Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 7 12 2005 Sociedad 51 Tecnología La ciudad ya tenía equipos en las farolas y en los postes de la luz para comunicaciones de emergencia Con el sistema puedo comunicarme e incluso solicitar servicios y ayudas oficiales on line dice un ciudadano Más discutible es el argumento de que atraerá a las empresas para volver a instalarse en Nueva Orleáns. Cualquier negocio querrá asegurarse de que dispone, antes, de otros servicios como la calefacción o correos, y sobre todo la garantía de que la ciudad no volverá a inundarse con el próximo huracán. Mientras la población más depauperada se queja de que el Ayuntamiento se preocupa de que en los barrios nobles se pueda navegar por internet, en éstos se ve como una cuestión de primera necesidad. En casa todavía no tengo teléfono ni cable. Con este sistema ahora puedo comunicarme con la gente e incluso solicitar servicios y ayudas oficiales on line Igual que yo, los negocios también podrán volver a la normalidad si tienen internet defendía Charles Davis en un foro de internet en el que podía participar gracias al nuevo servicio. Uno de los afectados por el huracán Katrina en Nueva Orleáns observa lo que ha quedado de sus pertenencias AFP Nueva Orleáns instalará gratis internet sin cables como ayuda para la reconstrucción Empresas de tecnología donarán los equipos y la conexión a la red a los inspectores de habitabilidad de las viviendas procesar datos in situ y permitirá el acceso a los servicios on line de la Policía y los bomberos MERCEDES GALLEGO. CORRESPONSAL NUEVA YORK. De todas las cosas que necesita la devastada ciudad de Nueva Orleáns, pocos creen que la tecnología punta deba encabezar la lista. Pero el alcalde, Ray Nagin, que antes de ocupar el cargo trabajaba para Cox Communications, uno de los mayores proveedores de cable en la zona, está convencido de que internet puede ser uno de los instrumentos más valiosos para la reconstrucción. Así es como ha trazado un plan para ofrecer internet sin cables de forma gratuita por toda la ciudad hasta que ésta se levante de nuevo. Lo que se antoja una labor titánica en una metrópoli donde todavía no se han restablecido los servicios básicos resulta más fácil de lo que pueda parecer. El Ayuntamiento tenía instalada ya una serie de equipos en las farolas y los postes de la luz para comunicaciones de emergencia, lo que será universalizado con nuevos equipos donados por tres compañías, Intel Corp, Pronto Networks y Tropos Networks Inc. Esta última se encargará también de conectar el sistema a internet sin cargos. Los críticos señalan que este abanico de donantes da la falsa idea de que a la ciudad no le costará nada convertirse en la primera gran metrópolis del b La iniciativa facilita Las compañías de teléfono, indignadas Horas después de que el alcalde de Nueva Orleáns anunciase en conferencia de prensa su decisión de proveer a la ciudad con internet gratuito, la compañía telefónica BellSouth le retiraba el edificio dañado que había donado para que fuera el nuevo cuartel general de la Policía. Durante años las empresas de cable y telefonía han hecho lobby en el Gobierno para impedir que prosperasen estas ideas, que según ellos suponen una competencia desleal para los servicios que ofrecen, y les desmotivan para seguir invirtiendo en tecnología. La ciudad considera que su servicio, que operará a 512 kbps mientras dure el estado de emergencia, pero luego se restringirá a 128 (sólo dos veces más rápido que una conexión telefónica) está lejos de rivalizar con la alta velocidad directorio que ofrece las ubicaciones en todo el país de las redes inalámbricas abiertas, lo considera todo un desperdicio. Internet inalámbrico gratis es un don maravilloso para que florezca una comunidad admite Lewis. El Nueva Orleáns de antes del Katrina estaba maduro para esa solución, al igual que otras ciudades de EE. UU. como San Francisco y Filadelfia trabajan en esa dirección, pero tras el huracán Katrina la decisión del alcalde en una ciudad que necesita desesperadamente fondos federales para resurgir es, como mínimo, un lujo irresponsable Para dejarlo más claro, Lewis lo compara con un padre que se compra un BMW mientras sus hijos se mueren de hambre. Lejos del lujo Para Nagin, el proyecto, que ya funciona en el centro y en el famoso French Quarter, está lejos de ser un lujo. Los inspectores que revisan la habitabilidad de casas y edificios, por ejemplo, procesan los certificados in situ gracias a esta red que les permite estar conectados a las oficinas públicas en todo momento. Una eficacia que con la ampliación de la cobertura puede extenderse a todos los servicios del Ayuntamiento, incluyendo bomberos y policías. En Tempe (Arizona) una pequeña ciudad que ha implementado una red semejante, cada coche patrulla dispone de un ordenador portátil que con este servicio puede consultar bases de datos y procesar multas y avisos en cualquier momento, lo que simplifica el trabajo y el personal requerido. mundo que ofrezca este servicio, pero la realidad es que todavía tendrá que invertir unos 27 millones de dólares, según los analistas de la industria citados por Scott Lewis, un defensor de universalizar internet que, sin embargo, se opone frontalmente a este plan. El fundador de MetroFreeFi. com, un