Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 Opinión MIÉRCOLES 7 12 2005 ABC PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: SANTIAGO ALONSO PANIAGUA DIRECTOR: IGNACIO CAMACHO Directores Adjuntos: Eduardo San Martín, Juan Carlos Martínez Subdirectores: Santiago Castelo, Rodrigo Gutiérrez, Carlos Maribona, Fernando R. Lafuente, Juan María Gastaca, Alberto Pérez Jefes de área: Jaime González (Opinión) Mayte Alcaraz (Nacional) Miguel Salvatierra (Internacional) Alberto Aguirre de Cárcer (Sociedad- Cultura) Ángel Laso (Economía) Jesús Aycart (Arte) Adjunto al director: Ramón Pérez- Maura Redactores jefes: V. A. Pérez, S. Guijarro (Continuidad) A. Collado, M. Erice (Nacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura) E. Ortego (Deportes) F. Álvarez (TV- Comunicación) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) Director General: Héctor Casado Económico- financiero: José María Cea Comercial: Laura Múgica Producción y sistemas: Francisco García Mendívil BLAIR ECHA BALONES FUERA EN LA UE ODO apunta a que la propuesta presupuestaria de la Unión Europea para el periodo comprendido entre 2007 y 2013 no es más que un intento de la presidencia británica de quitarse un muerto de encima. Tal y como está redactada y habida cuenta de la reacción mayoritaria de los socios, no es previsible que el Consejo Europeo de la próxima semana alumbre un acuerdo sobre las cuentas de los Veinticinco. La agitada coyuntura que se ha vivido desde el último fiasco de la Constitución europea (con Alemania preocupada en garantizar su gobernabilidad; Gran Bretaña volcada en la política antiterrorista desde el 7- J y Francia entretenida en apagar una crisis social sin precedentes en el continente) ha impedido que se avance algo en el terreno del presupuesto. En este ínterin, las perspectivas españolas de un acuerdo razonable para sus intereses van a la baja. Según calcula el vicepresidente Pedro Solbes, la propuesta británica es todavía más lesiva para España (en unos 1.000 millones de euros) que el borrador que quedó bloqueado en el mes de junio. El peso de nuestro país en la política europea de hoy en día recibe muy malas noticias. T LAS CONDICIONES DE ETA TA volvió ayer a dejarlo claro. No sólo no entrega las armas ni se disuelve, como espera el Gobierno, cada día con mayores dosis de voluntarismo, sino que condiciona cualquier proceso de negociación a que sea el Estado el que decrete una tregua y acepte el derecho de autodeterminación. Cada nuevo golpe de efecto de la banda empeora la situación anterior y pone contra la pared de la realidad el optimismo del Ejecutivo, al que ayer los etarras volvieron a dejar en evidencia poco después de que Rodríguez Zapatero repitiera sus buenos augurios y su prudente esperanza en que pasen cosas importantes Una hora más tarde, cinco bombas en Madrid. Porque ETA sigue cometiendo atentados, sin víctimas, es cierto, pero acreditando su capacidad para causarlas en cualquier momento. Más aún, ahora compromete al Gobierno ya no sólo con acciones criminales, sino que se vale de los comunicados y de una locuacidad inédita para dejar en fuera de juego las buenas perspectivas gubernamentales. El último boletín interno de la banda abona la teoría de que quienes, con sentido común inapelable, afirman que con este panorama no es posible otra cosa que la derrota policial del terror. Ya no sirve pedir confianza a cambio de nada. ETA, en el día de la Constitución, ese texto del que las juventudes de ERC quieren arrancar las páginas una a una para celebrar su aniversario, ha demostrado que sigue siendo el principal enemigo del orden constitucional, de la sociedad española, de nuestra democracia. Siete atentados con explosivos en menos de 24 horas- -Alsasua, Santander y, sobre todo, Madrid- -han permitido a ETA zarandear no sólo la paz de una jornada festiva, como hace un año, sino también el crédito del Gobierno y de su presidente para dirigir con rigor una política beligerante de desmantelamiento y derrota incondicional de los terroristas. Esa prudente esperanza sobre el fin del terrorismo a la que aludió el jefe del Ejecutivo, esa buena noticia que quiere convertir en primicia a toda costa, ya existía antes de que llegara al poder, incluso con forma de certeza, aunque el momento no estuviera determinado. El mayor error de Zapatero es haber llevado el fundamento de esa esperanza a las decisiones de los terroristas en torno a una tregua, cuando, hasta ahora, se encontraba en la efica- E cia de las Fuerzas de Seguridad y la Justicia. Entre las letales consecuencias del acuerdo que el líder socialista llevó a las Cortes- -para conseguir un respaldo a su estrategia- -está el haber cedido el control de la situación y del calendario a ETA al no marcar ningún límite temporal a su disposición negociadora. Ahora, desposeído del dominio de la partida, se ve obligado a recorrer la pista de un lado a otro, allá donde le llevan los pistoleros con su juego perverso. Es por eso que la banda se recrea con este paréntesis de gracia a su proceso de descomposición, combinando llamamientos a la negociación- -como siempre ha hecho- -con una actividad terrorista sostenida y sin muertos, que algunos sectores políticos y de opinión ya consideran tolerable, como se demuestra en la insistencia con la que remarcan la ausencia de víctimas y la escasa potencia de los artefactos explosivos. El hecho de que los etarras campen a sus anchas por lascarreteras de circunvalación de Madrid debe de parecerles cuestión desdeñable. Aun así, el peor efecto del clima de confusión propiciado por el Gobierno sobre el fin de ETA es la ruptura de la unidad de acción con el PP. La derrota del terrorismo era un objetivo unificador para la sociedad y los dos únicos partidos con opción a gobernar, lo que garantizaba al sistema una continuidad en las prioridades a salvo de las coyunturas electorales. Desgraciadamente ya no es así. El PSOE ha elegido a otros socios y otra estrategia, tan lejana a la anterior que lleva a Patxi López a augurar ya un futuro gobierno vasco con Batasuna, el comando político etarra. Basta preguntarse qué tipo de política antiterrorista cabe hacer de común acuerdo con ERC o IU para saber que no es otra que aquella que permita llegar a un punto crítico en el que se reconozca la existencia de un conflicto político y les permita eludir su derrota, que sería la de un nacionalismo izquierdista y soberanista. El fallo de este diseño es doble y explica el empeoramiento de la situación: desconoce que ETA es una organización terrorista, no un grupo de idealistas decepcionados, y subestima la repelencia moral de la sociedad a toda concesión que haga vana la causa por la que han sido asesinados mil compatriotas. Se está perdiendo un tiempo precioso en la lucha contra ETA. Tony Blair ELENA CARRERAS NUEVA TRAGEDIA EN UN PASO A NIVEL MERKEL, RICE Y LOS VUELOS DE LA CIA H L A primera entrevista entre la canciller alemana Angela Merkel y la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, se ha centrado, como no podía ser de otra manera, en la lucha contra la amenaza global que supone el terrorismo. Al margen de la faceta anecdótica (se trata de una reunión entre las dos mujeres más poderosas del mundo) el encuentro de Berlín significa un anticipo del nuevo rumbo en las relaciones de Alemania con Estados Unidos, superada la fase de confrontación en torno a la guerra de Irak promovida por Schröder. Europa y el atlantismo no constituyen caminos divergentes, sino que son plenamente complementarios. Merkel- -como escribía el lunes en ABC Henry Kissinger- -se niega a escoger entre Francia y Estados Unidos y establecerá un marco común de relaciones capaz de abarcar a ambos. De ahí sus palabras cerca del equilibrio entre la lucha antiterrorista y las libertades democráticas, así como de la necesidad de respetar los convenios internacionales contra la tortura y de reforzar la cooperación entre los Servicios de Inteligencia de los países aliados. Postura sensata y pragmática por parte de una líder que está midiendo con rigor y buen sentido sus primeros pasos. Por su parte, Rice mantuvo una defensa a ultranza de las posiciones de Washington, que cuentan sin duda con el apoyo de una gran mayoría de aquella sociedad, aunque eso no justifica la exención de los controles propios del Estado de Derecho. Porque el buen clima germano- estadounidense constatado en la entrevista de ayer venía a enderezar las relaciones deterioradas últimamente por el turbio asunto de los vuelos clandestinos de la CIA y el traslado opaco de prisioneros al margen de los estándares mínimos de garantías que marca la legalidad internacional. Rice, que aseguró que su Gobierno sigue comprometido con el respeto de los Derechos Humanos, afirmó que la Casa Blanca rectificará cualquier error que haya cometido en política antiterrorista. Resulta imprescindible que EE. UU. elimine las sombras de sospecha que se ciernen sobre esos fletes fantasmagóricos de personas. ACE tres años, tres personas morían al ser arrollado el vehículo en el que viajaban en un paso a nivel en la provincia de Alicante. Ayer, y a unos pocos kilómetros de aquel punto, otras cuatro perecían en circunstancias similares. El peligro sigue, pues, existiendo. Y pese a que, como aseguraba la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, se están eliminando estas intersecciones entre la carretera y la vía férrea, el ritmo de supresión es aún lento. Valga el dato de que en 2004 murieron casi treinta persona en los pasos a nivel. Por eso conviene acelerar las obras tendentes a hacer desaparecer este anacronismo viario que puede convertir en fatal la mínima imprudencia que se cometa, como al parecer ocurrió en este último y trágico siniestro. Pero al tiempo que se ataja el problema con la mayor rapidez posible, es importante desproveer al asunto de demagogias y de la búsqueda de culpas dolosas en determinado Gobierno, como ocurrió en aquel accidente de 2002 y en otros similares.