financiaba el terrorismo de Al Qaida. Las sospechas quedaron confirmadas cuando comprobaron que algunos de los individuos vigilados se desplazaban a diversos países de Europa donde mantenían contactos con elementos vinculados con el radicalismo islamista. Las Policías de estos países ya han sido alertadas por la Guardia Civil. Por lo general, estos individuos sometían a seguimiento a familias de la zona y aprovechaban su ausencia del domicilio para realizar los robos limpios sin violencia. En lugar de cometer golpes espectaculares, preferían de menor cuantía, pero continuos. Sustraían objetos, como teléfonos móviles, ordenadores portátiles o joyas que inmediatamente vendían en el merca- Seguimiento a las víctimas La operación Green se inició en el verano de 2004, cuando los agentes de la Benemérita investigaban una serie de robos en viviendas de la Costa del Sol y comprobaron que el modus operandi no era el propio de delincuentes comunes. Después, las pesquisas llevaron a la localización de un argelino y, tras la correspondiente vigilancia, se comprobó que mantenía reuniones con otros compatriotas cada vez que Agentes de la Guardia Civil conducen a uno de los detenidos en Málaga JOSELE LANZA Los arrestados mantenían reuniones cada vez que perpetraban un robo, lo que alertó a la Policía