Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional JUEVES 8 12 2005 ABC A la izquierda, reproducción de la carta enviada por Parot a los dirigentes de ETA. A la derecha, ampliado, el croquis que hace de la prisión para facilitar su huida ABC Parot propuso a la dirección de ETA un plan de fuga para sacarle de la cárcel Sugería en 2001 que lo rescatasen con un helicóptero secuestrado los jefes de la banda, el autor de la matanza de Zaragoza dibujó un croquis de la prisión cordobesa, de la que pedía ser liberado por el patio F. DEL VALLE CÓRDOBA. Con un helicóptero y a la hora de su paseo por el patio. Henri Parot, miembro del comando itinerante de ETA y uno de los miembros más sanguinarios de la banda, tenía perfectamente pensado un plan de fuga de la prisión de Córdoba, en la que cumple condena. Así al menos se lo hizo saber a la dirección de ETA en una carta hallada en la casa de los dirigentes Juan Antonio Olarra y Ainhoa Múgica, detenidos en Francia en septiembre de 2002, y cuyo contenido ha conocido recientemente la Audiencia Nacional. En la misiva, fechada en la cárcel cordobesa en junio de 2001 y a la que ha tenido acceso ABC, el preso etarra proponía un detallado plan para su ihesaldia (huida) ante el especial interés que, decía, habían mostrado los dirigentes de la banda por sacarlo de la prisión en comunicaciones anteriores. Así, añadía un cuidado croquis del penal de Alcolea visto desde el aire, pues se trataría de una fuga aérea Parot se cuestiona, no obstante, si existe el propósito de llevar a cabo tan arriesgada acción. La cuestión es saber si tenéis voluntad. Si se quiere, se hace, si no, no llega a decir. Me gustaría poder leer: -añade- Sí, Unai, (es el alias que usa el terrorista) te vamos a sacar Afirma que cuando estaba en libertad propuso sacar a gente b En una carta enviada a La Policía busca pistas de los etarras en los vídeos de Tráfico ABC MADRID. Las Fuerzas de Seguridad están examinando las filmaciones de las cámaras de vigilancia que la Dirección General de Tráfico tiene instaladas en las carreteras en las que ayer ETA colocó cinco bombas. Los investigadores buscan si han recogido imágenes de los terroristas y de los vehículos- -sospechan que dos- -que utilizaron. Fuentes de la lucha antiterrorista creen que la banda no tiene infraestructura en Madrid y que los etarras, tras cometer las acciones criminales, volvieron al País Vasco. Mientras, la Guardia Civil y la Policía dieron ayer por finalizada la búsqueda de los supuestos lanzagranadas que obligaron a cerrar el aeropuerto de Santander. El resultado de la operación fue nulo y los Tedax consideraron que no tiene sentido buscar más Los expertos antiterroristas creen que ETA tiene operativos tres comandos compuestos por liberados y legales con base en el País Vasco, aunque sospechan que dispone de otros grupos durmientes o en fase de reorganización. Uno de ellos tendría carácter itinerante, aunque oculto en Vizcaya, y sería autor, entre otros, de los atentados cometidos el Día de la Constitución, así como de los coches bomba que explosionaron junto al Estadio de la Peineta y en el distrito de San Blas. Por su parte, el complejo Vizcaya estaría integrado por dos o más taldes Uno de ellos sería autor del posible ataque frustrado con granadas contra el aeropuerto de Santander. La Guardia Civil no dispararía Ihesaide (huida) Me decís que tenéis especial interés y que os mande una propuesta lo más detallada posible La cuestión no es esa, la cuestión es saber si tenéis VOLUNTAD. Si se QUIERE se hace, si no NO. Y me gustaría poder leer: Sí Unai, te vamos a sacar Se trataría de secuestrar un helicóptero con piloto sin que pudieran darse cuenta enseguida Llevar una ikurriña en la mano propone el terrorista para poder ser reconocido desde el aire. También da cuenta de las patrullas de la Guardia Civil que vigilan el recinto penitenciario y sobre ellas llega a decir: No dispararían Pero me lo prohibieron se excusa. En su propuesta, el etarra sugiere secuestrar un helicóptero con piloto para que le recogiera en el patio de la prisión. Eso sí, el desarrollo de la acción debería ser muy rápido, pues según dice en su escrito, los mandos de la cárcel tienen un protocolo de seguridad que incluye encerrar a este tipo de presos si se producen situaciones de similar calibre. Parot detalla cómo es la cárcel de Alcolea. Para ello, se ayuda de un plano aéreo, que incluye, para que no haya desorientaciones, los cuatro puntos cardinales y en el que puede distinguirse desde la torre de vigilancia hasta los diferentes módulos que la componen, pasando por la cocina, la caldera y las secciones de comunicaciones y de ingresos de que dispone el centro. Apun- ta también la existencia de puestos como de luz que disponen de focos y de cámaras y señala que desde un helicóptero se tienen que ver perfectamente los cuatro patios pequeñitos de aislamiento. Es precisamente en uno de ellos, el marcado con el número 13, en donde debería llevarse a cabo la operación de huida. Parot relata a la cúpula etarra que es allí donde sale a pasear desde las 9 de la mañana hasta la una de la tarde más o menos Siempre, claro, que su comportamiento sea el correcto, pues añade que también podría encontrarse en los patios marcados con el tres o el cuatro, en donde podría estar en caso de haber sido sancionado. Llega a proponer un método para poder ser reconocido desde el aire: podría llevar una ikurriña en la mano, si hace falta Parot señala cuál es la disposición de las patrullas de la Guardia Civil: cuatro coches con dos agentes. En lo que podría parecer una confianza desmedida hacia su plan de huida, afirma que no dispararían si se viesen sorprendidos desde el aire por un helicóptero presto a sacar de allí a un recluso. Eso sí, como la familia es lo primero, pide que, de llevarse a cabo la acción, se avisara antes por teléfono a sus parientes en Bayona. A raíz de esta misiva, Parot fue llamado a declarar a la Audiencia Nacional hace pocos días. En su declaración ante Grande- Marlaska, señaló que la letra se parecía a la suya, pero se negó a someterse a una prueba caligráfica. Su contenido ha servido para que el magistrado le impute un nuevo delito de integración en ETA.