Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 DOMINGO 4 12 2005 ABC Gente Sean Connery está satisfecho con la elección de Daniel Craig como nuevo intérprete del agente 007, según una entrevista que publicaba ayer el diario The Times Craig, de 37 años, es una elección estupenda dijo Connery, quien saltó a la fama en 1962 por Doctor No la primera película como James Bond. Mi nombre da mucho dinero Con la copla por bandera y unos villancicos de su puño y letra, Isabel Pantoja vuelve por Navidad. La artista ni olvida ni perdona a los que la han ofendido y reconoce que ahora es ella quien debe apoyar más a su pareja (Julián Muñoz) que tiene varios procesos abiertos con la Justicia nas había empezado la promoción del CD- DVD titulado Sinfonía de la copla que grabó el pasado 26 de junio en el Palau de la Música y los de Sony ya le anunciaron que se había colocado en el puesto número siete de la lista de los más vendidos. No está nada mal. A fin de cuentas, se trata del primer DVD que se edita de copla en nuestro país y encima con el sello de Isabel Pantoja, quien aparece más guapa que nunca con el vestuario que le realizaron los sevillanos Vitorio Lucchino, aunque mi modista de toda la vida es y será Lina como aclara la artista para evitar malentendidos. Con la copla como bandera y unos villancicos escritos por ella a punto de salir al mercado navideño, la cantante está de doble parto musical y dispuesta a aclarar ciertas historias como que no había querido participar en la gala que protagoniza Rocío Jurado para TVE. A mí nadie me ha llamado, que quede claro Pues eso sí que es grave. Si hay algo que el público amante de la canción española espera con auténtica devoción es un cara a cara entre Rocío Jurado e Isabel Pantoja. Verlas juntas en el escenario seguirá siendo una asignatura pendiente. ¿Qué le ha dado la copla a Isabel Pantoja? -Todo. Empecé con ella y si Dios quiere acabaré con ella. -Rafael de León decía que La tonadillera, sobre las tablas del escenario el pasado mes de mayo en Nueva York Ape TEXTO: BEATRIZ CORTÁZAR FOTO: EFE usted era el último gran mito coplero. ¿Ha encontrado ya quien le suceda? -Desgraciadamente, no. Pensé que nuestra continuadora podría haber sido Pastora Soler. Canta la copla maravillosamente, pero luego se ha ido por otros estilos. ¿Qué letra de copla le recuerda su vida? -Todas. La copla es puro sentimiento: amor, desamor, tristeza... -Usted da la imagen de una mujer que puede con todo. -Siempre he hecho lo que me dictaba el corazón. Si hubiese puesto un poquito más de cabeza tal vez mi vida hubiera sido distinta. -A Isabel Pantoja le envuelve un halo de misterio. ¿Por qué? -Me considero una persona normal con una profesión bonita, pero también dura y tremenda. Yo me quedo sólo con lo bonito: montar espectáculos, ensayar, actuar ante el público, hacer mis discos, mis programas, mis entrevistas serias... el resto lo aparto. ¿Cómo consigue aguan- Si me hubieran llamado para cantar con Rocío Jurado en la gala- homenaje habría ido encantada tar estar siempre en los titulares y no precisamente por su trabajo? -Muchas veces me pregunto por qué me hacen esto. Nunca me meto con nadie, pueden buscar en hemerotecas y jamás encontrarán una ofensa mía. Lo que ocurre es que mi nombre da mucho dinero, da todo el dinero del mundo. La forma de sobrevivir es no viendo ningún programa que hable de mí. Tengo unos abogados que son los que se encargan de poner denuncias cuando lo creen oportuno. Me han llegado a poner un cheque en blanco en un programa de televisión de noche para que vaya. Otra cadena ha querido hacer las paces conmigo porque están muchos de ellos en el banquillo y, ojo, están ahí (denunciados) porque han ido a por mí y los míos sin yo hacer nada. ¿Qué le pide a la vida? -Salud y justicia. ¿Y qué le quita la vida? -Tiempo con mis hijos. -Creo que su hija canta en su disco de villancicos. -Sí, está en uno de los coros. Me lo pidió tanto... ¿Y eso de escribir villancicos? -Es que ya no quedaba ninguno que no hubiera cantado antes. Me puse a hacerlo en compañía de mi amiga Teresa y recordé cómo eran las Navidades de mi infancia. Esas tardes con una caja de mantecados en la mesa y la botella de