Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 LUNES 5 12 2005 ABC Nacional El PSOE contempla el modelo de financiación que ultima Andalucía como solución para Cataluña Admite la especificidad financiera catalana, pero no un sistema exclusivo a las demás comunidades para que marquen sus límites al texto del tripartito y de CiU y aporten soluciones nuevas, pero comunes MANUEL MARÍN MADRID. Es un hecho que ni el Gobierno ni el PSOE admiten el sistema de financiación previsto en el proyecto de reforma del Estatuto de Cataluña por suponer una ruptura con el régimen general que afecta a todas las comunidades y por asimilarse, al margen de lo previsto en la Constitución, a un modelo de cupo semejante al vigente para el País Vasco. Y es un hecho, a tenor de lo afirmado en reiteradas ocasiones por José Luis Rodríguez Zapatero, que con un sistema de financiación específico para Cataluña, pero insolidario con el resto de las regiones, no habrá Estatuto. Así, en la negociación con el tripartito catalán más CiU, promotores del texto, el Ejecutivo está a la busca de una solución intermedia que si bien no supondrá un sistema de financiación ad hoc para Cataluña, sí respetará algunas de las especificidades para que esa comunidad goce de una financiación más proporcionada y en un marco aceptable por todos afirman fuentes socialistas. b Zapatero opta por consultar La financiación andaluza Tributos cedidos que reclama Andalucía El borrador de Estatuto andaluz señala en su artículo 115 que en los términos previstos y con los límites y, en su caso, en los términos que se establezcan en la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas, se ceden a la Comunidad autónoma los siguientes tributos: Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas. Sobre patrimonio, sobre sucesiones y donaciones, y sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados. Tributos sobre el juego y el Impuesto del Valor Añadido. Impuestos especiales: sobre la cerveza, vino y bebidas fermentadas; sobre productos intermedios; sobre el alcohol y bebidas derivadas; sobre hidrocarburos; sobre labores de tabaco; sobre electricidad; sobre determinados medios de transporte; y sobre ventas minoristas de determinados tipos de hidrocarburos. meses realizando el Parlamento andaluz, y en concreto sus principios básicos para delimitar un modelo de financiación, están llamados a ser el espejo en el que a la larga habrán de mirarse tanto Cataluña como el resto de comunidades que impulsen reformas estatutarias. A partir del artículo 113 del todavía borrador de reforma del Estatuto andaluz, el Parlamento de esa comunidad regula unos ejes generales para su financiación muy alejados de los planteados desde Cataluña. La base, tal como está redactada en estos momentos, sostiene que la comunidad autónoma de Andalucía dispondrá de los recursos necesarios para atender de forma razonable y permanente el desarrollo y ejecución de sus competencias y para que quede garantizado el principio de igualdad en el acceso y prestación de servicios y bienes públicos en todo el territorio español Lealtad contra bilateralidad Los principios básicos serán la autonomía fiscal y financiera la suficiencia financiera, atendiendo fundamentalmente a la población real efectiva y a su evolución la responsabilidad fiscal de acuerdo con los principios constitucionales de generalidad, equidad, progresividad y capacidad económica la lealtad institucional, coordinación y colaboración con la hacienda estatal y con las restantes Haciendas públicas la solidaridad interterritorial; y la multilateralidad en su definición de forma radicalmente opuesta a la bilateralidad que auspicia el Estatuto catalán para que sea esta comunidad en última instancia- -y no el Estado- -quien decida cuánto de lo recau- Expertos y el resto de comunidades Con ese objetivo, lidera los trabajos el vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes. Pero no lo hace en exclusiva: se apoya en un grupo de expertos en materia de financiación autonómica y, especialmente, en las propias comunidades, que son en última instancia las que tendrán que avalar con su sí a Zapatero los vericuetos financieros admisibles para Cataluña. El PSC está, lógicamente, al tanto de los avances de Solbes, pero no está directamente implicado en la concreta negociación para resolver la compleja papeleta de la financiación. Zapatero ha preferido que los socialistas catalanes se mantengan al margen, según admiten las fuentes consultadas, y que sea el PSOE quien negocie sin cortapisas ni hipotecas. Aunque Zapatero no tiene por qué consultar al resto de comunidades en este trámite del Estatuto, ha querido hacerlo y concederles protagonismo para no encontrarse después de pactar el texto con los nacionalistas catalanes con una contestación masiva desde otras regiones y, especialmente, con una rebelión de otros presidentes socialistas. En este punto, los trabajos que lleva Solbes dirige la negociación para encontrar una fórmula que permita a Cataluña una financiación más proporcionada, en un marco aceptable por todos dado cede al resto de autonomías. El borrador del Estatuto andaluz añade que constituyen recursos de la Hacienda Pública de la Junta de Andalucía los de naturaleza tributaria provenientes de su espacio fiscal propio definidos por el producto de los tributos propios establecidos por la comunidad; los tributos cedidos por el Estado y los recargos sobre tributos estatales A ellos añade las asignaciones y transferencias con cargo a los recursos del Estado, la deuda pública y el recurso al crédito, la participación en los Chaves advierte de que ya está bien de que los partidos catalanes o vascos condicionen al resto de España ABC SEVILLA. El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, sostuvo ayer que sería un error para Andalucía frenar la reforma estatutaria de la comunidad a la espera del proceso en Cataluña o de una posible reforma en el País Vasco. Nosotros tenemos tiempo suficiente para reformar nuestro Estatuto, no sólo en el trabajo de la ponencia, porque no olvidemos que tenemos casi todo el primer semestre de debate en el Parlamen- to a través de enmiendas para ajustar la ponencia declaró tras presidir, junto al delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, un acto conmemorativo de la Constitución. Creo que en la política española y en la andaluza, por propia dignidad nuestra, por el peso que representamos en el conjunto de España, la comunidad más poblada, y por el peso que representamos desde el punto de vista político, ya está bien de que los partidos catalanes o vascos condicio- nen la política del resto de España o la de Andalucía advirtió. Chaves considera que Andalucía tiene madurez y capacidad de reflexión para desarrollar su propia estrategia política. Ya está bien de vernos condicionados. Podemos hacer lo que nosotros queramos en el marco de la Constitución subrayó. Por su parte, el presidente de Asturias, el también socialista Vicente Álvarez- Areces, dijo ayer que la reforma de su Estatuto mantendrá la actual definición como comunidad histórica Tenemos un sistema de competencias similar al del resto, salvo algunas diferencias que son lógicas, como en aquellas comunidades donde hay un idioma cooficial y donde hay policías autonómicas