Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 10 12 2005 Opinión 7 giosas que expresan su malestar hacia el Gobierno? ¿Dónde está esa imaginación sensata y esa ironía brillante que en Italia exteriorizan Prodi o Cacciari, cuando dibujan desde la izquierda una alternativa centrada que trata de alterar el monopolio técnico y conceptual que exhibe el liberalismo a la hora de gestionar la complejidad del siglo XXI? En vez de imitar la valentía de aquel socialismo español que renunció al marxismo y al cuestionamiento de la democracia liberal y el mercado libre, busca la afinidad electiva de los discursos regresivamente premodernos y míticos que exteriorizan el nacionalismo radical y los populismos antisistema. La izquierda abandona inexplicablemente el filón de cultivar tanto la defensa de un Estado viable como la bandera de liderar espacios de cooperación social dentro de las cada vez más insensibles sociedades posindustriales. De esta manera, la actualización izquierdista de la reflexión de Constant de una libertad de los modernos, positiva y social a la altura del siglo XXI, queda sin cubrir con la intensidad necesaria, pues sus adversarios liberales no pueden abarcar todos los escenarios de significación que contiene el discurso político y jurídico de la Ilustración. LA ESPUMA DE LOS DÍAS ZP LES VIENE BIEN E rio complejo, alimentado por frustraciones generacionales y confusas herencias familiares y emocionales. Un escenario que hace cierta la tesis de La España invertebrada y que, tomada de Esquilo, volcaba Ortega sobre la restauración canovista diciendo que en ella mandaban los muertos sobre los vivos. De hecho, en la revisión del espíritu ilustrado que experimenta la izquierda hay algo de esa impronta espectral. Para comprenderlo basta advertir el rictus radical, ortodoxo y demasiado antiguo que impregna muchas de sus declaraciones políticas. ¿Cómo entender si no esa paulatina sustitución de la crítica ponderada por la denuncia conspirativa frente a la oposición, los medios de comunicación que no son afines e incluso determinadas confesiones reli- Resulta increíble que esta situación se haya tenido que producir ahora, cuando nuestro país parecía haber tomadobuena cuenta de las enseñanzas dejadas tras de sí por las generaciones que vivieron el triste fracaso colectivo de la II República, la atroz Guerra Civil y la dictadura franquista. Esto es lo lamentable: ver cómo parte de la izquierda se instala en una revisión unilateral de esa Modernidad contenida en los valores liberales, igualitarios y pluralistas que representa nuestra normalidad constitucional, dando la razón a Isaiah Berlin cuando nos advierte de que no hay fórmula institucional que evite la tentación que sienten algunos durante una travesía colectiva de querer cambiarel mundo y poblarlo nuevamente de poderes imaginarios. Al hacerlo así, la izquierda despliega una estrategia temeraria que recuerda a aquella otra seguida por el nietzcheano Mann de Las consideraciones de un apolítico y que lo condujo a repudiar estéticamente la ideología democrática del consenso y el compromiso porque nivelaba las diversidades del corazón, aplanaba las vivencias de comunidad bajo las razones de la asociación constitucional y acallaba el estremecimiento del Lied de la mano del dominio de la opinión mayoritaria. Y todo este resurgimiento de los poderes imaginarios de la Kultur se produce a tan sólo veintisiete años del triunfo de los artefactos intelectuales de la Zivilisation PALABRAS CRUZADAS ¿Quién tiene razón, Bono o Moratinos? BONO, POR SUPUESTO EL DESTINO DE MORATINOS RIMERO, la declaración de intereses: a Bono lo conozco desde hace muchos años. Desde que fue mi abogado en causas derivadas del pasado y del franquismo. Me parece un pedazo de ministro y lo malo y lo bueno en él es una ambición política (legítima) que hace que la cartera de Defensa se le quede pequeña. Por eso, extiende su sombra a Interior y Exteriores, y hacia donde haga falta, que bastantes carencias tiene el Gobierno actual. Claro que muchos otros ministros no le quieren, porque además es el más popular en las encuestas; más que el mismísimo ZP. Y el desamor parece espeFERNANDO cialmente evidente con el titular de ExJÁUREGUI teriores, Miguel Ángel Moratinos, instalado en la desdicha: tiene que hacer frente a declaraciones de su jefe Zapatero, que han nublado el horizonte con Estados Unidos; tiene que poner buena cara a Chávez, a Fidel, a Blair, a los filipinos y a los angoleños, todo al tiempo, mientras otros colegas tratan de pescar en el río revuelto de la política exterior. Bien haría Pepebono dejando estar a Moratinos, a quien yo no llamaría nunca desatinos, lo que no le hace justicia. Es un diplomático, no un político; ahí radica el encontronazo con ese peso pesado a toda velocidad que es Bonobús. Lo que falta es el guardia de tráfico, que indique dónde esta el ceda el paso y el orden de prioridades. E L ministro de Defensa tiene sus defectos, el más destacado, su capacidad para estar permanentemente en el centro de la noticia, pero es evidente que se toma muy en serio su negociado y que dedica todas las horas del día y más a defender con uñas y dientes los intereses de España en materia de Defensa e incluso sin atenerse exclusivamente a los límites de la Defensa. Por ejemplo, es de los pocos que se planta ante las barbaridades del Estatuto catalán y que presume de patriotismo sin complejos, lo que le honra cuando algunos de su partido, e incluso de su Gobierno, se empeñan en identificar el patriotismo con el facherío. Hace tiempo que tiene roces con MoratiPILAR nos y no debe extrañar, se veía venir. BoCERNUDA no se envuelve en la bandera de España sin que le duelan prendas y se entrevista con quien cree que debe entrevistarse si de esa manera salen mejor parados España o algún español. Tiende puentes con Rumsfeld mientras Zapatero se las tiene tiesas con Bush y Moratinos no consigue ablandar a Rice, y se moja lo justito en las operaciones disparatadas políticamente- -que no empresarialmente- como la venta de aviones y fragatas a Venezuela; lo justito para que no le acusen de desleal. Pero salta cuando Moratinos, para justificar un viaje injustificable, dice que Bono va a irse para allá y vender armas a Angola. El ministro de Defensa tiene sus defectos, pero es hombre coherente y con las ideas muy claras. P ¿Y usted qué opina? Déjenos su mensaje o su voto en la págiba web www. abc. es el debate N un reciente encuentro futbolístico- -de esos que se denominan derbi- un defensa hizo a un delantero del equipo contrario una de esas entradas asesinas que pueden llevar a la víctima directamente al hospital y retirarlo de la circulación deportiva durante unos cuantos meses. En la polémica desatada sobre la intencionalidad de la falta, el agresor arguyó sin el menor escrúpulo que la mejor prueba de su inocencia era que los primeros interesados en la continuidad sobre el campo del jugador agredido eran ellos, el equipo rival, añadiendo así a la agresión física un insano desprecio por la calidad futbolística del lesionado. En alguMANUEL nos deportes está arraiÁNGEL gada la cruel idea de que MARTÍN si van a por ti, es que eres bueno, pero no es menos peligrosa y humillante la sugerencia complementaria de que sólo se respeta la integridad física de los oponentes bizcochables. En la vida puede ocurrir lo mismo. Aquello de Wilde sobre el cuidado que hay que poner en la elección de los enemigos y la importancia de que sean inteligentes no pasa de ser un dandismo voluntarista, al menos porque los enemigos no suelen elegirse y en general son preferibles los torpes. Tampoco se eligen los compañeros de viaje, cuando el viaje es el que manda y no los principios. Preguntan a Borrell por la catadura de los socios del Gobierno y contesta que no se elige a los aliados. A Zapatero sus socios le meten la pierna de vez en cuando en los partidillos amistosos, pero no parece que vayan a por el hombre ni tampoco a por el balón. Es más bien un asunto de hacerse ver y que les echen cuenta. Puigcercós y los de ERC le queman cartas magnas y le restriegan estatutos a la vez que proclaman que mantienen su apuesta estratégica de dar estabilidad a un gobierno que sólo es capaz de tácticas y tacticismos. Zapatero les viene bien y no quieren lesionarle, sino incluso darle el Balón de Oro al pacificador de lo que quede. Hace un año Arnaldo Otegi le dirigía aquella misiva- -ahora le dirige un libro, Mañana, Euskal Herria -en la que le animaba a que pasara a la historia como el Blair español, y no hay independentista que no dé una de cal y otra de arena al Gobierno, entre el hostigamiento de medio alcance y el reconocimiento al talante del presidente de la nación de naciones. El aislamiento del PP es tanto una concesión de ZP como una exigencia de los nacionalistas, que están encantados con la diferencia de objetivos entre este presidente y el anterior A Zapatero le van a seguir haciendo faltas leves dentro de la estrategia presión- distensión, pero nada de mandarle a la enfermería con la tibia política rota, de ahí esta tregua coyuntural, inestable y perpiñanesca. Pero ZP les viene muy bien. Ahora y a ellos. Mañana y a todos, ya es otra historia.