Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 Cultura DOMINGO 4 12 2005 ABC POP Pereza Los Peces Concierto de Pereza y Los Peces. Lugar: Divino Aqualung, Madrid. Fecha: 1- XII CLÁSICA CDMC Obras de Haapanen, Saariaho, Tienuu, Salonen y Lindberg. Intérprete: Orquesta de cámara Avanti! Director: Susana Mälkki. Lugar: Auditorio 500, Madrid UNA FIESTA EN CADA ACTUACIÓN PABLO MARTÍNEZ PITA EL NUEVO MUNDO ALBERTO GONZÁLEZ LAPUENTE quello fue el reflejo de dos momentos en la evolución de un grupo de pop. Por un lado, Los Peces, teloneros, con un solo disco en el mercado pero que están abriéndose paso con rapidez. Por otro lado, Pereza, que hace un par de años se encontraba en posición similar- -ejercían de introductores de otras bandas- -y que ya han consolidado un número ingente de seguidores que dan botes en cada uno de sus temas y disfrutan como enanos viendo a sus ídolos. Pero hay que empezar con un tirón de orejas a la organización. Si un concierto está programado para las nueve de la noche, no se puede tener a todo el mundo haciendo cola hasta casi las diez, hora en que entraron los primeros (los últimos tardarían mucho en conseguirlo) La mayoría, además, tenía que permanecer a la fría intemperie, ya que la longitud de la fila sobrepasaba con holgura el espacio bajo techo. Cuando saltaron Los Peces al escenario todavía faltaba gente por entrar. Eso sí, Clara y Santi hicieron lo posible para que el público se olvidara de los contratiempos. Para conseguirlo tienen un álbum que contiene unas cuantas de esas canciones- Merodeando y En la línea 2 -de las que suenan insistentemente en la radio y que tienen la facultad de quedar grabadas en el cerebelo gracias a su pegadiza melodía. Tienen facilidad para componer temas de fácil asimilación y se les ve y presiente un buen futuro por delante. Pero claro, las estrellas eran Rubén y Leiva, otro dúo titular acompañado de banda que, a pesar del mucho retraso de su aparición, hicieron saltar de entusiasmo a los presentes, que al fin y al cabo a lo que iban era a divertirse. Ambos han alcanzado por el fin el puesto en el escalafón que tanto habían buscado- -y trabajado- -merced a su tercer disco, Animales Los ingredientes de su preparado musical son obvios: letras juveniles de exaltación del sexo y la vida alborotada, desparpajo en el escenario y música al estilo Tequila; es decir, guitarras potentes unidas a melodías pop. Parece fácil, pero muchos son los llamados y pocos los escogidos. Ellos son de esos pocos grupos que garantizan una fiesta en cada actuación, mientras sus fans corean canciones como Princesas Caramelo o Todo Están en un gran momento. A E Michael Haneke recoge el premio al mejor director en la gala celebrada en Berlín AP El austriaco Haneke triunfa en los Premios Europeos de cine con Caché Álex de la Iglesia, que competía por la estatuilla al mejor director, se fue de vacío b La gala, celebrada anoche en un Berlín helado, premió también a Daniel Auteil como mejor actor por Caché y a Julia como mejor actriz por Sophie Scholl GUILLEM SANS SERVICIO ESPECIAL BERLÍN. Caché la última película del austriaco Michael Haneke, fue la clara triunfadora de los últimos Premios del Cine Europeo, que tras la gala del año pasado en Barcelona se entregaron anoche una vez más en un Berlín a varios grados bajo cero. Fue una ceremonia algo desangelada en el Arena- Treptow, una carpa situada en unos arrabales inhóspitos del este de la ciudad por cuya alfombra roja desfilaron unos 1.200 invitados. El primero de los grandes agentes 007, el escocés Sean Connery, prestó a la ocasión el mayor aliento de glamour de la noche con su presencia para recibir un premio honorífico. Después de dos ediciones consecutivas en las que el mayor galardón se lo llevaron títulos alemanes (la fábula de nostalgia germano- oriental Good Bye, Lenin! de Wolfgang Becker, y el violento drama del turco- alemán Fatih Akin Contra la pared la versión europea de los Oscar de Hollywood premió en esta ocasión una película que aborda el colonialismo francés en Argelia. Su protagonista, Daniel Auteuil, se llevó la estatuilla al mejor actor. El español Álex de la Iglesia era uno de los candidatos al mejor director por Crimen ferpecto pero el jurado, que conforman 1.600 profesionales del cine de treinta países, prefirió galardonar a Haneke, austriaco con fama de enfant terrible de la cultura de su país que llevó por primera vez a la pantalla una novela de su compatriota y Premio Nobel de Literatura Elfriede Jelinek, La pianista (2001) Haneke se impuso a uno de los principales impulsores de estos premios que en sus primeras ediciones se llamaran Felix Wim Wenders, que optaba a una estatuilla por Don t come knocking En su película, Haneke ha cambiado esta vez a la que de algún modo llegó a ser su actriz fetiche, Isabelle Huppert, por otra gran dama del cine francés, Juliette Binoche. Emocionante interpretación de Pero el jurado de esta decimoctava edición prefirió distinguir en el apartado de mejor actriz a la alemana Julia por su emocionante interpretación de la estudiante muniquesa Sophie Scholl en la película del director Marc Rothemund que lleva el nombre de esa mártir de la resistencia contra el nazismo, decapitada en 1943 tras repartir folletos de propaganda antinazi en la universidad. Es la segunda gran distinción que se lleva por este papel, después de hacerse en febrero pasado con el Oso de Plata de la Berlinale. En la gala de anoche, se llevó también el premio del público. l actual debate sobre la reforma de ley de la enseñanza nos ha recordado que siempre hay modelos en los que fijarse. Entre todos destaca el finlandés por su calidad y resultados. En general, Finlandia es un país del que hay mucho que aprender. Posiblemente porque aún se mantiene la frescura de una existencia que apenas alcanza al siglo y le libera de demasiados condicionantes; sin duda, porque ha sabido aunar tradición y actualidad en un tronco común y distintivo del que la música es parte protagonista. Lo fue desde el origen, como elemento de identidad nacional, y lo es ahora cuando el mundo se puebla de músicos formados allí. Porcentualmente, no hay país en el mundo con mayor número de intérpretes y compositores de primera. Tal es el caso de la orquesta de cámara Avanti! que ha visitado la temporada del CDMC en el lustroso Auditorio 500 cuyo poder de convocatoria (hay que insistir) confirma que se ha inaugurado en el mejor momento y lugar. Avanti! (entre cuyos miembros se incluye a un flautista de nombre Francisco Almazán que en algo anima a confiar en nuestras posibilidades) posee una calidad sobresaliente, perfilada tanto por la seguridad técnica como por el convencimiento que transmiten. A su frente ha estado Susana Mälkki, nombrada recientemente directora musical del Ensemble InterContemporain y con razón, pues su gestualidad, expresividad, claridad de ideas y contagioso entusiasmo hace honor a la excelencia finlandesa y evoca ese gobierno de mujeres que con tanta finura describió aquel granadino enamorado de las gélidas tierras finlandesas y de nombre Ángel Ganivet. Merece una mención especial el trompa Esa Tapani, quien convirtió en un paseo las dificultades del Concert Ètude de Esa- Pekka Salonen. Luego, se podrán preferir las compactas y detallistas Sphinx Flowers de Perttu Haapanen al animalario humorístico y electrónicoinstrumental del Nemo de Jukka Tiensuu; o quizá se dejen de lado la oscuridad inicial, la motricidad, los ritmos sincopados o la brillantez final de la Corrente de Magnus Lindberg a cambio de la emocionante finura de esa mágica, sugerente y colorista página que es Lichbogen de Kaija Saariaho. Pero estos son detalles a añadir en un concierto que ha hablado a las claras de la muy digna realidad finlandesa.