Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Internacional JUEVES 8 12 2005 ABC LO QUE ESTÁ EN JUEGO n el día y la hora en que se cumplían 64 años del ataque japonés sobre Pearl Harbor, el presidente Bush hizo ayer el segundo de una serie de tres balances del difícil progreso que todos los occidentales- -y con nosotros los que creen en un mundo más libre- -estamos haciendo en Irak. Esta vez George Bush tenía fáciles argumentos para desmontar las críticas de algunos sectores del Partido Demócrata. Se los había dado el senador Joe Lieberman, que en 2000 acompañó como candidato a laVicepresidencia al también demócrata Al Gore. Lieberman, que ha visitado Irak cuatro veces en diecisiete meses, ha declarado que RAMÓN el progreso es visible y PÉREZ- MAURA práctico. Hay muchos más coches en las calles, más antenas parabólicas en los tejados, y millones de teléfonos móviles más que antes. Lieberman habla de sondeos que apuntan a dos tercios de los iraquíes que se consideran en mejor situación que antes de la intervención occidental. Pero de esos no hablamos habitualmente en los medios de comunicación. Como tampoco reflejamos las 30.000 pequeñas y medianas empresas que se han registrado desde el fin de la guerra o las tres cuartas partes del empresariado iraquí que prevén un crecimiento de la economía en los próximos dos años. En su discurso de ayer, George Bush nos recordó algo que nos toca muy de cerca a los españoles, algo que nos acaba de presentar Gustavo de Arístegui en su contundente libro La Yihad en España Los terroristas quieren usar Irak como la base desde la que lanzar ataques contra América, derrocar gobiernos moderados en Oriente Medio y establecer un imperio islámico totalitario desde Indonesia hasta España No se puede creer que basta con dejar que los iraquíes resuelvan su problema por sí solos. Aquí la cuestión es de una trascendencia mucho más directa, tanto para los españoles como para el resto de los occidentales. Estamos discutiendo la restauración de un califato sobre todos los territorios que en algún momento formaron parte de Dar- al- Islam- -lo que a ojos de estos iluminados alcanza hasta la misma basílica del apostol en Santiago de Compostela. Bush tenía razones para sentirse confortado ayer por el respaldo de su otrora rival Joe Lieberman cuando citaba a éste preguntándose ¿Tiene América una estrategia para la victoria e Irak? Sí, la tenemos. Y es importante hacer saber al pueblo norteamericano que el plan no se ha mantenido inmóvil sino que ha evolucionado a lo largo de los años. Bush tuvo que reconocer, con toda razón, que el senador denunció errores cometidos por su país en la intervención, pero Lieberman le dio un argumento de enorme potencial: Qué error tan colosal sería para el liderazgo político bipartidista el escoger este momento de la Historia para perder su fuerza de voluntad y apartar la derrota de las fauces de la victoria que llega E La secretaria de Estado, Condoleezza Rice, se dirigió ayer a los universitarios de Kiev durante su visita a Ucrania AFP EE. UU. asume la prohibición de torturar dentro y fuera de su territorio Condoleezza Rice ni se disculpa ni ofrece detalladas explicaciones atajos buscados en terceros países, Rice reafirma las obligaciones extraterritoriales de la Convención contra la Tortura de la ONU PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Condoleezza Rice- -en su esfuerzo por guiar a los europeos a través de esa zona gris, secreta y polémica ocupada desde el 11- S por la CIA- -aclaró ayer que todo el personal del Gobierno de Estados Unidos sin excepciones tiene prohibido practicar interrogatorios crueles e inhumanos a prisioneros. Con esta relevante matización, realizada en la parada de Kiev de su gira europea que terminará hoy en Bruselas, la secretaria de Estado se distanció de los pantanosos atajos buscados por la Casa Blanca al argumentar que este compromiso contra la tortura no era aplicable fuera del territorio de Estados Unidos. Según Rice, la política de la Administración Bush bajo los términos asumidos de la Convención contra la Tortura de la ONU, que prohíbe el tratamiento cruel, inhumano o degradante de detenidos, se extiende a todo el personal de Estados Unidos, tanto si están dentro del territorio nacional como fuera Pronunciamiento que contrasta con las tácticas de interrogatorio denunciadas en lugares como Afganistán, Irak o Guantánamo y que estarían en flagrante conflicto con los preceptos de Naciones Unidas. Pese a la ratificación de la Convención contra la Tortura en 1994, b Pese a los la Casa Blanca ha venido requiriendo desde el 11- S un cierto margen de maniobra en la lucha contra el terrorismo, sobre todo a la hora de extraer información de apresados cabecillas de Al Qaida. Una posición cuestionada por el propio Senado de Estados Unidos, que por una amplia mayoría ha introducido una enmienda a los próximos presupuestos del Pentágono reiterando la prohibición de tratamiento cruel, inhumano o degradante a prisioneros de guerra. Las excepciones de Cheney Este requisito legislativo, que ha sido impulsado por el senador republicano John McCain, ex aviador naval y prisionero torturado durante la guerra de Vietnam, es cuestionado por el vicepresidente Cheney, con una discreta pero intensa campaña de presiones para permitir excepciones a los servicios de Inteligencia de Estados Unidos. Sin embargo, y pese a las amenazas iniciales de veto presidencial, en los últimos días la Casa Blanca ha declarado su intención de llegar a un compromiso negociado. Aunque la secretaria de Estado habría reconocido en privado que Estados Unidos retuvo por error durante cinco meses en Afganistán al ciudadano alemán Jaled al- Masri secuestrado durante la nochevieja En su gira europea, la secretaria de Estado ha sido cuestionada por los sospechados manejos de la CIA de 2003 en Macedonia, Condoleezza Rice ha evitado en todo momento disculparse u ofrecer detalladas explicaciones en público, argumentando que algunas de estas criticadas prácticas de los servicios de inteligencia estadounidenses han servido también para salvar vidas en el Viejo Continente. Aún así, Jaled al- Masri ha recurrido a la Justicia de Estados Unidos para querellarse, entre otros, contra el ex director de la CIA George Tenet. Durante toda su gira europea, Condoleezza Rice ha sido repetidamente cuestionada por los sospechados manejos de la CIA en el Viejo Continente, que además de vuelos fantasmas incluiría una red secreta de prisiones extrajudiciales en países ahora democráticos del desaparecido bloque soviético. Información divulgada por el Washington Post el pasado 2 de noviembre y que ha llevado a que la CIA solicitase la ayuda del Departamento de Justicia para determinar el origen de esta filtración. El responsable diplomático de Gran Bretaña, Jack Straw, remitió la semana pasada una carta a Rice en la que solicitaba aclaración sobre informaciones periodísticas como las del Post que sugerían violaciones del derecho internacional Solicitud formulada, según Straw, para atender a las inquietudes del público y parlamentos de la Unión Europea. Por su parte, el comisionario europeo de Justicia, Franco Frattini, ha advertido que cualquier miembro que haya operado prisiones secretas de la CIA podría ver suspendidos sus derechos dentro de la Unión Europeo.