Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 MIÉRCOLES 7 12 2005 ABC Sociedad La red de caza furtiva de tigres y leones enterraba los cuerpos y entregaba las cabezas a los clientes Un italiano habría pagado cinco millones de las antiguas pesetas por abatir a una de las fieras b Según pudo comprobar ABC, el que podría ser el máximo responsable de los safaris, Manuel D. estuvo ayer de cacería, como si la historia no fuera con él DAVINIA DELGADO MONTERRUBIO. La localidad pacense de Monterrubio de la Serena, en la provincia de Badajoz, se ha convertido en un hervidero de rumores desde que el pasado sábado cinco vecinos del municipio y dos, al parecer, procedentes de Madrid, fueran detenidos por la Guardia Civil como presuntos integrantes de un grupo que organizaba cacerías ilegales, en las que se llegó a abatir a un león y dos tigres, además de varios lobos blancos y algunos linces, según fuentes de la investigación. La historia, que podría parecer, cuanto menos, disparatada, ha salpicado a los habitantes de la localidad de Peraleda del Zaucejo, ya que, según informaron a este periódico algunos vecinos, la parcela destinada a este tipo de safaris ilegales se encuentra en el Coto Sierra del Oro, que está en la finca llamada Lunares, muy próxima a aquella localidad. El sábado vinieron al pueblo muchos guardias civiles; hubo gran movimiento y calculo que habría en torno a 20 agentes señaló un cazador de Peraleda, que añadió que aquí no sabemos nada de ese asunto; eso afecta a Monterrubio. En este pueblo, a lo más que se ha llegado es a cazar cimarrones, pero ya no se hace. Ahora sólo se capturan ciervos, jabalíes y perdices Por su parte, el primer teniente de alcalde del municipio, Manuel González, manifestó su sorpresa tras conocer la noticia. Le puedo asegurar que en este municipio no hay nadie implicado. Somos unos 700 habitantes y aquí todo se sabe. Como comprenderá, un asunto así no podría pasar inadvertido, y menos, para el Ayuntamiento. La única persona que se dedica a la gestión de actividades relacionadas con la cinegética, y no digo ilegal, es Manuel D. que vive en Monterrubio de la Serena y que siempre ha vivido de ello apuntó el edil. Manuel es uno de los implicados en el caso, que fue detenido el sábado, junto a su hijo y otras cinco personas más y que, según indicaron a ABC algunos vecinos, pasó más de doce horas en el cuartelillo de Castuera prestando declaración El gestor cinegético es propietario de, al menos, otros dos espacios dedicados a la caza y, según fuentes cercanas al imputado, tiene una gran experiencia en la organización de cacerías, tanto dentro como fuera de Extremadura. Junto a los arrestos, la Benemérita efectuó varios registros y rastreos en la finca y en las propiedades del responsable del coto, con el objetivo de obtener pruebas que avalaran las sospechas de que este tipo de caza prohibida se practicaba realmente. Algunos residentes de Monterrubio señalaron que, desde hace algún tiempo conocíamos la actividad a la que se dedicaba Manuel. Sabíamos que ya había organizado en otras ocasiones cacerías con lobos blancos Cabezas de lobo como trofeos Una vecina de la localidad aseguró que uno de los imputados, que trabajaba como guarda en el coto, se encargaba, además, de dar de comer a los lobos a los que luego mataban. Los cuerpos los quemaban y las cabezas las guardaban como trofeo Además, señaló que seguro que enterraban los huesos de los pobres animales en el foso del que tanto se habla una zanja en la que, al parecer y según los rumores que corren de boca en boca, se utilizaba para esconder los restos de estas especies protegidas. Lo que nunca hubiéramos imaginado es que también mataban tigres y leones. Está claro es que se trata de cosa de ricos La gente con la que se relaciona Manuel tiene un alto poder adquisitivo y este tipo de extravagancias sólo se les puede ocurrir a las personas que Finca pacense donde se realizaban los safaris ilegales tienen tanto dinero, que no saben en qué gastarlo señalaron. Por el momento, se desconoce cuántos animales había en la finca, aunque lo que sí se ha confirmado es que, al menos, había un león y dos tigres, uno de ellos ya abatido. De los dos vivos se ocupará una protectora de animales malagueña, que a primera hora de la mañana de ayer acudió a Monterrubio para hacerse cargo de los animales. Es una locura lo que han hecho señalaron algunas residentes próximas a la casa cuartel de la Guardia Civil. Sabemos que el coto está alejado, porque queda próximo a Peraleda, pero imagínese que se escapa uno de esos bichos Lo que no acababan de explicarse FOTOS: ROLDÁN SERRANO Una asociación protectora de animales se hizo cargo ayer de los ejemplares aún vivos Está claro que todo esto es cosa de ricos opinan los vecinos de Monterrubio de la Serena los vecinos de la localidad es cómo se aseguraban los implicados en el caso de que los animales no escaparan del coto. Según la opinión de algunos expertos, lo normal es que los depositasen en una especie de nave o corralón donde fuese sencillo abatirlos sin riesgo de que pudiesen escaparse. En libertad Los imputados se encuentran, por el momento, en libertad. De hecho, y según pudo comprobar este periódico, el que podría ser el máximo responsable de los safaris, Manuel D. estuvo ayer de cacería, como si la historia no fuera con él apuntaron conocidos del detenido. Tiene la espalda bien cubierta.