Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 Sociedad VIERNES 9 12 2005 ABC Euforia entre los padres franceses Francia ha sido el país de la Unión Europea donde la baja por paternidad ha sido recibida con más éxito. Según un estudio de la consultora Sofres, desde que el 21 de abril de 2004 entrase en vigor, un 61 de los padres se ha beneficiado del cese temporal por paternidad de once días consecutivos y un 95 de los futuros padres ya la ha solicitado. El mismo estudio revela que el mayor número de demandas se ha registrado sobre todo en profesiones intermedias y obreras, con un 75 y un 69 Entre las profesiones liberales (ingenieros, farmacéuticos, arquitectos, etc) la cifra se reduce al 60 Tan sólo un 20 de los artesanos, comerciantes y agricultores franceses pide la baja por paternidad. En el país vecino, un 76 de los empleadores dice estar de acuerdo y las bajas por paternidad, mientras el resto simplemente la acepta o se muestra, abiertamente, en desacuerdo. Algunos centros de trabajo en España, como el CSIC, cuentan con guarderías en sus instalaciones ERNESTO AGUDO Las bajas por paternidad varían en la UE de 11 meses en Suecia a 2 días en España Los países nórdicos tienen los permisos más largos y mantienen los sueldos b El Estatuto de los Trabajadores reconoce dos días para los padres españoles, aunque algunos convenios colectivos los aumentan, como el de los funcionarios, a diez días LAURA VILLENA. SERVICIO ESPECIAL BRUSELAS. Las bajas por nacimiento de los hijos han correspondido tradicionalmente a la madre, pero desde comienzos de los 90 muchos estados europeos han peleado para que el cuidado del recién nacido en sus primeros días o meses pueda estar al alcance también de los padres o compartido entre ambos. Sin embargo existen todavía disparidades enormes entre los Veinticinco países de la Unión Europea. Un padre sueco, por ejemplo, puede ausentarse del trabajo entre dos y 11 meses, mientras que uno español o francés no puede sobrepasar los 11 días, y en el caso español sólo si es funcionario de la Administración General del Estado, tras el acuerdo firmado el miércoles. En España, el Estatuto de los Trabajadores regula un permiso de dos días para los padres (cuatro en caso de que el parto se produzca fuera del lugar de residencia) más las mejoras que puedan introducirse en cada convenio colectivo. Los países nórdicos prevén condiciones envidiables para los padres, que no sólo pueden beneficiarse de bajas duraderas sino que mantienen su salario. En Suecia, el padre y la madre gozan de 13 meses de baja por el nacimiento de su hijo, pudiendo convenir el reparto de esos 390 días como lo deseen pero sin que ninguno de ellos sobrepase 11 meses. Durante ese período los padres mantienen el 80 del sueldo. Islandia es otro ejemplo de igual- dad de condiciones para el hombre y la mujer. Tanto el padre como la madre del recién nacido gozan de tres meses de permiso con la diferencia de que la mujer puede solicitarlos antes del alumbramiento. Además, existe la posibilidad de pedir tres meses adicionales, que ambos podrían repartirse, o disfrutar individualmente antes de que el bebé tenga 18 meses. En Dinamarca, las madres tienen derecho a una baja de cuatro semanas antes del parto y catorce después, mientras los padres tienen derecho a dos semanas continuas de baja durante las primeras 14 semanas tras el nacimien- to y, una vez finalizado este período el padre y la madre tienen derecho a compartir 52 semanas de baja a repartir en los primeros nueve años del niño. Bélgica, hasta 10 días y tres pagados En Bélgica, los padres tienen derecho a pedir hasta 10 días de permiso tras el nacimiento del bebé, de los cuales sólo los tres primeros son remunerados, por lo que la mayoría no pide la baja paternal. La maternal es de nueve semanas obligatorias tras el parto, y de seis opcionales antes del mismo que pueden ser acumuladas a las nueve posteriores en caso de no ser demanda- das durante el embarazo. Francia cuenta con un máximo de 11 días consecutivos de permiso para los padres y de 16 semanas para la madre en el caso del primer y el segundo hijos y 28 para el tercero. La baja por paternidad ha sido acogida con los brazos abiertos por los padres franceses, que son los que mayor uso han hecho de este derecho junto a los nórdicos. En Portugal los padres tienen derecho a cinco días de baja tras el alumbramiento, y por acuerdo entre ambos o por incapacidad física o psíquica de la madre, podría beneficiarse de sus bajas. Un rombo rojo, un nuevo símbolo de la Cruz Roja Los Estados firmantes de las Convenciones de Ginebra dieron ayer luz verde a un emblema suplementario a la Cruz Roja y la Media Luna Roja, que permitirá la incorporación de Israel a la red mundial de ayuda. El emblema adicional, con forma de rombo rojo, está exento de connotaciones religiosas, políticas y culturales, y representa un cristal que simboliza la pureza y la transparencia, evoca el agua, fuente de vida dijo ayer Francois Buignon, del Comité Internacional de la Cruz Roja. En la imagen, miembros de la delegación israelí junto al nuevo emblema. AFP