Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 LUNES 5 12 2005 ABC Internacional Mínima participación en los comicios venezolanos tras el boicot de la oposición Chávez anuncia la muerte de los antiguos partidos y agradece que le dejen el campo libre b Pese a que las autoridades elec- torales alargaron una hora más el cierre de los colegios, algunos sondeos y analistas vaticinaron una abstención del 80 por ciento LUDMILA VINOGRADOFF CORRESPONSAL CARACAS. Una lluvia pertinaz ayudó a entristecer las elecciones legislativas que ayer se celebraron en Venezuela. Ni siquiera las amenazas de la diputada oficialista Iris Varela de despedir a los funcionarios que no fueran a votar logró animar a los electores a colaborar con la muerte de los partidos de la oposición, anunciada ayer por el presidente, Hugo Chávez. El 90 por ciento de los partidos opositores se retiró de los comicios la semana pasada por considerar que no había transparencia ni garantías en el sistema electrónico electoral. Su protesta produjo un deslave generalizado en los comicios, a pesar del esfuerzo del Gobierno por levantar el ánimo de los 14 millones de electores. La escasa afluencia de votantes a los colegios electorales se mantuvo igual durante toda la jornada, que transcurrió tranquila sin hechos de violencia. Ni siquiera el toque de diana que sonó por altavoces de coches ni los petardos o cohetes que dispararon a las 4: 30 de la madrugada lograron despertar a los caraqueños. No hubo manera de que las cámaras de la televisión privada y el recorrido de los corresponsales extranjeros ocultaran la ausencia de electores en los centros de votación. Incluso este diario visitó varios centros en los barrios populares de La Pastora y el Cementerio, bastiones chavistas en Caracas, y no había ni un alma esperando en la puerta para votar. Electores que se identificaron con la revolución chavista, y que respondieron al llamamiento del Gobierno, como Bertha La Cruz, manifestaron que les parecía excelente la organización de los comicios, al salir del colegio Monseñor Castillo, en La Pastora. Los sondeos y las estimaciones de los analistas coincidieron en proyectar una abstención entre el 80 por ciento y el 90 por ciento, la más alta en toda la historia democrática del país. El Consejo Nacional Electoral (CNE) do- minado por los simpatizantes de Hugo Chávez, prometió que daría cifras preliminares a partir de las 8 de la tarde, hora local. El presidente Chávez, que acudió a votar en el liceo Manuel Palacio Fajardo, en la zona del 23 de Enero, anunció por su parte la muerte de los partidos Acción Democrática (AD, socialdemócrata) y el democristiano Copei, que en su opinión van a quedar ilegales después de su boicot de ayer. El ex teniente coronel declaró que la muerte es buena y necesaria en el caso de los partidos más antiguos de Venezuela, fundados hace 63 y 60 años, respectivamente. Consideró además que fue un juego desesperado de la oposición el haber retirado sus candidaturas. Este es un día de júbilo y debemos agradecerles que nos hayan dejado el campo libre Sabotaje Chávez también reveló que hay gente intentando sabotear las elecciones. Hoy no ha ocurrido nada, pero el pasado viernes detuvimos a gente colocando explosivos Para el mandatario no hay crisis política como producto de la retirada de la oposición, sino una conspiración. Tampoco es verdad que el 90 por ciento de la oposición renunció En este sentido, Chávez elogió a los representantes opositores Andrés Velásquez de la Causa R y Leopoldo Puchi del Movimiento al Socialismo (MAS) por haber acudido a votar. El presidente Chávez votó ayer en Caracas acompañado por su nieto Manuel AFP Los partidos que se retiraron de los comicios pasan a la clandestinidad y la ilegalidad Henry Ramos Allup, secretario general de AD, señaló que las declaraciones del presidente y las amenazas de Iris Varela de despedir a los funcionarios crean un clima de mayor crispación Ramos Allup admitió que ya no podrán hacer oposición desde el Parla- A Chávez lo dejan solo (con Castro) MANUEL M. CASCANTE CORRESPONSAL MÉXICO. La ambición de Hugo Chávez no pudo hallar mejor aliado que la torpeza de sus adversarios. Incapaces de frenar, por las buenas o por las malas, al monstruo que contribuyeron a dar vida, los partidos de oposición le dejaron ayer vía libre para ejercer, con el control absoluto de la Asamblea, todos los poderes del Estado. Y, siempre, dentro de una aparente legalidad, cada día más en en- tredicho. Ya pocos dudan de que Chávez sólo respeta la democracia cuando puede servirse de ella; nadie es golpista reincidente por casualidad. Sin obstáculo que se lo impida, Chávez acometerá ahora la consolidación definitiva de su proyecto bolivariano cada victoria sobre sus enemigos se salda siempre con más revolución. El ex teniente- coronel fomenta una dialéctica guerrera de enfrentamiento permanente, y apenas ha dejado a esa oligarquía escuálida que se le enfrenta otra salida que la rendición y el exilio. La misma astucia que su mentor y modelo, Fidel Castro. Eliminado el enemigo interno, buscará rivales tras las fronteras con que distraer la atención, un comportamiento de manual para dictadores. Casi siempre será el imperio EE. UU. mismo diablo contra el que lucha el autócrata cubano. La cooperación ideológica, técnica y estratégica entre Caracas y La Habana es completa. Los ingresos del petróleo le permiten a Chávez aplicar una política de caridad que mantiene de su parte a millones de míseros venezolanos. Las brigadillas de paramilitares y sus leales fuerzas armadas hacen el resto. Pero todo es pan para hoy y hambre para mañana, pues durante casi siete años ha sido incapaz de emprender un proyecto que genere desarrollo económico. Como Castro en medio siglo.