Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión LUNES 5 12 2005 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. ESO LO SOLUCIONO YO DE UN PLUMAZO ONVIENE recordar a esos genios que se sacan de la manga soluciones milagreras que los problemas complejos no tienen soluciones fáciles. Por definición, un problema es una proposición de solución dudosa, un conjunto de hechos o circunstancias que dificultan la consecución de algún objetivo, una incógnita que debe despejarse mediante métodos científicos. Dicen los LUIS IGNACIO matemáticos PARADA que un problema es determinado cuando no puede tener sino una solución, o si tiene más de una es siempre en número fijo, mientras que un problema indeterminado es aquél que puede tener indefinido número de soluciones. La utilización sexista de la mujer en la publicidad es un problema indeterminado: puede tener un número indefinido y hasta infinito de soluciones, tantas que es como si no tuviera ninguna: como esas raíces cuadradas de un número negativo, que no tienen solución real, sino imaginaria, porque no existe un número ni positivo ni negativo que al ser multiplicado por sí mismo dé resultado negativo. Ayer se ha sabido que una comisión integrada por anunciantes, empresas y asociaciones de consumidores controlará la imagen de la mujer en publicidad. Fomentará la autorregulación e impulsará el cambio en el tratamiento publicitario de la mujer, pero no tendrá capacidad sancionadora. Bueno es que no la tenga para evitar cazas de brujas. Porque el problema es tan antiguo, profundo y arraigado que no caben soluciones simplistas. ¿Se le ocurrirá a alguien pedir a las mujeres que boicoteen los productos en los que la imagen femenina es utilizada como objeto del deseo? ¿Pedirá alguien a los hombres que no compren los productos que se anuncian mostrando a una mujer dominante o dominada; ángel o demonio; amante fría y calculadora o madre tierna y servicial; joven, egoísta, racional e insumisa o madura, generosa, irracional, sumisa y marujona? Sería una solución simplista, imaginaria, de ésas de eso lo arreglo yo de un plumazo Pero verán cómo se le ocurre a alguien. C Celos de Rubalcaba Soy uno de los muchos españoles que estuvo homenajeando a nuestra Constitución en Madrid. Homenajeamos la Constitución de la libertad, de la concordia, la de todos. Una Constitución que, por primera vez en la Historia de España, no es de ningún partido, ni particular, sino que es de todos los españoles, y una Constitución que hoy algunos nos quieran romper. A alguno, en concreto al señor Rubalcaba, le ha faltado tiempo para criticar la concentración. Ha dicho que una concentración por la Constitución se hace en contra de la misma y en contra de una parte de España, y por tanto es anticonstitucional. ¿Cómo va a ser anticonstitucional algo que se ha hecho para homenajear a la Constitución, y para pedir que no se rompan esos principios y valores constitucionales? El señor Rubalcaba acaba con la lógica aristotélica. Le han entrado los celos, pero yo le diría que, para ser celoso, hay que tener capacidad de amar. Los que estuvimos en Sol no estuvimos en ninguna concentración callejera estuvimos en una concentración por la libertad, por la democracia, y para reivindicar el periodo más próspero de la historia de España, y para decir a socialistas y nacionalistas que no van a tener nuestro consentimiento en esa ruptura de nuestra libertad. Álvaro Lodares Pérez. Madrid. Socios y Constitución Decenas de miles de personas abarrotaron la Puerta del Sol de Madrid este fin de semana para secundar el llamamiento del principal partido de la oposición en un acto de apoyo a la Carta Magna. Incidentes, ninguno. Si lo que temían los nacionalistas es que grupos extremistas radicalizasen el ambiente festivo a favor de la Carta Magna y lo transformasen en algo agrio y ofensivo, con símbolos o pancartas fuera de lugar, eso no sólo no ocurrió; es que no hubo ni que impedirlo. Y contra Cataluña todavía menos. Desde la tribuna de oradores se habló en catalán, como en euskera, gallego y valenciano. Decenas de banderas catalanas ondearon junto a las de otras Comunidades autónomas. Ni una sola voz se alzó contra una región de España. La realidad pura y dura es que Zapatero ha apoyado un Estatuto contrario a nuestra Constitución y que atenta contra los derechos y libertades de los propios catalanes. En su empeño por contar a toda costa con el apoyo de los radicales de ERC, Zapatero ha puesto en jaque nuestro modelo de convivencia. Prueba evidente es que ni Esquerra Republicana de Catalunya, ni el resto de los partidos nacionalistas del espectro político español, salvo CiU, asistirán el próximo 6 de diciembre a la recepción oficial que el Congreso de los Diputados celebrará con motivo del 27 aniversario de la Constitución Española. Los ocho parlamentarios de Esquerra, gracias a los cuales se sostiene el Gobierno socialista de Zapatero, han dejado claro que mantienen su tradicional rechazo a la Constitución y que, en consecuencia, no asistirán a este acto. Cierto es que viene siendo habitual esta falta de respeto para nuestra Ley de leyes de estos radicales nacionalistas, pero más cierto es aún para la mayoria de los ciudadanos este rechazo de la Constitución de los socios de Zapatero. Elías Arcos Bernal. Sevilla fue como Amedo acabó con dos ministros del Interior. Julio Benítez López. Sevilla. Disminuidos o discapacitados Con motivo de la celebración del Día de la Discapacidad, el presidente del Gobierno manifestó que se iba a modificar la Constitución para que en lugar de hablar de disminuido se diga discapacitado Me permito tres observaciones. Una, que el término de discapacidad fue propuesto por la OMS el año 2001. Otra, que desde entonces se está buscando una palabra que no resulte nociva o agresiva para el afectado o su entorno. En pocos años se ha pasado de utilizar sucesivamente los términos de anormal, subnormal, deficiente, incapaz, inválido, minusválido y discapacitado. Todos ellos han llegado a ser peyorativos. Por eso muchos prefieren hablar de persona con necesidades especiales Finalmente, se debe decir niño o adulto con discapacidad y no niño o adulto discapacitado para no identificarles con su trastorno, que tal vez no lo padecerán siempre o no de igual forma. Manuel Cruz Hernández. Barcelona. El caso Bono La Audiencia Provincial de Madrid juzgará en abril a los tres policías que detuvieron de forma supuestamente ilegal a dos militantes del PP tras la manifestación de la AVT, en la que el ministro de Defensa, José Bono, denunció haber sido víctima de una agresión física. Hay indicios más que suficientes argumenta el Tribunal, de que los tres acusados cometieron posibles delitos de detención ilegal y falsedad en documento oficial. De esta forma se da la razón a las víctimas, militantes del PP. Aparecían en una fotografía cerca del ministro de Defensa mientras éste era increpado y zarandeado por los movimientos de la multitud. Pocos días después eran detenidos por esos hechos, sin que conste orden judicial alguna e, incluso, sin que conste la agresión, sustentada a posteriori por el ministro en informes médicos que contradicen las mismas declaraciones de sus escoltas. El Partido Popular ha manifestado que su deseo es no dañar a ningún funcionario policial, por lo que entienden tiene un origen político, y que la identificación como militantes del PP de esas dos personas próximas a Bono en el momento de los hechos fue el único fundamento de su detención. El gran temor del Ministerio de Interior es que, cuando comience el juicio, en abril, los policías encausados busquen protegerse de pagar ellos solos los platos rotos del caso y hablen. Así Concentración callejera La manifestación en defensa de la Constitución y a favor del espíritu de la Transición se celebró con total civismo, sin insultos, sin agresiones, sin asaltos a las distintas sedes de los partidos no participantes y sin echar estiércol frente a sus fachadas. Tampoco se quemaron contenedores y la gente no llevaba caretas ni pasamontañas... ¡Vaya un disgusto! La concentración callejera calificación dada por la vicepresidenta, siempre con su habitual fino estilo, transcurrió en un flamear de banderas nacionales y comunitarias, pero siempre constitucionales- ¡una auténtica provocación! y se cerró con un discurso apelando a los valores de la convivencia. Vaya, que los concentrados callejeros demostraron no estar al día en cuestión de manifestaciones. Jordi S. Berenguer. Barcelona.