Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 MARTES 6 12 2005 ABC Internacional Barroso y casi toda la UE ven inaceptable el plan de Blair sobre el dinero comunitario El Reino Unido ofrece un menor aumento de su cheque y un recorte general del presupuesto b Cohesión, Desarrollo Rural y ayudas agrícolas de Rumanía y Bulgaria, partidas más afectadas por el recorte de 25.000 millones de euros planteado por Blair MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. El Reino Unido, presidente semestral de turno de la UE, presentó ayer su última propuesta de presupuesto de la Unión Europea para el periodo 2007- 2013, conocido como Perspectivas Financieras En líneas generales, Londres plantea rebajar los créditos de compromiso del 1,06 del Producto Interior Bruto (PIB) que propuso la Presidencia luxemburguesa al 1,03 lo que supone una reducción de 25.000 millones de euros y dejar el presupuesto total en 846.754 millones de euros. Además, Tony Blair puso sobre la mesa en aras de posibilitar un acuerdo en la próxima Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la UE, un menor crecimiento del inicialmente previsto para su cheque de alrededor de 8.000 millones euros durante todo el periodo, 2007- 2013. Según sus cálculos, el cheque británico aumentará de los 5.000 millones de euros de 2007 a 7.000 al final del periodo. El ministro de Asuntos Exteriores de Reino Unido, Jack Straw, que presentó la propuesta por videoconferencia desde Londres, justificó su renuncia a parte del aumento del cheque por la voluntad decidida de su Gobierno de ayudar a los países de la ampliación, ya que la mayoría de este recorte sería para estos nuevos socios, que no tendrían que aportar tanto al cheque, aunque no así para el resto de países. París, Roma y Madrid pagan el cheque El conocido como cheque británico es el sistema de compensación financiera de que disfruta el Reino Unido desde 1984, fruto de una negociación a cara de perro llevada a cabo por Margaret Thacher. Este cheque hace que Reino Unido reciba anualmente unos 5.000 millones de euros de media en compensación por no tener agricultura continental, principal beneficiaria de las ayudas de la Política Agrícola Común (PAC) destinataria a su vez del 40 del presupuesto total de la UE. Este cheque se paga entre todos los países con unos porcentajes que se deciden mediante acuerdo político en cada presupuesto. En 2004, por ejemplo, el principal contribuyente a los 5.271 millones que recibió Londres fue Francia, con un 28,4 del total, seguido de Italia, con un 23,1 España aportó un 13,6 y Alemania un 3,1 Austria, Alemania y Holanda consiguieron una reducción de su aportación en el año 2001. Jack Straw, titular de Exteriores, comparecía ante la prensa ayer en Londres Blair propuso ayer una revisión a medio plazo del presupuesto, en 2008, para hablar de la PAC y del cheque po a estos países para gastar los fondos, así como permitir a entidades privadas que entren en los proyectos europeos que requieren cofinanciación. El desarrollo rural, por su parte, también tendría menos fondos en el pe- riodo, 7.000 millones de euros menos, y serían los viejos países europeos los que se verían afectados. También en el capítulo agrícola, Rumanía y Bulgaria, cuya adhesión a la UE está prevista para 2007, recibirían 2.000 millones de euros de ayudas agrícolas. Los otros 1.000 millones menos irían a cuenta de los gastos administrativos. Straw explicó que su Gobierno no puede ir más allá en cuanto a concesiones en su cheque si no se cambia la Política Agrícola Común (PAC) cosa que no está prevista por lo menos has- España rechazará por insuficiente la oferta británica sobre el marco presupuestario M. N. BRUSELAS. La presidencia británica de la UE mantuvo ayer, con ligeros retoques, la última oferta que hizo la presidencia luxemburguesa para España, que prorrogaba cuatro años el Fondo de Cohesión por importe de 2.800 millones de euros en total. Además, según explicó el ministro de Asuntos Exteriores británico, Jack Straw, nuestro país no será contribuyente neto durante el periodo presupuestario que va de 2007 a 2013, pero sí admitió que recibirá menos fondos estructurales. No obstante, Straw La cohesión, la más perjudicada El recorte general del presupuesto que propone Londres, al que le esperan dos semanas de frenéticas de negociaciones antes de la Cumbre, afectaría sobre todo a los fondos de cohesión que recibirían los países denominados de la ampliación, que tendrían 14.000 millones de euros menos. Straw, no obstante, aseguró que a pesar del recorte estos países recibirán 150.000 millones de euros, equivalente a dos veces el Plan Marshall que financió la reconstrucción de Europa hace 60 años A cambio de este recorte de fondos, el Reino Unido propuso dar más tiemaprovechó la ocasión para recordar que España ha sido un gran beneficiario neto de la política de cohesión en los últimos años. El vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes, por su parte, afirmó anoche en Bruselas que la propuesta británica para las perspectivas financieras del periodo 2007- 2013 es peor que la que presentó la Presidencia luxemburguesa en junio pasado y que fue rechazada por España. A su entrada al Eurogrupo y minutos después de que se hiciera pública la propuesta de Londres, Solbes su- brayó que toda propuesta tiene elementos de ingresos y gastos, y evidentemente, si perdemos dinero, a priori, refuerza claramente lo que nosotros pensamos, que es que esta propuesta es peor que la de Luxemburgo, y con aquella no estuvimos a favor Preguntado sobre si el Gobierno volverá a vetar el paquete como lo hizo en junio si éste no se modifica, el vicepresidente dijo: No es el momento de vetos, lo que no nos parece es que nos permita avanzar respecto a lo que teníamos con Luxemburgo El titular de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, sondeó a sus colegas francés, italiano y portugués y todos coincidieron en el rechazo. El portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, acusó por su parte al Gobierno de haber hecho dejación en la defensa de nuestros intereses en la negociación.