Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 8 12 2005 Economía 75 El Gobierno luso financiará el 70 de las obras del AVE que unirá Lisboa y Madrid Las aerolíneas TAP, Portugalia e Iberia perderán hasta un 40 de pasajeros el AVE Lisboa- Oporto, tendrá un coste de 7.100 millones de euros y será financiado con un préstamo del Banco Europeo de Inversiones BELÉN RODRIGO. CORRESPONSAL LISBOA. El próximo martes 13 el Ejecutivo luso va a presentar el proyecto de tren de alta velocidad que incluye el AVE entre las dos capitales ibéricas y el AVE Lisboa- Oporto. Según informó ayer el rotativo luso Jornal de Negocios citando una fuente gubernamental, el Gobierno garantiza la construcción de dichas líneas ferroviarias, financiando al menos el 70 de las obras, lo que supone asumir una inversión de 7.100 millones de euros. Para poder llevar a cabo dicha inversión el Estado recurrirá a un préstamo al Banco Europeo de Inversiones, que comenzará a pagar en el 2013, año en el que supuestamente las obras deben estar concluidas. En la ceremonia de presentación del nuevo plan serán también conocidos el resultado de los estudios realizados b El proyecto, que incluye EDP vende sus acciones al grupo Amorim por 720 millones de euros B. R. CORRESPONSAL LISBOA. La eléctrica portuguesa EDP confirmó ayer la venta del 14,27 de su capital en GALP al grupo Amorim por 720,5 millones de euros. El nuevo socio luso confía en que su contribución sirva para formar un grupo accionista portugués, que pueda controlar la petrolífera nacional toda vez que es la italiana ENI quien controla el mayor número de acciones (33,34 Esta modificación en la estructura de Galp será analizada por Iberdrola, con el 5 del capital, que ayer rehusó comentar la operación. Tal y como se esperaba, la Comisión Nacional de Mercado de Valores (CNMV) lusa recibió el comunicado de la eléctrica EDP informando de la operación. La CNMV hizo pública dicha notificación y la eléctrica, a través de su portavoz Antonio Cunha Vaz, explicó que propuestas firmes irreversibles sólo hubo una, la de Américo Amorim. El resto no pasó de meras hipótesis de posibles intenciones. Siendo un precio bueno de acuerdo con dos valoraciones independientes, no podíamos cambiar lo cierto por lo incierto Retraso hasta 2013 Portugal ha ido atrasando la construcción de las líneas del tren de alta velocidad acordadas en la cumbre ibérica celebrada en Figueira da Foz en 2003, que contemplaba cuatro conexiones entre los dos países: Madrid- Lisboa, Oporto- Vigo, Aveiro- Salamanca y Huelva- Faro. De las cuatro líneas sólo la primera está dentro de las prioridades que el Ejecutivo socialista dirigido por José Sócrates pretende llevar a cabo, una vez que se ha comprometido a construir un nuevo aeropuerto en OTA. La financiación del proyecto con dinero público garantiza el avance del mismo, que debe estar finalizado en 2013, mientras que el tramo Madrid- Badajoz podrá funcionar en 2010. Las tres restantes quedan aplazadas sin fecha. por especialistas sobre la inversión en infraestructuras ferroviarias y en este caso muestran que la inversión no es recuperable. Este es uno de los motivos por los que el Gobierno portugués no quiere avanzar con el resto de las líneas de AVE entre España y Portugal. Igualmente se conocerán los cálculos realizados sobre el número de pasajeros que podrán utilizar estos servicios, así como la repercusión que tendrán en los vuelos aéreos entre Madrid- Lisboa y Lisba- Oporto. En el primer caso se calcula que este trayecto se verá reducido en un 30 aproximadamente (433.000 pasajeros) mientras que en lo que se refiere a las dos ciudades portuguesas se espera que el AVE disminuya en un 40 el tráfico aéreo (220.000 pasajeros) Estos datos corresponden a los estudios realizados por la empresa NAER, que gestiona la construcción del nuevo aeropuerto de OTA. Las compañías aéreas, por su parte, se verán afectadas por el nuevo servicio de ferrocarril. TAP, compañía portuguesa estatal, ya ha anunciado que pondrá en marcha una estrategia comercial agresiva para enfrentar la reducción del número de pasajeros. Portugalia e Iberia son otras de las dos compañías que ofrecen trayectos entre las dos capitales ibéricas y que también sufrirán las consecuencias del impacto del AVE.