Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional LUNES 5 12 2005 ABC La decisión de Chaves de retirar las competencias urbanísticas a Marbella, que acumula más del 82 por ciento de las irregularidades registradas en la Costa del Sol, coincide con las encuestas que vaticinan el triunfo electoral del PP en este municipio Batalla por el poder en Marbella JOSÉ MARÍA CAMACHO MÁLAGA. El presidente del Gobierno andaluz, Manuel Chaves, anunció la pasada semana la retirada de competencias urbanísticas al Ayuntamiento de Marbella, el municipio malagueño que acumula más del 82 por ciento de las irregularidades urbanísticas de la Costa del Sol, según la Fiscalía. Los jueces consideran que en la ciudad no hay control urbanístico, tal y como se recoge en una sentencia reciente sobre Banana Beach Por este caso han sido condenado el ex alcalde Julián Muñoz y un hermano de la alcaldesa marbellí Juan Antonio Yagüe, entre otros. La Junta viene pidiendo cordura al Consistorio marbellí desde que el GIL accedió al poder, hace ahora quince años, pero el Ayuntamiento de Marbella no ha acatado jamás ninguna resolución, salvo las judiciales. En este periodo, dos alcaldes del municipio, Gil y Muñoz, han sido condenados por los delitos de malversación y contra la ordenación del territorio. Y la actual alcaldesa, Marisol Yagüe, tiene pendientes varios procesos judiciales. Además, varios concejales de esta Corporación y de otras anteriores han abandonado sus cargos tras sentencias judiciales. Por tanto, entender la decisión del presidente andaluz, Manuel Chaves, de retirar las competencias urbanísticas a Marbella resulta fácil, sobre todo cuando las irregularidades son evidentes. Estas son algunas de esas claves. La alcaldesa Marisol Yagüe (en el centro) con Carlos Fernández (del PA) e Isabel García Marcos (tránsfuga del PSOE) nismo, Juan Antonio Roca, pero la moción abortó la operación y el consenso entre las dos administraciones. El alcalde destituyó antes de la moción al gerente, mano derecha de Gil, para acercar posturas urbanísticas con la Junta. Ahora, Roca sigue controlando todos los convenios con los constructores. JOSELE LANZA Elecciones de 2003. El GIL, que presentó a Julián Muñoz como cabeza de lista, volvió a ganar las elecciones por mayoría absoluta. Prometió diálogo y respeto a la legalidad; sin embargo, no tuvo tiempo de poner en marcha su programa por la moción de censura que le presentaron sus compañeros de partido y otros concejales de la oposición, entre ellos Isabel García Marcos, que fue la candidata del PSOE al Ayuntamiento de Marbella. Su nominación dejó roto al partido. Una gestora asumió la dirección socialista, después de que la Ejecutiva local presentase su dimisión tras confirmarse la candidatura de García Marcos, que había perdido las primarias ante Francisco Zori. El secretario de Organización, Luis Pizarro, aseguró que la situación anómala en Marbella no tenía por qué influir en la campaña electoral. Las esperanzas de los socialistas se truncaron al traicionar la edil a sus compañeros. García Marcos pasó de azote a bastón del gilismo. Moción de censura. Miembros del Gil, rebeldes del PA y tránsfugas del PSOE arrebataron la alcaldía a Julián Muñoz, que había iniciado conversaciones con la Junta para resolver la crisis de Marbella. Muñoz le puso en bandeja a Chaves la cabeza del gerente de Urba- El Ayuntamiento de este municipio no ha acatado ninguna resolución, salvo las judiciales Una encuesta revela el triunfo de la candidata del PP, Ángeles Muñoz, si se celebraran elecciones en Marbella Antonio Luque. Yagüe justificó los ceses con el fin de mejorar la economía y el urbanismo. Sin embargo, algunos creyeron que varios concejales del GIL pusieron en marcha una operación, sin el visto bueno de la alcaldesa y sus socios de gobierno, para destituir a la teniente alcalde, la ex socialista García Marcos. La última, la dimisión de dos ediles, uno de ellos del equipo de gobierno, condenados por un delito urbanístico. Proximidad de las elecciones. A nadie se le escapa que la medida del Gobierno andaluz tiene tintes electorales, ya que se podía haber adoptado hace tiempo. La alcaldesa ha denunciado que Chaves quiere entrar en Marbella sin pasar por las urnas. Frente a la medida del PSOE, el PP e IU piden la disolución del Ayuntamiento y la convocatoria de elecciones. El presidente regional de los populares, Javier Arenas, pide que se dé la palabra al pueblo y que sean los ciudadanos los que elijan una nueva Corporación municipal. Judicialización de la vida política. La Junta ha impugnado ante los tribunales 420 licencias en Marbella, de las cuales 209 han sido con la actual alcaldesa, Marisol Yagüe. De los 27 concejales que forman la corporación municipal, 18 están imputados o condenados. Crisis municipal. Desde la moción de censura no han parado las crisis. La primera fue cuando se destituyó en noviembre de 2003 a los concejales de Urbanismo y Hacienda, Rafael Calleja y directamente a la potestad de planeamiento urbanístico- -planes generales de ordenación urbana y planes de desarrollo- pero no a la concesión de licencias, reservada a los ayuntamientos por la Ley Reguladora de Bases de Régimen Local, y a la disciplina urbanística, que solo podrá ser subrogada si existe manifiesta afectación a la ordenación del territorio y urbanismo de la Comunidad autónoma. Alza del PP. Una encuesta de los populares revela un triunfo del PP en las elecciones municipales y una caída en picado del gilismo y el socialismo. Su candidata, Ángeles Muñoz, ha mantenido siempre el mismo discurso, firme en sus convicciones, y ha denunciado la corrupción de todos los gobiernos gilistas. Muñoz es la mejor valorada de todos los políticos de Marbella. Candidato socialista. El PSOE baraja varios nombres para la Alcaldía de Marbella, entre ellos el del consejero de Turismo y Deportes, Paulino Plata. Chaves ha dicho que ahora no toca, pero no ha descartado su candidatura. El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento e histórico dirigente socialista, Silvestre Puertas, apuesta por él, aunque hay otro sector del partido que ha lanzado otra candidatura distinta. Puede que vuelvan los enfrentamientos, salvo que Chaves imponga la cordura en un partido que lleva años a la deriva en esta localidad. Ley del Suelo. Según Chaves, la Junta tiene ahora las herramientas necesarias para quitar las competencias a Marbella. El Ayuntamiento ha anunciado que recurrirá ante el Constitucional. La asunción de competencias municipales en caso de incumplimiento grave por parte de la Junta afectará