Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 9 12 2005 45 Los permisos de paternidad en Europa varían desde los once meses de Suecia a los dos días de España ¿HA FRACASADO EL CONCILIO VATICANO II? E. MIRET MAGDALENA ste Concilio lo convocó el Papa Juan XXIII para abrir las ventanas de la Iglesia a la cultura actual, y para acercarse a las diversas culturas del mundo en vías de desarrollo. Pero esto quedó en meros buenos deseos, aunque los obispos de todo el orbe, orientales y occidentales, lo intentaron y el Papa Pablo VI los animó a ello con su excelente encíclica sobre el diálogo, dentro y fuera de la Iglesia, llamada Ecclesiam suam Se necesitaba acoger una nueva filosofía que el modernismo de principios del siglo XX planteó: simplificar la burocracia vaticana; descentralizar la estructura tan cerrada de nuestra Iglesia; abrirse a la costumbre oriental de los curas casados, alabada por este Concilio; aprovechar los hallazgos de la ciencia biológica para nuestra moral y tener en cuenta la astrofísica para acoger la evolución universal y una imagen de Dios más científica; inventar nuevas teologías acomodadas a la cultura de cada región mundial; y renovar tantas cosas que habían quedado obsoletas en nuestra enseñanza religiosa. Pero la esperanza que se creó falló por el miedo de la Curia Romana a perder poder, cuando el cristianismo primitivo era un conjunto de diversas comunidades con distinto modo de organizarse. Y así la crisis del catolicismo va en aumento, como confesó hace años el cardenal Ratzinger, hoy Papa, al periodista alemán Seewald en las sinceras y abiertas entrevistas llamadas Dios y el mundo y nadie leyó. ¡Ojalá recuerde Benedicto XVI lo que pensaba y lo realice acomodando la Iglesia a lo que pensaba! E Benedicto XVI se puso anteayer el tricornio que le ofreció un capellán de la Guardia Civil (frente a él, con barba) El capellán de la Academia de Oficiales de la Guardia Civil de Aranjuez no quiere ser protagonista, pero el momento en que el Papa se puso el tricornio que le acercó para que lo bendijera ha quedado inmortalizado en una fotografía que ha dado la vuelta al mundo Ha sido un homenaje a la vocación de servicio de la Guardia Civil TEXTO: D. MARTÍNEZ FOTO: EFE rranz y el arzobispo de Curia Cipriano Calderón le acompañaron en el acto. Muy probablemente, llevará la fecha de ayer la primera encíclica de Benedicto XVI, Deus caritas est Dios es amor que será publicada en torno a la Navidad o la Epifanía. Viaje del Papa a Valencia El arzobispo de Valencia, Agustín García- Gasco, recordó ayer que el Papa Benedicto XVI viajará a Valencia el próximo mes de julio, donde permanecerá al menos dos días el sábado 8 y el domingo 9, para presidir los actos finales del Encuentro Mundial de las Familias. MADRID. No, no, no se equivoque. En esta historia sólo hay dos protagonistas: el Papa y la Guardia Civil Con humildad y tono afable, Ignacio María Doñoro de los Ríos, capellán de la Academia de Oficiales de la Guardia Civil de Aranjuez (Madrid) hace esta puntualización veinticuatro horas después de haber conseguido una imagen que ha dado la vuelta al mundo: la del Papa Benedicto XVI poniéndose en la cabeza, en el corazón de la Plaza de San Pedro, el símbolo por el que la Benemérita es conocida dentro y fuera de nuestras fronteras: el tricornio. Por encima de la trascendencia mediática de la fotografía, Doñoro de los Ríos- -también llamado Páter -destaca que el Papa, al tomar en sus manos el tricornio para luego llevárselo a la cabeza, ha querido rendir un homenaje espontáneo a la Guardia Civil por su vocación de servicio al ciudadano, a la libertad y a la paz. En definitiva, por su labor, entre otras, en la lucha contra el terrorismo, un combate que lleva muchos años realizando de forma ejemplar, en silencio y con el sacrifico de muchos de los suyos. Este reconocimiento es el auténtico, verdadero y extraordinario valor del gesto que han recogido las fotografías que, como dicen, han dado la vuelta al mundo El tricornio pertenece a uno de los dos caballeros alféreces cadetes- -Juan de Dios Toledo y Raúl Torres- -que con el capellán acudieron el pasado miércoles al Vaticano para rezar primero ante la tumba de Juan Pablo II y asistir luego a la audiencia de Benedicto XVI en la Plaza de San Pedro. El objetivo de los tres era única y exclusivamente que Su Santidad bendijera el tricornio, pero la sorpresa fue mayúscula cuando el papamóvil se detuvo cerca de ellos y ante la bandera española que portaban algunos de los asistentes. Para que recibiera la bendición, el Páter aproximó el tricornio a las manos del Santo Padre y él, con una profunda mirada de cariño y con gesto solemne, se lo puso sobre su cabeza, como si se tratara de Benedicto XVI sabe perfectamente cuál es el significado del tricornio y la labor que realiza la Benemérita una corona En ese momento- -continúa el relato del capellán- -todo el mundo calló y segundos después expresamos nuestra emoción y agradecimiento con un intenso aplauso que fue seguido por todas las personas que estaban a nuestro alrededor. No fueron necesarias las palabras. Sus ojos y sonrisa lo dijeron todo Para Ignacio María Doñoro de los Ríos, Benedicto XVI sabía perfectamente que lo que le habíamos entregado no era un gorro cualquiera. Él, que ha estado en varias ocasiones en España y que es hijo de un miembro de la Gendarmería alemana, sabe perfectamente cuál es el significado del tricornio; más aún, sabe perfectamente el trabajo que realiza la Guardia Civil. Un trabajo que no es una profesión- -desearía que esto quedara bien claro- sino una vocación de servicio a los españoles El capellán y los dos alféreces cadetes regresarán a Madrid mañana, sábado, y el destino que tendrá el tricornio bendecido y con el que el Santo Padre cubrió su cabeza es aún una incógnita. De momento, se cree que se quedará en manos de su dueño, aunque cuando lleguen a Aranjuez, Dios dirá