Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 8 12 2005 Deportes 87 La Federación Palestina abre expediente a los jugadores que se alinearon junto a compañeros israelíes en el encuentro que se jugó en Barcelona, por colaborar con el enemigo sionista antes del final de la ocupación e ir en contra de los deseos del pueblo BALONCESTO Ni en el fútbol encuentran la paz TEXTO JUAN CIERCO CORRESPONSAL Navarro se pierde el clásico contra el Madrid por una lesión muscular E. Y. BARCELONA. Juan Carlos Navarro, escolta del Barcelona, estará dos semanas de baja después de confirmarse que sufre una elongación en el recto anterior de la pierna izquierda. Navarro, que se lesionó durante un entrenamiento, se perderá el partido de la Euroliga que el conjunto azulgrana disputa hoy ante el Armani Jeans en Roma y el del próximo domingo ante el Real Madrid. Tampoco jugará frente al Maccabi de Tel Aviv dentro de una semana, ya que su vuelta a las canchas está prevista de aquí a quince días. El escolta internacional ya se había perdido, por diferentes circunstancias, tres encuentros esta temporada. El primero fue ante el Llanera Menorca- -en la que fue la primera derrota del conjunto azulgrana en la ACB (82- 70) Tampoco jugó ante el Caja San Fernando (83- 62 para el Barça) ni contra el Cibona la pasada semana, duelo que se solventó con claro triunfo catalán (97- 53) JERUSALÉN. Nada, absolutamente nada, se mueve en Gaza y Cisjordania si no es al ritmo del sempiterno conflicto con Israel y de la ocupación de los territorios palestinos. Ni el arte, ni la cultura, ni la Universidad ni la música... Tampoco lo hace el deporte. Como ya anticipara ABC el pasado 30 de noviembre, los futbolistas palestinos (doce de Cisjordania, ninguno de Gaza) que integraron la selección mixta con colegas israelíes para enfrentarse al Barcelona en el Camp Nou en el mal llamado Partido de la Paz han comenzado a sufrir las primeras represalias. La Federación Palestina de Fútbol, miembro de la FIFA desde 1998, les ha abierto expediente por colaborar con el enemigo y por no respetar los deseos de nuestro pueblo, que está mayoritariamente en contra de la normalización de cualquier tipo de relación con Israel, también la deportiva, mientras no ponga fin a la brutal ocupación de nuestros territorios Las palabras de Jamal Zaqout, vicesecretario general de la Federación, a la agencia de noticias Reuters no dejaban lugar a dudas. Poco después fueron refrendadas a este periódico por el presidente de la asociación, Ahmed Afifi, en conversación telefónica desde Gaza: No es de recibo que Israel se aproveche de un partido como el de Barcelona para intentar demostrar que las cosas avanzan en la dirección correcta sobre el terreno cuando nuestros jugadores, si sólo hablamos de fútbol y no de ocupación, de represión, de asesinatos selectivos, de demoliciones de casas, no reciben permiso para desplazarse desde aquí a Cisjordania y jugar allí al fútbol No es de recibo que Israel se aproveche del fútbol y no hable de la represión y los asesinatos Los jugadores que participaron en aquel partido serán castigados sentenció Afifi, a quien no le importó que el encuentro apadrinado por el Centro Simón Peres fuera apoyado en la distancia por el presidente de la ANP, Mahmud Abbas. Entre los futbolistas palestinos que serán sancionados se encuentra sólo uno de los componentes de la selección absoluta, Jaldon Fahd, pues el resto viajó esos días a Qatar para participar en un torneo junto a los equipos de Irak y Arabia Saudí. Mijal Eldar, portavoz del Centro Peres, calificó la reacción de la Federación palestina de irresponsable y alucinante, después de que se lograse con ese partido de Barcelona lanzar un mensaje al mundo de paz y cooperación entre israelíes y árabes Mensaje que quizá haya calado en Barcelona u otras ciudades occidentales pero que, sin duda, se ahoga por su propio peso en el Mediterráneo que baña las costas de Gaza.