Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 Los domingos ANIVERSARIO DEMOCRÁTICO Sin ira En defensa de la Constitución de 1978 Miembros de la generación de la democracia que por edad no votaron la Ley de Leyes, crean Ciudadanos con la Constitución Española, una plataforma para preservarla TEXTO: ALFONSO ARMADA FOTOS: CORINA ARRANZ arafraseando a Bertolt Brecht, ¡qué tiempos estos en los que hay que luchar por lo que es evidente! comenta el empresario y periodista Román Cendoya, que a sus 41 años forma parte- -por mera cuestión de edad- -de ese sesenta por ciento de ciudadanos españoles que no votó la Constitución de 1978, fruto del consenso que ha levantado la España democrática, solidaria, plural y libre con la que soñaron durante los años de la dictadura Son palabras del manifiesto que sirvió de partida de nacimiento a Ciudadanos con la Constitución Española, una plataforma que en este momento de revisionismo político e histórico ha fundado Cendoya junto a Javier Algarra, Carmen Gil, Lola Merino, Carmen Martínez Castro, Luján Argüelles, Javier Tornos y Elena Sánchez. Cuando hace dos años se celebró el 25 aniversario de la ya más longeva Constitución democrática que ha conocido España, Cendoya, nacido en San Sebastián y que a su condición de periodista y publicista une la de empresario de una compañía de puros radicada en la República Dominicana, pensó que era necesario impulsar un movimiento en su defensa. A su juicio, y de los que tienen memoria, la Constitución ha permitido que España disfrute de las mayores cotas de desarrollo, libertad e igualdad de su historia Construido en mármol blanco de Macael (Almería) el homena- P je del pueblo de Madrid a la Constitución de 1978 fue inaugurado al año siguiente, cuando era alcalde de la capital Enrique Tierno Galván. Obra del arquitecto Miguel Ángel Ruiz- Larrea, el azul Velázquez del invierno madrileño acentúa las rotundas formas de un cubo transitable y el amarillo de las hojas del gingko, uno de los árboles más antiguos de la Tierra, que crece también en los jardines del Museo de Ciencias Naturales, junto a la Castellana: una Constitución reciente que para Cendoya y los suyos representa una de las grandes conquistas de la asendereada historia de España y un milagro vegetal adaptado a los cambios climáticos y políticos de los últimos milenios. Amenazas nacionalistas Cendoya hace hincapié en que suman 26 millones los españoles que en 1978 no tenían la edad mínima para votar o nacieron después. Hace dos años, recuerda, no estaba el clima político tan enrarecido porque entonces no había entrado a debate en el Congreso de los Diputados un Estatuto como el que la mayoría del Parlamento de Cataluña pretende que se apruebe, y que a juicio de especialistas en derecho constitucional vulnera la Ley fundamental. Ex ministros socialistas como Carlos Solchaga creen que de prosperar el Estatut obligaría a modificar toda una panoplia de leyes orgánicas. A juicio de Cendoya, lo que plantea el tripartito catalán representa una Amigos de la Constitución. De izquierda a derecha, Javier Algarra, Jaime Soler, Román Cendoya, Eugenio Damboriena y José Luis Jordán Moreno