Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 LUNES 5 12 2005 ABC Gente La Junta de Andalucía ha otorgado el rango de Museo al Centro del Baile Flamenco de Cristina Hoyos, lo que supone que a partir de ahora podrá acogerse a las ayudas y subvenciones del Ejecutivo andaluz para que esta iniciativa privada pueda dedicarse a difundir y cuidar las distintas expresiones del baile flamenco. Athina Onassis se casó La heredera más rica del mundo y el jinete brasileño Doda contrajeron matrimonio el sábado en una ceremonia deslucida por las ausencias TEXTO: VERÓNICA GOYZUETA FOTOS: REUTERS Y EFE mo en un cuento de hadas, la princesa amazona griega y el jinete brasileño celebraron el sábado votos de amor eterno y de fidelidad en una de las bodas más esperadas del año. La única heredera del famoso clan Onassis, la multimillonaria Athina Hélène Roussel, adoptó el apellido Miranda, de su ahora marido Álvaro Affonso de Miranda Neto, más conocido en su país como Doda, que no se cansaba de decirle: Eres todo para mí según relataron invitados. En un vestido largo de Valentino que le dejaba los hombros descubiertos y con zapatos Chanel de tacón bajo para Co no aumentar tanto sus 180 cms. de altura, Athina llegó a los jardines del museo Fundación Maria Luisa y Oscar Americano, en el barrio de Morumbi, en São Paulo, del brazo de su suegro, Ricardo Miranda, lo que hizo más sentida la ausencia de su padre, Thierry Roussel, que estaba confirmada. De su familia estuvo presente nada más que su hermanastra Sandrine, que llevó los anillos. La amazona griega que el mundo conoce como Athina Onassis se casó en una ceremonia católica, que mezcló ritos ortodoxos y latín, frente a 750 invitados estrictamente seleccionados. Cada uno de ellos entró con tarjetas de código de barras con fotos, e identificados por un rígido equipo de seguridad formado por más de 400 efectivos. Estaban prohibidos en la ceremonia objetos de metal y llevar cámaras fotográficas y teléfonos móviles. La ceremonia, sin alharacas, estuvo marcada por un estilo rústico. El menú elegido por la novia fue simple en comparación con otras bodas de la sociedad paulista, e incluyó platos españoles, como una entrada de gazpacho, un risoto de azafrán y churros en el postre, mezclados con otros de la culinaria brasileña. La fiesta duró hasta las 4 de la mañana y los invitados dejaron el local llevando de recuerdo un collar de oro blanco con una piedra de cristal, con un agradecimiento en portugués e inglés. Los proveedores de la fiesta firmaron cláusulas leoninas de confidencialidad absoluta que en caso de dejar escapar alguna información a la prensa suponían tener que pagar cifras de dinero equivalentes al triple del valor de los servicios prestados. Aún así, los periodistas, pese a algún incidente aislado en las horas previas a la boda como el de un paparazzo que sufrió la furia de Doda por seguirles, sacaron algo de información de la grandiosidad del evento. Por ejemplo, los preparativos de la novia costaron 12.500 dólares. Ni que decir tiene que el salón de belleza (uno de los más conocidos de Sao Paulo) fue cerrado al público. Otro de los lujos fue el champán, más de mil botellas de la exclusiva marca Veuve Clicquot para los 750 invitados, y por supuesto, el vestido de la novia, un modelo de Valentino, el mismo diseñador que eligió Jackie Kennedy cuando se casó con el abuelo de Athina, Aristóteles, en 1968. Por lo demás, Athina y Doda intentaron que la ceremonia fuera discreta y sin gas- tos millonarios. Los novios rehusaron, por ejemplo, lo que quería cobrar Jennifer López por cantar en la fiesta, que pasaba del millón de dólares. Los novios y sus invitados fueron trasladados desde el aparcamiento hasta el local de la boda en vehículos Audi- -patrocinadora deportiva de Doda- que decidió apoyar a los novios en su boda a cambio de una jugosa publicidad. La pareja también evitó regalos y les pidió a los invitados que demostrasen su cariño a través de donaciones a Aconchego una entidad que ayuda a los niños pobres y a la que la familia de Doda contribuye económicamente. En las últimas semanas, la pareja ha tenido una agenda apretada, con viajes a Buenos Aires, Londres, Milán y Roma, en apenas una semana. En esta última, Athina hizo la última prueba de su vestido. No se mencionó nada sobre los detalles de un probable contrato prenupcial, salvo que ella llevará el apellido de su ya marido. La familia de Doda es una de las adineradas de Brasil. Pero no llega ni de cerca a la fortuna de Athina, estimada en tres mil millones de dólares, un patrimonio que incluye la isla Skorpios en Grecia, depósitos en 217 bancos, un hotel en Montecarlo, un bloque de oficinas en Nueva York, varias residencias de lujo en Atenas y París, una compañía electrónica en Japón, así como joyas y obras de arte e inversiones en todo el planeta. Si un día nos casamos, lo que es de ella es de ella y lo que es mío es mío dijo Doda hace dos años a un diario brasileño, cuando el romance era reciente y mucho se especulaba sobre su interés en el dinero de la joven. Un dúplex de 990 metros La pareja vive desde hace cuatro meses en un dúplex de 990 metros cuadrados, en el barrio de Vila Nova Conceição, uno de los más lujosos de São Paulo y fue comprado por Athina, que pagó cerca de 8 millones de dólares, una minucia comparada con la herencia de su abuelo.