Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 Cultura JUEVES 8 12 2005 ABC Don Quijote tropieza contra los molinos de viento de internet Dos páginas web con 4.000 imágenes para descargar gratis permanecían inaccesibles ayer A. ASTORGA MADRID. Con internet hemos dado, amigo Sancho le vendría a decir un Alonso Quijano internauta a su fiel escudero Panza si ayer hubiera tecleado Grabado de Gustavo Doré ABC en su ordenador, desde cualquier lugar de la Mancha, estas dos direcciones: www. donquijote 400 madrid. org ó www. qbi 2005.o rg. Se trata del primer portal de Internet, de acceso libre y gratuito, que ofrece los grabados, dibujos o pinturas que del Quijote han sido. Se ha edificado a partir de 62 ediciones cervantinas, desde la primera imagen referencial de 1605 a las estampas del centenario de 1905. El consejero de Cultura de la Comunidad de Madrid, Santiago Fisas, lo presentaba como una obra quijotesca sin duda, pero inactiva ayer. El Gobierno regional madrileño ha inyectado 126.000 euros y la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (SECC) 75.000. Treinta centros y bibliotecas de todo el mundo han arrimado el hombro. Para Fisas, este Banco de imágenes nace con una finalidad ambiciosa: Ofrecer reproducciones en internet del conjunto de las imágenes de los grabados que se han impreso, junto a las aventuras caballerescas de Don Quijote de la Mancha hasta alcanzar un total de diez mil José García- Velasco, presidente de la SECC, enmarcó la iniciativa como el maratón final de este año de fastos quijotescos, aunque dejó claro que no se trata de un fasto A esa recta final, codo con codo, llega bien situada también la Gran Enciclopedia Cervantina, dirigida por Carlos Alvar y editada por Castalia. Ayer se presentó el primer volumen, que comienza con a buen bocado, buen grito y concluye en Aubigné, Théodore Agrippa de Más de un centenar de científicos se han dejado las pestañas durante diez años en una obra financiada con 120.000 euros por la Comunidad de Madrid y con 300.000 por la SECC. En más de 25.000 voces y otros nueve volúmenes se quieren abarcar todos los duelos y quebrantos del manco de Lepanto. Una vasta miscelánea de varia lección Escrutando en la Enciclopedia Angélica Orlando soy, Quijote, que, perdido por Angélica, vi remotos mares, ofreciendo a la Fama en sus altares aquel valor que respetó el olvido (Q. I- 152 Cansóse el cura de ver más libros; y así, a carga cerrada, quiso que todos los demás se quemasen; pero ya tenía abierto uno el barbero, que se llamaba Las lágrimas de Angélica Lloráralas yo- -dijo el cura en oyendo el nombre- -si tal libro hubiera mandado quemar; porque su autor fue uno de los famosos poetas del mundo; no sólo de España, y fue felicísimo en la traducción de algunas fábulas de Ovidio (Q, I- VI, 165