Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional MARTES 6 12 2005 ABC España y Francia siguen apostando por un Marruecos europeo LUIS DE VEGA. CORRESPONSAL RABAT. España sigue apostando fuerte por dar salida al estatuto avanzado que acerque al máximo a Marruecos a la Unión Europea. El secretario de Estado para la UE, Alberto Navarro, y su homóloga francesa, Catherine Colonna, se reunieron ayer en Rabat con el primer ministro Dris Yetú. Marruecos es el país más europeo de la ribera sur del Mediterráneo dijo Navarro transmitiendo las tesis del Gobierno de Zapatero después de la entrevista que mantuvo con Colonna y el ministro delegado de Asuntos Exteriores de Marruecos, Taieb Fassi Fihri. Este proceso de acercamiento será distinto del de Turquía y para que salga adelante el país magrebí debe mantener el proceso de reformas ya iniciado refiriéndose a la supuesta apertura democrática que tanto se pone en duda en el seno de los veinticinco. Además de ese estatuto avanzado la reunión tripartita abordó la celebración de una cumbre euroafricana sobre emigración el año que viene en Marruecos y evaluaron los resultados de la reciente cumbre euromediterránea de Barcelona. Fassi Fihri consideró de interés estratégico vital la labor del Ejecutivo de Zapatero y la presidencia británica para dar un nuevo impulso al proceso de Barcelona a pesar de la ausencia casi generalizada de los líderes árabes, entre ellos el Rey Mohamed VI. Sobre los contactos bilaterales con España para lograr la readmisión sin papeles el ministro delegado reconoció que no hay problemas para los marroquíes pero sí para que acepten los de terceros países, a pesar de lo suscrito en el acuerdo bilateral de 1992. Hay que poder precisar las responsabilidades de Marruecos en referencia a los subsaharianos y asiáticos, pues utilizan el reino como plataforma de paso. No se debe hacer recaer toda la responsabilidad en el vecino inmediato añadió Fassi Fihri. La presión migratoria motiva la primera gira africana de un ministro de Exteriores Moratinos viaja a Ghana, Angola, Mozambique, Nigeria, Níger y Mali aumentar los acuerdos de repatriación de ilegales y cuadruplicar la ayuda al desarrollo en la zona al término de la actual legislatura LUIS AYLLÓN. ENVIADO ESPECIAL ACCRA (GHANA) Miguel Ángel Moratinos viajó en la tarde de ayer desde Madrid a Accra, la capital de Ghana, en lo que es la etapa inicial de su gira por media docena de países, la primera que realiza un ministro de Asuntos Exteriores al África subsahariana. En menos de una semana, Moratinos visitará también Angola, Mozambique, Nigeria, Níger y Mali, para visualizar que el Gobierno quiere convertir a África en un área prioritaria tras Iberoamérica y el Mediterráneo. La gira del ministro estará muy marcada por el problema de la presión migratoria procedente de los países del África Occidental, que se puso dramáticamente de relieve hace menos de dos meses con las avalanchas registradas en las verjas de Ceuta y Melilla. Moratinos va a explicar a las autoridades de los países que visitará la iniciativa hispano- marroquí de organizar el año próximo una Conferencia Internacional sobre Migraciones y Desarrollo, y analizará las relaciones que en esa materia se mantiene con cada uno de ellos. Sólo con Nigeria está funcionando un acuerdo de readmisión de inmigrantes ilegales y, aunque está firmado otro con Ghana, aún no ha entrado en funcionamiento. En el caso de Mali, la presencia del ministro puede servir para activar las negociaciones. En cuanto a Níger, aunque no hay muchos naturales de ese país que lleguen a España, tiene importancia porque se trata de un lugar de tránsito hacia el norte de África. Las negociaciones pueden no ser fáciles, porque hace sólo unos días, unas respuestas parlamentarias del Gobierno revelaron que b El Gobierno quiere Uno de los subsaharianos que llegó el domingo a Gran Canaria otros dos países- -Gambia y Camerún- -rechazaron las pretensiones españolas de alcanzar un acuerdo de readmisión, y que el segundo de ellos reclamó un Convenio de Flujos Migratorios. Moratinos anunció el pasado 19 de octubre en el Senado su intención de que se negociaran acuerdos de redmisión con Senegal, Mali, Ghana, Guinea Conakry, Gambia y Camerún. EFE Aumentar la ayuda Pero el viaje del ministro, que está acompañado por la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Leire Pajín, también obedece al deseo del Ejecutivo de aumentar la ayuda a una zona en la que se registran algunos de los niveles de desarrollo más bajos del mundo, como es el caso, por ejemplo, de Níger y Mali, que figuran entre los diez países más pobres. El Gobierno quiere que al final de la legislatura actual se haya cuadruplicado la ayuda al desarrollo para África subsahariana, que en el año 2003 fue de 125 millones de euros, pasando a 135 millones en 2004 y con la previsión de que este año se llegue a los 450 millones, como consecuencia de que se ha condonado deuda a los países de la región por valor de 300 millones de euros. Una parte de la gira, la que le llevará al Angola y Mozambique, tendrá unas coordenadas diferentes, ya que con esos dos países lusófonos del África Austral las relaciones han sido mucho más intensas y la cooperación se emprendió hace bastante tiempo, marcada por la ayuda para superar las consecuencias de las reciente guerras civiles vividas en ambos. De hecho, Mozambique es el principal receptor de la cooperación española en el África subsahariana. Además, hay una relación económica muy antigua basada en intereses españoles en materia pesquera o petrolífera.