Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 9 12 2005 Internacional 25 EL ISLAMISMO RENACE EN EGIPTO Mubarak topará en el Parlamento con unos Hermanos Musulmanes crecidos Diez muertos en las elecciones más sangrientas de la historia miércoles, las detenciones de candidatos, el cierre de colegios y la compra de votos han multiplicado las denuncias contra el Gobierno LUIS DE VEGA. ENVIADO ESPECIAL EL CAIRO. Egipto se levantó ayer con la resaca de los comicios más sangrientos que se recuerdan en los más de cien años de su historia parlamentaria. Los ocho muertos del miércoles y los dos que se arrastraban de las jornadas anteriores reflejan el creciente ambiente de violencia en el que los egipcios han tenido que acudir a las urnas a lo largo de un mes para elegir a sus representantes en el Parlamento. Este caos y las numerosas irregularidades han hecho que, aunque oficialmente el proceso electoral se ha dado por terminado, aún queden por repartirse doce escaños, en cuyas circunscripciones habrá que votar de nuevo. Por eso el mapa electoral definitivo no ha quedado dibujado del todo pero, según fuentes de la agencia oficial Mena, el Partido Nacional Democrático (PND) del presidente Hosni Mubarak ha obtenido la mayoría absoluta con 326 asientos en la Cámara. La principal fuerza opositora serán los Hermanos Musulmanes con 88, ya que el frente de partidos de la oposición laica ha logrado en total 9 y otros 9 los candidatos independientes. Los 10 restantes, hasta completar los 454 escaños, son asignados directamente por el presidente Mubarak. Un grupo de 14 organizaciones no gubernamentales agrupadas en una plataforma bajo las siglas ICEM (Independent Committee on Election Monitoring) criticó duramente la forma en que se han desarrollado los comicios. Lo ocurrido el miércoles fue la culminación de sus esfuerzos para minar el resultado de las elecciones en referencia al Gobierno, y haciendo eso han acabado con cualquier esperanza de credibilidad de los mismos añaden. Su informe detalla la violencia desplegada para impedir a los ciudadanos- -sobre todo los simpatizantes islamistas- -acudir a votar, las detenciones de candidatos o la compra de votos en la puerta misma de los colegios por miembros del PND y candidatos independientes. El Gobierno minimizó los incidentes a pesar de que la represión desplegada ha sido incluso criticada desde Estados Unidos, principal valedor internacional del Presidente Hosni Mubarak. Washington intenta poner al país del Nilo como ejemplo del aperturismo político y democrático que deben experimentar los países árabes y musulmanes. Para ello, Egipto ocupa el segundo lugar, sólo después de Israel, en la lista de países que más ayuda reciben del Gobierno de George W. b Los disturbios del El Corán es la Constitución, y el Islam la solución L. DE VEGA EL CAIRO. El Corán es la Constitución, y el Islam la solución coreaban en las calles los seguidores de los Hermanos Musulmanes durante las elecciones que les han dado los históricos 88 escaños en el Parlamento. Pero en las entrañas de Egipto, con 75 millones de habitantes, ese ascenso se explica más como un voto de castigo al Gobierno que como un apoyo incondicional a los Hermanos. Para muchos, los islamistas no están mostrando su verdadero rostro en la carrera hacia el poder y si algún día logran la mayoría creen que impondrán por medio de la sharía (ley islámica) lo que consideran un Estado de la represión. El número dos de la formación, Mohamed Habib, asegura en declaraciones a ABC que esas acusaciones son un atentado contra la imagen de los Hermanos Musulmanes porque están intentando destruirnos a nivel local e internacional No se puede forzar a nadie por medio de la religión comenta Mohamed Habib. Sin embargo, la minoría cristiana de Egipto, un diez por ciento de la población aproximadamente, desconfía enormemente de los postulados de la Hermandad. Y saben que lo peor no será que las mujeres estén obligadas a llevar el pañuelo y vestir de manera respetuosa Bush. Según algunos analistas, muy mal se han tenido que organizar las elecciones para que el tirón de orejas haya llegado desde el otro lado del Atlántico. A pesar de todas esas denuncias, un comunicado del Gobierno egipcio califica de transparente y neutral el desarrollo de los comicios y señala a los islamistas como responsables de los altercados por intentar aprovecharse del clima de transparencia sin precedentes vivido en el país Los Hermanos Musulmanes experimentaron un histórico ascenso en las dos primeras rondas de votaciones y multiplicaron por cinco sus parlamentarios, al obtener 76 frente a los 17 con que contaban en la Cámara disuelta. Ante tal revolución del islamismo, el poder oficialista, de la mano de Hosni Mubarak, diseñó un férreo plan de control de los centros de votación para impedir que en la tercera ronda la cifra de 76 se disparara, sobre todo porque las circunscripciones en las que se iba a votar eran claramente favorables a la Hermandad. Esto ha hecho que los islamistas sólo obtengan doce representantes en la última ronda lo que, a pesar de todo, les deja con casi el veinte por ciento de la Cámara. Ilegalizados desde 1954 La historia de los Hermanos Musulmanes, ilegalizados desde 1954, está escrita con sangre por su participación en numerosos atentados terroristas. Sin derecho a formar partido político, están obligados a acudir a las elecciones con candidatos independientes, lo que no les resta un enorme apoyo popular a lo largo y ancho del país. Las constantes denuncias de corrupción contra el partido gobernante han hecho el resto. Todo ello sin olvidar que los conflictos de Palestina y, en los últimos años, Irak han sido el mejor caldo de cultivo para los seguidores de este tipo de formaciones político- religiosas en todo el mundo árabe. Pero el hecho de que la Hermandad haya multiplicado por seis su presencia en el Parlamento con respecto a la legislatura anterior no hará que el panorama político cambie a corto plazo en Egipto. El PND seguirá siendo el absoluto dominador y, con Mubarak al frente, hará y deshará a su antojo, como hasta ahora. Eso sí, con el ojo del gran hermano estadounidense siguiéndole bien de cerca, que para eso se gasta en el país del Nilo miles de millones de dólares cada año. La Hermandad ha multiplicado por seis su presencia en la Cámara legislativa al alcanzar 88 escaños El Partido Nacional Democrático, liderado por el presidente, seguirá siendo el absoluto dominador Manifestantes islamistas lanzan piedras contra la Policía junto a un colegio electoral de Kafr el- Sheij REUTERS