Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 JUEVES 8 12 2005 ABC Cultura y espectáculos El discurso de Pinter, grabado en vídeo, fue seguido ayer en la Casa de la Bolsa a través de tres grandes pantallas EPA Pinter insta a que Bush y Blair sean juzgados en La Haya por crímenes de guerra en Irak El dramaturgo británico graba en vídeo un encendido discurso político para recibir el Premio Nobel a EE. UU. de haber cometido crímenes sistemáticos, despiadados e infames contra cientos de miles de personas en todo el mundo CARMEN VILLAR MIR CORRESPONSAL ESTOCOLMO. Hace unos días la Academia Sueca anunció que el premio Nobel de Literatura, Harold Pinter, enfermo de cáncer, no viajaría a Estocolmo por permanecer ingresado en un hospital de Londres. Así, el discurso de aceptación del Nobel, titulado Arte, verdad y política volvió a proyectarse en vídeo por segundo año consecutivo. Ya hizo lo propio Elfriede Jelinek, que padecía fobia social. Una enorme pantalla de televisión en el centro y dos laterales dominaban el Salón de Actos de la Casa de la Bolsa. Momentos antes de las 17.30 horas, los asistentes, en medio de un solemne ambiente académico, hizo su entrada en el recinto, en representación de Harold Pinter, Stephen Page, presidente de Faber Faber (editora del Nobel) acompañado por el secretario permanente de la real institución, Horace Engdahl. La lectura Nobel de este año se recordará como una encendida declaración política contra la política exterior de Estados Unidos y Gran Bretaña. Personaje difícil y siempre polémico, Pinter b El escritor acusó vituperó a los Estados Unidos, calificando a este país de brutal e indiferente. Lo retrató con la más negra de sus caras y a Gran Bretaña, su propia patria, con la más fea de sus muecas. Con voz reposada, en un inglés muy oxfordiano se refirió a la política exterior de los americanos de una brutalidad sistemática a la invasión de un Estado soberano la tragedia de Nicaragua y al tapiz de mentiras que nos rodea Recordó las dictaduras de derechas que Estados Unidos ha sostenido: Indonesia, Grecia, Uruguay, Brasil, Paraguay, Haití, Turquía, Filipinas, Guatemala, El Salvador y Chile Manipulación e hipnosis Pinter denunció los constantes crímenes cometidos por los Estados Unidos en todo el mundo, sistemáticos, despiadados e infames, que han dejado cientos de miles de muertos y se preguntó si podían achacarse esas muertes a la política exterior de aquella nación: La respuesta es sí, pero poca gente piensa que es la culpable. Estados Unidos es una nación brutal y su presidente, un maestro en la seducción, que hace uso del lenguaje para mantener a su pueblo contento. El pueblo americano es como una almohada en la que los ciudadanos reposan confiados, algo que no atañe a los 40 millones de americanos que viven bajos mínimos y a los dos millones encarcelados en todo su territorio En su opinión hay una gran manipulación, un acto de hipnosis, a través del cual Washington se hace pasar por defensor de las bondades universales Pinter también se refirió a la base norteamericana de Guantánamo, en Cuba, donde cientos de individuos soportan torturas despiadadas sin juicios o representantes legales. Este ultraje criminal es cometido por un país que se declara líder del mundo libre Tras calificar la invasión de Irak como un descarado acto de bandidos reclamó un juicio contra el presidente estadounidense, George Bush, y el primer ministro británico, Tony Blair, ante el Tribunal Internacional de La Haya por los crímenes de guerra que han cometido durante la invasión a Irak ¿Cuántas personas- -preguntó- -hay que matar antes de ser calificados como criminales de guerra? Hemos traído torturas, bombas masivas, uranio, asesinatos aleatorios, degradación y muerte a los ciudadanos iraquíes y lo hemos llamado libertad y democracia para Oriente Próximo El dramatur- go cree que a Estados Unidos le importa un bledo Naciones Unidas y siente un desprecio absoluto por el derecho internacional Pinter recitó un poema de Neruda, Explico algunas cosas sobre la Guerra Civil española. En la poesía contemporánea no he leído otra descripción tan poderosa y visceral del bombardeo de civiles subrayó. Amenazas de boicot Las reacciones a los ataques verbales del Nobel a EE. UU. fueron comentadas inmediatamente después del discurso por todos los medios de información suecos. Aunque de momento no ha sido confirmada la noticia, se asegura que el embajador de Estados Unidos en Suecia y algunos premios Nobel piensan boicotear la cena de gala del sábado en señal de rechazo a Pinter. La Televisión nacional sueca (SVT- 1) emitió la víspera del discurso una entrevista realizada en Londres, en la que el escritor inglés habló una vez más de política que de su obra. A ese espacio siguió un encendido debate, en el que se dijeron cosas como ya es hora de exigir responsabilidades a la Academia a la que se tachó de politizar el premio y de dar gato por liebre Ayer se pusieron a la venta los primeros volúmenes traducidos de Harold Pinter al sueco. El día de la concesión del Nobel no había en toda Suecia un solo libro suyo traducido a la lengua de Strindberg. Para Harold Pinter, a EE. UU. le importa un bledo Naciones Unidas y siente un desprecio absoluto por el derecho internacional