Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
74 MARTES 6 12 2005 ABC Economía Seat y sindicatos se enrocan en sus posturas en un encuentro forzado por la Generalitat El Gobierno catalán afirma que aún hay una puerta abierta al acuerdo y que apurará todas las posibilidades b Los representantes sindicales expresan su preocupación por la nueva situación tras la ruptura de negociaciones y cuestionan la eficacia de la acción de la Generalitat ESTHER ARMORA BARCELONA. Apenas 24 horas después de que dirección y sindicatos de Seat rompieran negociaciones y pasaran la patata caliente a la Generalitat, ambas partes volvieron a reunirse ayer convocados por la Administración autonómica. El encuentro, que duró algo más de cinco horas, se cerró sin acuerdo, aunque fue el preludio de los intensos días que se avecinan hasta que la Administración autonómica emita su dictamen sobre el conflicto. Fuentes consultadas por ABC afirmaron que el Gobierno catalán está dispuesto a agotar hasta el último cartucho para resolver el expediente del modo menos traumático, ya sea rebajando la cifra de despidos o mejorando el plan social del expediente. Las mismas fuentes no descartan tampoco que la Generalitat ponga sobre la mesa nuevas alternativas como incentivos fiscales para la compañía si ésta suaviza el expediente. No obstante, la consejería de Trabajo e Industria rehusó ayer pronunciarse sobre esta cuestión. La dirección, no obstante, descartó aplicar cualquiera de estas alternativas debido al importante coste económico de las mismas. Insistió también en el excedente de plantilla y recordó que este año se cerrará con 390.000 unidades producidas, frente a las 446.000 previstas. Por su parte, el inspector de Trabajo designado por la Generalitat para mediar en el conflicto, Javier Suquía, instó a la compañía a que explicite y documente en la próxima reunión un plan industrial que garantice el futuro de las plantas catalanas. Matías Carnero, presidente del comité de empresa, se mostró ayer pesimista respecto a que el problema esté actualmente en manos de la Generalitat. Sería una lástima que después de haber pactado medidas que reducen a la mitad del ERE no sepamos concretar al final del proceso, ya que un tercero- -en referencia al papel de la Generalitat- -no va a dar mejor solución que las propias partes afirmó el portavoz sindical. Por la mañana, la Generalitat se reunió por separado con las tres centrales sindicales para recabar datos e informes que le ayuden a completar su su expediente. Comisiones Obreras (CC. OO. UGT y CGT expusieron al inspector de Trabajo sus argumentos en contra del reajuste. Según los sindicatos, los recortes de personal que plantea la empresa no son justifica- Punto de difícil retorno Durante la reunión, en la que participaron también los responsables de las federaciones del metal de los sindicatos que integran el comité, trabajadores y dirección se enrocaron en sus respectivas posiciones. Los sindicatos rechazaron tajantemente un plan que contemple despidos y la empresa no echó marcha atrás en la medida de las prejubilaciones a los 58 y 59 años- -que afectaría aproximadamente a unos 952 empleados- postura que condujo las negociaciones a un punto de difícil retorno. Según los sindicatos, prejubilar a estas edades supondría para la compañía un coste de 150 millones de euros. Durante el encuentro, dirección y trabajadores expusieron ante la autoridad laboral sus respectivas posturas. Los sindicatos explicaron por qué no es necesario el ERE y plantearon cómo resolver eficazmente y sin coste social el supuesto excedente de la empresa, cuyas cifras también cuestionaron. Los trabajadores están convencidos de que con más medidas de flexibilidad, aumentando la bolsa de horas y con prejubilaciones se pueden reducir a más de la mitad los 1.346 despidos planteados en el expediente de regulación de empleo. Sindicatos y empresa mantuvieron ayer un tenso encuentro que duró más de cinco horas YOLANDA CARDO Nueva crisis entre los proveedores: otros 240 empleos en peligro BARCELONA. Nuevos efectos de la crisis de Seat. Semanas después de que las firmas Peguform y Berbé Logística, proveedoras de la compañía, anunciaran sendos Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) para despedir a unos 320 trabajadores, otra firma vinculada a la filial de Volkswagen plantea recortes. La dirección de Industrias Plásticas Trilla, que suministra alerones para los modelos Ibiza y León, y también para Ford, ha propuesto al comité de empresa la necesidad de cerrar la planta de Ripollet (Barcelona) y despedir a sus 240 trabajadores para salvar al grupo. La compañía, que cuenta con plantas en Alcalá de Henares (Madrid) y Zaragoza, y pertenece al grupo kuwaití KIO, ha propuesto la aplicación de la ley concursal- -la antigua suspensión de pagos- -o un cierre ordenado de la fábrica de Ripollet después de acumular pérdidas de siete millones de euros en los últimos cuatro años y de prever un mínimo anual de tres millones de euros de números rojos si no se procede a una reestructuración. El comité de empresa y la dirección de la compañía se reunieron ayer en la sede del Tribunal Laboral de Cataluña en Sabadell (Barcelona) para tratar de acercar posturas. Los sindicatos rechazan la indemnización propuesta por la empresa para despedir a la plantilla, que es de 35 días por año trabajado, con un máximo de 18 mensualidades, según informaron fuentes de CC. OO. Tras la reunión de ayer, ambas partes dieron por rotas las negociaciones y aplazaron el próximo contacto hasta el lunes. Los representantes de los trabajadores achacan la situación de Industrias Plásticas Trilla a la mala gestión de la dirección y a la crisis por la que atraviesa Seat, empresa a la que destina el 80 de su producción. El comité de empresa de la compañía en Ripollet ha convocado para mañana una huelga de 24 horas.