Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 Cultura MIÉRCOLES 7 12 2005 ABC Destacan en la exposición las series de dibujos a niñas y adolescentes, a las que carga con un fuerte contenido erótico bre y la variedad de aspectos de su propia personalidad. Otra temática importante es la de mujeres dormidas en posturas sensuales en los que el erotismo y, casi, la pornografía son un fin y un arte en sí y el desnudo ya no se mitiga con excusas mitológicas o simbólicas. En la cárcel También destacan las series de dibujos a niñas y adolescentes, a las que carga con un fuerte contenido erótico y a las que envuelve en un blanco opaco para destacar la luz interna que emana de los cuerpos. Fue justo su afición a contar con jóvenes modelos lo que le valió pasar en 1912 tres semanas en la cárcel acusado, infundadamente, de secuestro y abuso de menores. De esta época es una serie de 13 dibujos en los que se ve a un Schiele horrorizado antes la idea de una larga condena y en los que el autorretrato ofrece a un pintor sin afeitar, escondido bajo su manta carcelaria y anhelante de volver a la libertad. La muestra continúa con más experimentos con el cuerpo. De 1913 son varios desnudos femeninos en los que sólo las piernas y el sexo de las modelos son visibles, quedando oculto el rostro. Con el estallido de la I Guerra Mundial en 1914 y su incorporación a filas en 1915, la producción de Schiele se ralentiza. Retratos de su esposa Edith y su cuñada Adele y un pequeño número de obras con prisioneros de guerra rusos son sus principales trabajos hasta 1917 cuando se reincorpora a la vida civil. Tras la muerte de Klimt en 1918, Schiele es considerado su heredero y el máximo representante de la modernidad artística austriaca. Sus desnudos son ya muy valorados en esta época y participa en varias exposiciones hasta su muerte el día 1 de noviembre de 1918. Amantes obra de Egon Schiele presente en la muestra La Albertina de Viena exhibe a Schiele como un pintor cinematográfico Es la mayor muestra del pintor austriaco celebrada en los últimos cincuenta años b La exposición, que reúne 220 obras, revela cómo Schiele se acercaba a sus modelos, girando a su alrededor y tomando rápidos apuntes, casi fotogramas ANTONIO SÁNCHEZ CORRESPONSAL VIENA. La Galería Albertina de Viena vuelve a dedicar sus salas al expresionismo austriaco de la Secesión con una exposición que reúne 220 obras de Egon Schiele en la mayor muestra sobre el pintor austriaco de los últimos cincuenta años. La exhibición, que se inaugura hoy y permanecerá abierta hasta el 19 de marzo, permite observar no sólo la evolución del artista en sus apenas 12 años de producción pictórica, sino también su forma de desarrollar sus cuadros mediante una técnica que casi podría calificarse de cinematográfica. Sobre todo en sus desnudos, Schiele se acercaba a sus modelos de forma secuencial, girando a su alrededor y tomando rápidos apuntes, casi fotogramas, desde distintas perspectivas y ángulos. Su excelente capacidad como dibujante es destacada por el comisario de la muestra, el también director del Albertina Klaus Albrecht Schröder, quien recuerda que Schiele sólo realizaba borradores de sus modelos que sólo posteriormente eran pasados a color y tratados, cada uno de ellos, como una obra independiente. La exhibición da a conocer los trabajos de un Schiele de 16 años, cuando era el más joven alumno del maestro Christian Griepenkerl en la Academia de Bellas Artes de Viena. Estas tempranas obras muestran ya a un pintor que se decanta por las nuevas tendencias y su rechazo a las convenciones académicas. Para 1909, Schiele ya expone junto a Oskar Kokoschka y Gustav Klimt, quien será el ideal artístico del pintor. Su ruptura con la Academia y su marcha de Viena en 1910 suponen la entrada de Schiele en el expresionismo y su transformación del modernismo austriaco en un estilo propio. Com- posiciones asimétricas que dan forma y movimiento a las figuras, colores fuertes y temas eróticos son algunos de los pilares de su obra. Es ahora cuando comienza con sus famosos autorretratos, de los que la muestra ofrece una buena selección. Cuadros en los que se retrata como un enfermo, un santo, un depravado sexual... una variedad de papeles que nada tiene que ver con problemas de personalidad, sino con su intento de reflejar la falta de equilibrio del hom- Picasso deslumbra en Estambul El Museo Sakip Sabanci de Estambul dedica a Pablo Picasso, desde el pasado 24 de noviembre, la mayor exhibición jamás realizada en este país y centrada en un artista extranjero. La muestra reúne 135 obras procedentes de los Museos Picasso de París y Barcelona, el Lille Modern Art Museum, o la Fundación Almine y Bernard Ruiz- Picasso para el Arte. Numerosos escolares han visitado ya la exposición (en la imagen) EPA