Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional LA SUCESIÓN DE FRAGA JUEVES 8 12 2005 ABC Cuiña cuestiona la actuación sin precedentes del aparato en el proceso Tras quedarse fuera de la carrera, dice que seguirá de militante de base aún en liza, Alberto Núñez Feijóo y Xosé Manuel Barreiro, aplazaron hasta el lunes la decisión de concurrir en una lista única A. AYCART SANTIAGO. El ex secretario general del PP, Xosé Cuiña, reconoció ayer su derrota y anunció oficialmente que abandonaba la carrera para suceder a Manuel Fraga. Cuiña, que deseó suerte y acierto a quien acabe por dirigir a su partido en la Comunidad Autónoma gallega, declinó sumarse abiertamente a las críticas de Barreiro y López Veiga por el respaldo de la dirección del partido a Núñez Feijóo, aunque si insinuó su sorpresa por el modo de operar de la maquinaria del partido. Cuiña, que evitó cuidadosamente aludir a los dirigentes del PP que se decantaron durante el proceso por Núñez Feijóo, sí precisó sin embargo que se limitó a pedir neutralidad y sugirió a un alcalde, en presencia de otros ocho regidores, que le parecía excesib Los dos candidatos vo lo que estaba ocurriendo con el aparato gallego del partido que protagonizó una actuación que no tiene precedentes en la historia del Partido Popular cuando él partió de cero, desde la calle Segundo abandono El anunciado abandono de Cuiña, que se suma al oficializado en los días pasados por otro de los aspirantes Enrique López Veiga, deja en liza a Alberto Núñez Feijóo que, a los apoyos conseguidos en las elecciones de compromisarios en Pontevedra y La Coruña, suma ahora el anunciado respaldo de los de Orense acaudillados por José Luis Baltar, y a un Xosé Manuel Barreiro sustentado por su victoria en la provincia de Lugo. Feijóo y Barreiro mantuvieron ayer una larga reunión para preparar la presentación de una lista conjunta, que podría cerrarse el próximo lunes, según fuentes próximas a los dos dirigentes. La candidatura única, encabezada por Feijóo, permitiría consolidar un nuevo consenso interno, que se pretende que elimine las tradicionales dispu- tas entre rurales y urbanitas Cuiña descartó integrarse en esa lista, al asegurar que no habrá una actitud mía que pudiera ser incómoda en el proceso y aclaró que piensa seguir en el partido como militante de base y parlamentario. No obstante, el que fuera considerado durante muchos años como delfín de Manuel Fraga reiteró que lo que quiere el pueblo gallego es un PP galleguizado hasta el límite de sus posibildades dentro del respeto al marco nacional en el que se mueve y advirtió que en los próximos tres años- -en referencia a las próximas elecciones municipales y autonómicas- será el pueblo el que determine si tenía razón, al menos parcialmente en su modelo de galleguizar el partido. En este sentido, el ex consejero de Política Territorial de la Xunta gallega- -cargo que abandonó tras la crisis del Prestige -precisó que la línea galleguista y la profundización en el carácter democrático del partido es la única opción para que el PP recupere el poder en Galicia porque éste es el final de un ciclo y se abre una nueva etapa Xosé Cuiña, momentos después de anunciar ayer su abandono EFE