Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 MIÉRCOLES 7 12 2005 ABC Deportes Rivaldo empaña el estreno de López Caro en el último suspiro Un Real Madrid con extremos no supo rematar y acabó escaldado JULIÁN ÁVILA. ENVIADO ESPECIAL ATENAS (GRECIA) López Caro no pudo preparar su estreno en la máxima categoría europea como hubiese deseado. La urgencia en la destitución de Luxemburgo le obligó a trabajar sin red, con las horas justas, con la convocatoria que diseñó el brasileño y sin apenas conocimiento del Olympiacos. Con tanto contratiempo no pudo salir ileso de un infierno algo más benigno como es hoy este estadio heleno. El Madrid perdió un choque intrascendente que no ayuda a una institución atrapada en una crisis. El nuevo técnico no contó ni con los preceptivos vídeos del rival, que estaban en poder del también destituido Marcos Teixeira, y se tuvo que conformar con un informe hecho a mano que le facilitó la secretaría técnica del club. No se complicó mucho la vida con la alineación y montó un once con ocho de los nueve jugadores que viajaron del primer equipo- -sólo se quedó en el banquillo Mejía- -y tres canteranos. Se hizo notar en la dirección, donde no paró de gritar y de corregir posiciones en todo el encuentro. Sí hizo borrón y cuenta nueva con el esquema que se venía utilizando durante la etapa de Luxemburgo. Cambió el dibujo en el centro del campo, con dos medios centro (Gravesen y De la Red) y colocó a dos jugadores pegados a las bandas (Robinho y Balboa) El Real Madrid volvió a jugar con extremos, abrió el campo y quedó aparcado el cuadrado mágico que se convertía en un embudo a la hora de atacar. Se vio a un Robinho muy activo en toda la primera parte, a ese jugador que ha grabado vídeos llamativos y que OLYMPIACOS REAL MADRID 2 1 Olympiacos (4- 2- 3- 1) Nikopolidis; Mavrogenidis, Schurrer, Kapsis (Kostoulas, m. 65) Bulut; Stoltidis, Toure; Kafes (Babangida, m. 80) Rivaldo, Djordjevic; y Dani (Okkas, m. 57) Real Madrid (4- 2- 3- 1) Diego López; Diogo, Pavón, Sergio Ramos, Raúl Bravo; Gravesen, De la Red (Javi García, m. 80) Balboa (Adrián Martín, m. 57) Baptista, Robinho (Jurado, m. 80) y Soldado. Árbitro Milton Nielsen (Din, Amarilla a Toure, Baptista y De la Red. Goles 0- 1, m. 6: Sergio Ramos. 1- 1, m. 49: Bulut. 2- 1, m. 87: Rivaldo. convenció a los técnicos del Madrid. Siempre encontró espacios y llegó en más de una ocasión hasta la línea de fondo para poner el centro, que no encontró rematador. Le faltó completar alguna diagonal, aunque dispuso de una clara ocasión de gol, que salvó Schurrer en la línea. Baptista, al larguero Baptista regresó a la media punta, ubicación en la que sacó muchísimo rendimiento a su juego con el Sevilla. Su primera parte fue de notable y se vació echando una mano a los centrocampis- tas para dar salida al balón. Rozó el gol cuando estrelló un balón en el larguero. Soldado fue la única referencia ofensiva para sus compañeros. Con esta disposición táctica, el Madrid montó un entramado defensivo muy compacto, con continuas ayudas, para parar el caudal ofensivo que generaban Rivaldo, desde el centro, y Djordjevic o Kafes desde los costados. Le costó encontrar la brújula en la primera media hora y corrió más de lo previsto detrás del balón con un rival que juega a paso de Semana Santa. Cuesta ver a Rivaldo sufriendo como un perro y echando el aire en cada acción que supera los cinco segundos, aunque luego sacase calidad para resolver el partido. El orden y la entrega fueron los argumentos sólidos para adelantarse en el marcador, en una jugada a balón parado que remató de manera impecable Sergio Ramos, y afrontar el partido a la contra. El Madrid debió cerrar el partido en la primera parte, en la que desperdició varias ocasiones. En la segunda mitad despertó el Olympiacos con un golazo de Bulut, que enganchó un disparo furibundo desde la frontal al que no pudo responder Diego López. El tanto aceleró el partido y lo convirtió en un combate con la guardia baja, que remató Rivaldo después de una jugada de potencia de Toure, el mejor del partido. MUCHA TELA PARA EL BUITRE ENRIQUE ORTEGO ASÍ JUGÓ EL MADRID Diego López: bien. Diogo: mal. Pavón: regular. Sergio Ramos: bien. Raúl Bravo: regular. Gravesen: regular. De la Red: bien. Balboa: regular. Baptista: bien. Robinho: bien. Adrián Martín: bien. Jurado y Javi García: sin calificar, El técnico: López Caro. Bien. Montó un equipo con lo que le dejaron. Puso dos extremos y dio algo de vistosidad al juego. Los dos últimos cambios debió hacerlos antes porque algunos jugadores estaban fundidos. Lo mejor: La primera parte, con orden, presión y mucha presencia en ataque. Las arrancadas de Robinho desde la banda y el trabajo de Baptista en la media punta. Y el gol de casta de Sergio Ramos. Lo peor: El desplome físico en la segunda parte y la falta de carácter cuando empató el Olympiacos. La escasa aportación de los laterales. D espidos, dimisiones, fichajes en cartera- -tres jugadores llegarán en el mercado de invierno, uno por línea- negociaciones a corto y largo plazo tanto para el banquillo como para los despachos, rumores, muchos rumores y... también fútbol. En medio de un caos como en el que está inmerso el Real Madrid, tiene hasta mérito vestirse de corto y centrarse en disputar un partido por intrascendente que fuera. La puntilla fue la derrota, aunque creo que en estos momentos al madridismo, y sobre todo a Florentino Pérez, le preocupan mucho más otros aspectos que ganar o perder un partido en el que sólo estaba en juego los 325.000 euros que paga la UEFA por los tres puntos. La marcha de Sacchi abre una nueva brecha en la frente blanca. No sé si habrá hecho mucho o poco en este año en el cargo, pero se va desengañado y triste y se antoja evidente que el club tiene que cubrir inmediatamente su vacío, porque dejar a Butragueño como único responsable de la faceta deportiva parece un tanto peligroso, más cuando hay tantos frentes abiertos y todo parece indicar que hay construir un futuro mejor con entrenador y jugadores nuevos. Sus comparecencias públicas no hacen ningún favor a Florentino Pérez. No responde a ninguna de las interrogantes que el madridismo se hace en un momento tan delicado y de su inseguridad se desprende una falta de capacidad para gestionar lo que se le viene encima. Del partido, un mínimo apunte. El equipo, formado de retales, al menos tuvo una idea. Estuvo mejor colocado, con una mejor ocupación de los espacios y le dio una importancia al balón que hacía meses que ese equipo no tenía. Algo es algo. Desayuno obligatorio y un Padrenuestro Juan Ramón López Caro ya ha tomado las riendas del Real Madrid. La primera medida es que en los viajes será obligatorio presentarse al desayuno a la hora fijada. Así lo hicieron ayer los jugadores en Atenas y había mucha cara de sueño. Otra es que la charla táctica será antes del almuerzo y se puede repetir una segunda sesión por la tarde. Además, su costumbre es juntar a los jugadores en una piña y rezar un Padrenuestro en el vestuario antes de cada encuentro. No es obligatorio y sólo participan aquellos que lo crean oportuno.