Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 5 12 2005 Nacional 19 el país en 1991, en la primera guerra contra Irak, tras la invasión de Kuwait. España no llegó a romper relaciones con el régimen de Sadam Husein como hicieron otros gobiernos europeos, pero, tras un periodo sin representante diplomático, optó por mantener únicamente un encargado de negocios. Precisamente Ignacio Rupérez ocupó ese puesto entre 1997 y 2000, aunque el país que conoció es muy diferente del que ahora se va a encontrar. Sus capacidades de movimiento estarán limitadas por razones de seguridad, una seguridad a la que contribuye una embajada rodeada de altos muros de hormigón, con vigilancia en el exterior y reforzada con la presencia de una nutrida dotación de geos La Embajada en Afganistán, todavía sin fecha de apertura El Gobierno no ha tomado aún la decisión de cuándo se abrirá una Embajada de España en Afganistán. El ministro Moratinos aseguró el pasado miércoles en el Senado que se ha acordado ya abrir una representación diplomática en Kabul, pero no precisó la fecha en que eso tendrá lugar. Por el momento, España está representada oficialmente ante las autoridades afganas desde la Embajada en Pakistán y un funcionario español se ha trasladado desde Islamabad a la capital afgana. En una respuesta parlamentaria difundida por Europa Press, el Ejecutivo indica que no informará de las medidas de seguridad que serán implantadas en la futura Embajada, porque la revelación de esos detalles en un país donde han aumentado los atentados terroristas por parte de miembros del antiguo régimen talibán podría poner en peligro a los empleados allí destinados JULIÁN DE DOMINGO España es uno de los pocos países europeos importantes que aún no tenía a su embajador en Bagdad nitivo que sustituya al actual Gabinete provisional encabezado por Ibrahim Al Yafari. Esta circunstancia puede hacer que se retrase aún más la presentación de cartas credenciales por parte de Rupérez, que ha de hacerlo ante el presidente del país, en la actualidad el kurdo Yalal Talabani. Recomponer las relaciones España es uno de los pocos países europeos importantes que aún no tenía a su embajador en Bagdad. La mayoría presentaron hace tiempo sus cartas credenciales, aunque muchos hacen frecuentes viajes de ida y vuelta a sus respectivos países. La incorporación de Rupérez a su puesto se produce casi ocho meses después de que, a mediados de abril, el ministro de Asuntos Exteriores, tras salir de su entrevista en Washington con la secretaria de Estado norteamericana, Condoleeza Rice, anunciara la decisión del Gobierno de que hubiera embajador español en Bagdad, un gesto claramente dirigido a recomponer las relaciones con Estados Unidos, que se vieron muy deterioradas tras la retirada de las tropas españolas de Irak un año antes. Además, España está contribuyendo a la formación de personal iraquí y el pasado 7 de noviembre un grupo de 20 mandos militares iraquíes se incorporaron a la Academia de Ingenieros del Ejército de Tierra en Hoyo de Manzanares (Madrid) para asistir a un curso de desminado impartido por expertos españoles. El último embajador español en Bagdad fue Juan López- Chicheri, que dejó