Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 8 12 2005 Cultura 55 El testamento de Alberti, hoy A la muerte del genial poeta se organizó lo que se llamó la guerra de los Alberti Del testamento de Rafael se dijo que era el décimo en cinco años. Los derechos de autor eran para su esposa María Asunción Mateo y sus hijos Marta y David Borcha, habidos de un anterior matrimonio. Esto, naturalmente, no fue bien acogido por Aitana, que cuando menos tiene derecho a la legítima, un tercio de la herencia que siempre se destina a un heredero forzoso, como es un hijo. El caso es que en el testamento figuraba un contador partidor que resultó ser una prima lejana. Dado que hay diez años para realizar la tarea, según un abogado consultado por ABC, el testamento está ahora como si el poeta hubiese muerto ayer. De ahí, que según el profesional, los textos de Aitana y Gonzalo no pueden, hoy por hoy, ser reproducidos, ya que carecen de los derechos necesarios. Gonzalo ha escrito un libro sobre su madre, la autora de Memoria de la melancolía que ha sido del agrado e interés de un editor, que, sin embargo, no puede publicarlo. Para ello necesita el visto bueno de El alba del alhelí una sociedad creada por Mateo y sus hijos Marta y David, que registra el nombre del poeta como marca comercial y gestiona sus derechos. Aitana Alberti, en una fotografía reciente RAFAEL CARMONA Aitana Alberti vende cartas, libros y manuscritos de su padre al Centro Generación del 27 de Málaga El acuerdo, amparado por la Junta de Andalucía, se firmará el lunes 12 b Los documentos de Rafael Alber- ti y su esposa, María Teresa León, que pertenecían a sus hijos estarán a partir de ahora a disposición de los investigadores TRINIDAD DE LEÓN- SOTELO MADRID. Apenas había bajado del avión que la trajo ayer desde La Habana, donde reside Aitana Alberti conversó con ABC, acerca del importante asunto que le ha hecho viajar a España. Este no es otro que la venta de documentos personales que conserva de sus padres, acción en la que también interviene su hermanastro Gonzalo de Sebastian, hijo de María Teresa y su primer marido, residente en Buenos Aires. De aquel matrimonio fracasado, nació, también, Enrique, ya fallecido. En la compra interviene, también, la Junta de Andalucía, aunque los investigadores podrán acudir sólo al Centro Generación del 27, en Málaga, para estudiar los textos que llegan del otro lado del océano de mano de herederos directos. Gonzalo, dada su avanzada edad, ha delegado en su hija Isabel, que llega hoy a España. La idea de esta venta, cuenta Aitana, se fraguó en la mente de Gonzalo, qué le propuso efectuar la venta- a mí no se me había ocurrido, la verdad pero le pareció que era una magnífica idea: Todo lo que traemos es papelería y ya sabemos de la corta vida del papel. Gonzalo tenía miedo de que se acabaran estropeando más y, lo que es peor, perdiéndose. Conversamos en Buenos Aires- -de esto hará al menos un año- -y llegamos a la conclusión de que, efectivamente, se trataba de lo más indicado Ya están en España los documentos, entre los que pueden destacarse cartas manuscritas de Rafael a María Teresa y de ella a él, primeras ediciones de sus libros, conferencias mecanografiadas con correcciones a mano, cuadernos, entre los que cobra mayor importancia el conocido como Invitación a un viaje sonoro que Alberti presentó en la capital argentina y podía conside- Entre los papeles de Alberti destacan cartas de Rafael a María Teresa y de ella a él, primeras ediciones de sus libros, conferencias con correcciones... También hay cuadernos como el conocido Invitación a un viaje sonoro recital poético y musical que el poeta ofreció en Argentina rarse como un recital poético musical. Rafael leía los poemas, Paco Aguilar, también exiliado de la Guerra Civil- -murió prematuramente- se encargaba del laúd, mientras que al piano tocaba un argentino. Se trataba, pues, de un recital poético, que luego se recogería, con variantes, en Pleamar Se estrenó allá por 1943 y Paco murió tres años más tarde. El autor de Marinero en tierra poemario con el que ganó el Nacional de Literatura, era un manitas, amén de un estupendo pintor. Nada extraño, pues, que convirtiera Invitación a un viaje sonoro en un cuaderno de cartulinas que doblaba por el centro y en cuyo interior pegaba las páginas con los poemas. Figuran, además, dos ilustraciones a lápiz. Aitana lo acercó al público, ya fallecido su padre (octubre 1999) precisamente en el Centro Generación del 27, que ahora acogerá textos del autor de Sobre los ángeles La decisión de Aitana al elegir esa institución como la mejor para recibir cuanto llega no es sólo porque lleve el nombre de la generación a la que tanta vida dieron su padres, sino porque ella misma tiene una buenísima relación con el centro y ha acudido en diversas ocasiones. berti firmó sus primeros poemas- en la etapa en que dirigió la institución de la que ahora lleva el timón Julio Neira. Él, Aitana Alberti, Isabel de Sebastián amén de otras autoridades, se sentarán a una mesa para firmar el próximo lunes, día 12, un acuerdo que enriquece a la ciudad andaluza. Contará, también, con documentos legales de Alberti durante la Guerra Civil, como un salvaconducto para el soldado del aire que era, también, el poeta. Hay cartas enviadas a Aitana por Alejo Carpentier, Nicolás Guillén, Zenobia Camprubí- muy lindas sus palabras asegura la destinataria. Por cierto que Invitación a un viaje sonoro fue dedicado por el autor de A la pintura a su hija cuando corrían los años sesenta y la familia ya se había trasladado a Roma. Rumores de Amor en vilo ¿Será criticada esta venta? Ese tema no me interesa lo más mínimo. Lo importante es que no desaparece parte de la cultura en lengua española, sino que, al contrario, se integra en ella responde la hija de Rafael Alberti y María Teresa León. Ser hija de un genio y de una gran escritora obliga a ciertas responsabilidades. Por otra parte, corre el rumor, ajeno, por supuesto, a cualquier confirmación, de que Beatriz Amposta, amor romano de Rafael, anda en trance de vender algunos poemas del libro que el poeta escribió para ella, Amor en vilo Málaga y los autores del 27 Ella recuerda con afecto a Lorenzo Saval, -director en Málaga de la revista Litoral fundada por Manuel Altolaguirre y Emilio Prados y donde Al-