Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 5 12 2005 81 Sigue el duelo Barça- Osasuna en la Liga y ambos vencieron a domicilio, al Villarreal (0- 2) y al Málaga (1- 2) Croacia sucede a España en el historial de la Copa Davis y es el duodécimo país que gana el torneo 3- 12- 05 QUIEN MAL JUEGA, MAL ACABA (y II) ENRIQUE ORTEGO Su último día El entrenador brasileño fue crucificado por la grada del Bernabéu. Pese a que ganó (1- 0) el Madrid jugó de pena y el Getafe le dio un baño. El cambio defensivo que recoge la imagen (Gravesen entra por Ronaldo) terminó de soliviantar a la afición madridista, que puso el pulgar hacia abajo FOTOS: IGNACIO GIL La crisis, en 12 horas 10.00 Reunión entre Luxemburgo, Sacchi y Butragueño en Valdebebas a petición del brasileño. 11.00 Comienza el entrenamiento del primer equipo sin Luxemburgo. 11.15 Sale el técnico y no dirige la sesión. Se sienta en el banquillo y charla con Zidane y Beckham. 12.15 Los brasileños del equipo, Ronaldo, Roberto Carlos, Baptista y Robinho, se van de Valdebebas con malas caras. 12.35 Luxemburgo sale de Valdebebas con su grupo de colaboradores. 13.20 Una hora más tarde se marchan del mismo lugar Butragueño, Sacchi y Ramón Martínez. 17.00 Nueva reunión, esta vez en el Santiago Bernabéu. Debaten Florentino Pérez, Butragueño, Sacchi y Ramón Martínez. 19.00 Se reúne la Junta directiva del club, a la que se suman en su tramo final Sacchi y Ramón Martínez. 22.20 La Directiva comunica oficialmente la destitución de Luxemburgo. Butragueño da una rueda de prensa. recambio. Florentino quería un técnico de perfil medio sólo hasta final de temporada, aunque no era fácil la búsqueda. Siempre quedaba la carta de Juan Ramón López Caro, el entrenador del filial. El presidente se reunió con Butragueño y Sacchi a primera hora de la tarde para certificar la defunción de Luxa y para coronar a López Caro. El primero de los futbolistas en ser informado fue Raúl, por su condición de capitán. Se manejaron los nombres de Las opciones de futuro Fabio Capello (59 años) Actual entrenador del Juventus, con el que le queda un año más de contrato. Es el mejor colocado pues es el preferido del presidente. Además, él quiere venir. Sven Goran Erikkson (57 años) Técnico de la selección inglesa- -acaba contrato después del Mundial- Es el recomendado de David Beckham. José Mourinho (42 años) Es el entrenador del Chelsea, cobra 7,5 millones de euros y tiene cuatro años de contrato. Difícil que Abramovich le suelte. Arsene Wenger (56 años) El técnico del Arsenal tiene un año más de contrato. Ya dijo no dos veces a Florentino Pérez en un pasado reciente. Rafael Benítez (45 años) Entrenador que salió de la cantera del Real Madrid y ahora técnico del Liverpool, vigente campeón de Europa. Aún tiene tres años más de contrato con el club inglés. sesión extraordinaria de la Junta directiva. No fue una faena de aliño porque la reunión se alargó más allá de las tres horas. Mientras, Vanderlei Luxemburgo no se dejó ver por el estadio. Fue invitado a asistir a la Junta directiva para conocer el veredicto, pero prefirió permanecer recluido en su domicilio con la familia. Emilio Butragueño fue el encargado de comunicarle la destitución por teléfono nada más terminar la reunión. Butragueño dio la cara IGNACIO GIL otros técnicos, pero se decantaron por la opción casera. Después, sobre las siete, fueron llegando al estadio Santiago Bernabéu aquellos directivos que no habían hecho puente para acudir a la Emilio Butragueño comunicó la decisión al brasileño por teléfono y después informó al capitán Raúl í. Este título ya lo han leído en esta misma columna. Y, entonces, hace ocho, seis, cuatro o dos meses- -hubiera valido durante toda su etapa- -iba dirigido a Luxemburgo. La inexorable ley del fútbol tiene sus plazos y también es capaz de llevarse por delante a tipos como él, que se llama a sí mismo Luxa cuando habla en público y se autodefine como un comandante. Uno de esos supervivientes que se creen en posesión de la verdad, amén de sentirse el más listo, el más guapo, el más alto y el más importante. A Luxemburgo le echan los resultados, pero sobre todo le lleva al paro el pésimo juego realizado por su equipo desde que cayó en sus manos. No es casualidad que le despidan tras una victoria. Triunfos como el del sábado o empates como los de la noche del Lyon son derrotas en este club. Nunca ha llegado a entender la filosofía y las exigencias futbolísticas del Real Madrid. Alguien le debía haber explicado que no se puede envolver todo con el papel de los resultados. Existen unas tendencias y una idiosincrasia que se identifican históricamente con la camiseta blanca y que no entienden de miedos tácticos y egoísmos particulares. Parece mentira que habiendo pasado de los cincuenta y siendo brasileño no tuviera más respeto por el buen gusto futbolístico. En su país había hecho campeón a los más grandes e incluso se había sentado en el banquillo de la selección, lo más parecido a una silla eléctrica. Quizá porque ganara su primer partido en siete minutos, desde su llegada sólo pensó en salvar su ego. Fiel tácticamente a un cuadrado mágico se agarró a una buena racha de resultados y despreció todo lo demás. En una Liga donde casi todos los equipos juegan con dos hombres en las bandas, él renunció a ellas o en su defecto se las dejaba a los laterales. El equipo se convirtió en un embudo por el centro y salvo raras excepciones, como el partido ante el Barcelona de la temporada pasada, afrontó sus compromisos siempre a la contra, dejando la iniciativa al enemigo y haciendo del Real Madrid un equipo vulgar, defensivo, vulnerable, previsible y menor al que ya nadie respetaba, ni en España ni en Europa. Por todo ello está despedido. Se lo ha ganado a pulso. S