Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 MIÉRCOLES 7 12 2005 ABC Economía Abertis gana enteros en la puja por las autopistas francesas mientras Cintra pierde opciones La filial de Ferrovial hizo la mejor oferta por APRR, pero no gusta a los gestores de la empresa b Abertis es la favorita para hacer- Reparto con Autostrade? Si hay dos empresas europeas del sector de concesiones que se lleven bien en un mundo en el que los rivales lo son a cara de perro esas son Abertis y Autostrade. Ambas sociedades mantuvieron participaciones cruzadas en sus accionariados, que se deshicieron cuando Autostrade vendió su participación en Abertis a finales del año pasado y lo hizo de forma pactada a La Caixa y a ACS, los dos accionistas de referencia. No obstante, Abertis sigue manteniendo una participación del 6,7 en el capital de Autostrade y son periódicos los rumores que apuntan a una fusión entre las dos concesionarias que, sin embargo, nunca se ha concretado. Con estos antecedentes, no es de extrañar que en la prensa francesa se haya sugerido que ambas empresas se han repartido los esfuerzos, poniendo especial cuidado en no perjudicar los intereses de la otra. Abertis es favorita por Sanef y Autostrade está en la pomada en APRR, aunque su lucha con Eiffage sea desigual por el factor campo se con el 75,7 de Sanef, después de complementar su oferta con un plan para gestionar aeropuertos y aparcamientos en Francia M. LARRAÑAGA MADRID. Lo poco que ha ido trascendiendo del proceso de venta de las tres autopistas de las que el Estado francés quiere desprenderse ha colocado a las empresas españolas como protagonistas de la puja en las dos ofertas más abiertas, las que se producen por la Sociedad de Autopistas del Norte y el Este de Francia (Sanef) y Autopistas París Rin- Ródano (APRR) Así, al abrirse las ofertas económicas, resultó que las españolas se encontraban en una posición de partida que otorgaba buenas posibilidades para hacerse con la adjudicación final. Abertis había presentado la mejor oferta por Sanef y la presentada por Cintra por APRR era destacadamente la mejor en esta puja. No obstante, fuentes cercanas a las dos empresas españolas subrayaron desde el comienzo la idea de que el proceso es largo y que el Gobierno francés cuenta con amplio margen para decidir el ganador, por lo que la oferta económica sería uno de los factores dignos de evaluación y con bastante peso, pero no el único importante. Además, señalaban la existencia de un compromiso de confidencialidad con el Gobierno francés que impide a los ofertantes dar detalles de su proyecto, por lo que incluso subrayaban sus dudas respecto a las noticias que les otorgaban los mejores precios, alegando que sabían sólo sus propias ofertas y no les habían comunicado las efectuadas por los competidores. Pero poco a poco fueron convenciéndose de que partían como favoritas y en el tramo final de la puja parece que la opción de Abertis en Sanef es la que cuenta con más posibilidades. La empresa controlada por ACS y La Caixa no sólo ha presentado la mejor oferta económica por Sanef- -en este caso las pujas estuvieron muy igualadas entre varios competidores- sino que ha salido muy potenciada del segundo trámite del proceso de oferta: la presentación del plan industrial a las autoridades francesas. Los peajes franceses han despertado gran interés entre las empresas españolas En este segundo trámite, Abertis presentó, además de sus planes respecto a la gestión de la autopista, sus ideas sobre a la creación de una sociedad francesa para gestionar a través de ella sus negocios de concesiones en este país, no sólo en estas autopistas, sino también en aparcamientos y aeropuertos, áreas en las que la empresa española es uno de los principales actores europeos. La propuesta ha sido muy estimada por las autoridades francesas, por cuanto representaría un compromiso inversor de Abertis en Francia no sólo ligado a Sanef, sino con vocación de crecimiento. También ha gustado que Abertis se haya rodeado de socios franceses como Crédit Agricole o la familia Peugeot. Sin embargo, en el caso de Cintra, el segundo paso del proceso ha hecho disminuir sus opciones. La filial del grupo Ferrovial había presentado la mejor oferta- -62 euros por acción- -por APRR, pero la presentación de su plan industrial no ha ratificado su condición de favorita. Según fuentes francesas cercanas al proceso de adjudicación, los gestores de APRR se han mostrado contrarios a la oferta presentada por la empresa española, que acudió al proceso junto con el fondo de inversión canadiense Ontario Teacher s Borealis y con el respaldo de Caja Madrid. Al parecer, es precisamente el fondo canadiense el motivo oficial del recelo de los gestores de APRR. Fuentes de la empresa española no confirmaron ni desmintieron la noticia, alegando el principio de confiden- A la tercera puja, por Autopistas del Sur de Francia, sólo se ha presentado una oferta, la de Vinci, que ya controla el 23 de ASF FCC, de posible ofertante a casi seguro tapado El grupo español FCC estudió hasta el último momento la posibilidad de presentar su propia oferta a la privatización de las autopistas francesas, pero al final decidió no acudir al proceso. No obstante, dejó abierta desde ese momento la posibilidad de incorporarse a otra oferta en cualquier momento, incluso tras la adjudicación. En el plano práctico, esta fórmula permitía que la renuncia de FCC a presentar oferta no descartara por completo al grupo controlado por Esther Koplowitz para acceder finalmente a su participación en la futura gestión privada de estas infraestructuras. Fuentes francesas indican que FCC sigue el proceso al detalle y que en estos momentos podría ser el tapado del grupo francés Eiffage, con el que se negociaría en dos vertientes- -no excluyentes entre sí- -para el caso de que ganara la puja por APRR. La primera sería la incorporación de FCC al consorcio adjudicatario de APRR con una participación minoritaria. La segunda, algo más compleja, no incluiría la entrada de FCC en el capital de la sociedad que gestionaría APRR, sino que el grupo español compraría a Eiffage el 17 de la concesionaria Cofiroute, así como su participación en el puente Millau, el más alto del mundo y en el que Eiffage participó en la construcción. Estas fuentes subrayan que Eiffage ha encargado a Rothschild la búsqueda de un comprador para ambas participaciones.