Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 MARTES 6 12 2005 ABC Nacional Francisco Múgica Garmendia Carlos Almorza Arrieta Ignacio Aracama Mendia Ignacio Bilbao Beaskoetxea Formó parte de la dirección de ETA durante 15 años, hasta su arresto en 1992, pero fue en los últimos cinco cuando se hizo con las riendas de la banda. Se enfrenta a penas que suman 4.645 años como inductor de 23 asesinatos. Conocido también como Pedrito de Andoain fue extraditado a España en noviembre de 2000 para ser juzgado como responsable de la red de extorsión de la banda entre 1992 y 1993. Está condenado a 15 años de cárcel. Fue uno de los tres representantes de ETA en las conversaciones de Argel, junto a Antxon y Belén González Peñalva. Cumple condenas que suman casi trescientos años de cárcel por siete asesinatos y un secuestro. Tras la caída de Bidart, en marzo de 1992, estuvo en la dirección de ETA aunque sólo dos meses, pues fue detenido. En la actualidad cumple una condena de 109 años de cárcel por dos asesinatos. ETA expulsa a Pakito y otros 5 presos para cortar los amagos de indisciplina en la cárcel Los reclusos criticaron que la actual estrategia no permite acumular fuerzas para negociar admitían en agosto de 2004, cuando empezaron los contactos entre PSE y Batasuna, que la banda había sido derrotada por la vía policial D. MARTÍNEZ J. PAGOLA MADRID. ETA ha expulsado con carácter definitivo a Francisco Múgica Garmendia, Pakito y a los otros cinco reclusos que en una carta fechada en agosto de 2004 acusaban a la dirección de haber llevado a la banda a la peor situación de su historia y le reprochaban que su actual estrategia no permite acumular las fuerzas necesarias para forzar al Gobierno a una negociación. Los expertos antiterroristas interpretan esta decisión como una advertencia al colectivo de presos para que mantenga la disciplina, ya que al menos un centenar de ellos había apoyado discretamente la misiva, aunque no se había decidido a dar el paso siguiente y suscribirla. Junto a Pakito los expulsados son Ignacio Aracama Mendia, Makario Iñaki Bilbao Beaskoetxea, Iñaki de Lemona Carlos Almorza Arrieta, Pedrito de Andoain Kepa Solana Arrondo y Koldo Aparicio Benito. La tesis de que se trata de un aviso a navegantes queda avalada por el hecho de que la banda ha dado a conocer esta medida disciplinaria a través de su último Zutabe el boletín interno que se difunde entre sus militantes. Los dirigentes de ETA están preocupados porque la disciplina que ahora observan entre los miembros de su organigrama y los pistoleros en libertad no la ven, sin embargo, en las cárceles, donde comprueban, cuanto menos, amagos de indisciplina debido al creb Los ahora expulsados ciente cansancio y desmoralización. Los actos de protestas instigados por la dirección de la banda dentro de los centros penitenciarios han ido en creciente fracaso. De hecho, la última convocatoria no fue secundada, al menos en su integridad, por cerca de la mitad de los reclusos, entre ellos Pakito Fuentes antiterroristas aseguran que la propuesta de Anoeta suscitó entre los desmoralizados presos etarras demasiadas expectativas sobre una inminente negociación que pondría automáticamente a todos ellos en la calle. Unas expectativas que parecen a punto de transformarse por enésima vez en frustración si consideran que el proceso en ciernes se bloquea o rompe. nes que, según la propuesta de Anoeta, deberían abordar en una de las mesas el Gobierno y ETA. Los cabecillas consideran que cualquier división o atisbo de rebeldía entre los reclusos internos sería aprovechado en la negociación por el enemigo que lo interpretaría como punto vulnerable. La noticia de la expulsión fue adelantada ayer por Diario de Noticias el La banda cree que una división de sus presos la usaría el Gobierno, como punto vulnerable, en una negociación Los últimos actos de protesta convocados por la dirección en las cárceles concluyeron con amagos de rebelión Punto vulnerable Sin embargo, de acuerdo con los mismos medios, ETA quiere garantizarse, ante una hipotética negociación, la disciplina en el colectivo de presos. Sus reclusos, junto con la desmilitarización del conflicto son las dos cuestio- Los otros decapitados Con Francisco Múgica, ETA ya ha expulsado a dos de los tres dirigentes del colectivo Artapalo que hasta principios de los 90 llevó las riendas de la banda. Antes que Pakito en septiembre de 1998, lo fue José Luis Álvarez Santacristina, Txelis El motivo fue pedir a sus sucesores el abandono de las armas y la respuesta de éstos fue echarlo por falta de disciplina e intento de escisión El mismo destino tuvo, meses antes, Carmen Guisasola Solozabal, coordinadora de los comandos por haber encabezado la firma de una declaración pública en la que expresaba su entusiasmo por el proceso de paz irlandés Al igual que Txelis y Pakito Guisasola fue acusada de falta de disciplina Otro caso de expulsión de un destacado miembro de la banda fue el de José Luis Urrusolo. Fue en 1996 y el motivo: sus diferencias, precisamente, con Pakito Anterior a estas expulsiones, fue la de Santi Potros mismo rotativo próximo al nacionalismo vasco que publicó la carta. Entonces, ETA acusó al dirigente de Aralar, Patxi Zabaleta, de haber filtrado la misiva y el sector duro de los presos le apuntó como persona no grata Ahora, la cúpula justifica la expulsión de estos seis presos porque incurrieron en una conducta grave y han pretendido organizar fuerzas y crear opinión contra el sentido y la línea de actuación de la banda. Así las cosas, califica esas críticas como una falta de disciplina clara Es más, la dirección etarra considera que Pakito y sus compañeros han dado al enemigo la oportunidad de hacer público el tema lo que supone una falta de confianza, menosprecio y falta de respeto a la Organización Estiman, además, que esta forma de actuar ha sido consciente y organizada y que supone una violación de las normas de funcionamiento que deben respetar El Zutabe añade que a partir de ahora las opiniones e iniciativas de los sancionados serán en su propio nombre Antes de adoptar esta medida, la cúpula exigió a estos seis presos una rectificación. Tras negarse a ello, fueron suspendidos temporalmente de militancia el 9 de julio. El pasado mes de septiembre, los seis reclusos hicieron público un comunicado en el que aseguraban que nos mantenemos donde siempre, siendo evidente que nuestro referente político es la izquierda abertzale de siempre, haciendo nuestra totalmente la propuesta de Anoeta Asimismo, instaban a Aralar a que deje de manipular nuestros nombres En la carta motivo de la expulsión, los críticos sostenían que no se puede hacer una lucha armada a base de comunicados y de proferir amenazas que