Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 5 12 2005 59 Toros Las chicas se presentan guerreras en Vistalegre y reivindican su Oportunidad ROSARIO PÉREZ MADRID. Pisando fuerte han llegado las mujeres a la cuarta edición de La Oportunidad. Si el pasado sábado fue Verónica Rodríguez quien enamoró con su fino toreo, ayer Sandra Moscoso se metió en el bolsillo a los más de ocho mil espectadores que se dieron cita en Vistalegre. Además de un valor incontestable, Moscoso evidenció que posee ya el suficiente bagaje como para saltar al escalafón con picadores. Ganó terreno la jerezana en los lances de saludo al eral que abrió plaza. Instrumentó luego una faena por ambos pitones en la que se conjugaron muletazos largos y templados con otros de tintes más toscos. Las palmas echaron humo mientras trazaba un circular invertido. Y el ¡ay! se apoderó de los tendidos cuando el novillo la volteó y quedó a merced de él. Intrépida y con los machos bien atados, regresó a la cara del enemigo para abrochar con unas manoletinas. Se volcó en la estocada y fue recompensada con una merecida oreja, la única de esta segunda clase práctica. Para dejar más claras sus intenciones se envalentonó en un quite por tafalleras, principiado con una escobina, en el sexto. Vienen guerreras las chicas toreras, reivindicando su Oportunidad El toreo más sobrio corrió a cargo de Román Pérez, con ese sello castellano de la tierra de Su Majestad El Viti. Siempre en la búsqueda del camino clásico, el de Salamanca dibujó derechazos y naturales de buen trazo y limpieza, parsimoniosos la mayoría. Dio una vuelta al ruedo. También paseó el anillo el madrileño José Manuel Mas, premio a una labor en ascenso en la que se vislumbró un destacado concepto. El otro representante de Madrid, Daniel Durán, anduvo entregado con un ejemplar que no terminó de humillar. Se anotó otra vuelta al ruedo. Menos fortuna tuvo el portugués Joao Diogo Fera, al que le desbordó la movilidad y bravura del segundo, el mejor de la desigual novillada de Manuel Santos Alcalde, manejable en conjunto. Patrick Villebrun- -representante de la Escuela de Nimes- pese a acusar su verdor, ancló en todo momento las zapatillas a la arena y demostró que aúna condiciones. Saludó desde el tercio. Un punto y aparte merecen Raúl Rivera y Santiago Naranjo, que formaron un lío en banderillas. Sandra Moscoso fue volteada, sin consecuencias, y cortó la única oreja BOTÁN El valor espartano de Víctor Puerto triunfa en Quito EFE QUITO (ECUADOR) Sólo un valor espartano hizo que Víctor Puerto, jugándose la vida con un toro manso y bronco, hiciera gritar ¡torero, torero! a una plaza repleta y cortara tres orejas, con petición de una cuarta que la autoridad no concedió. En esta sexta corrida de la Feria de Quito, el catalán Serafín Marín, que reaparecía tras la cornada sufrida en Lima, obtuvo un balance de ovación y silencio. El ecuatoriano Antonio Campana oyó palmas en su lote. Se lidiaron toros de Huagrahuasi, Carlos Manuel Cobo, Santa Coloma y Cobo Albornoz. En la quinta de feria, el rejoneador Andy Cartagena salió a hombros tras cortar dos orejas.