Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 4 12 2005 49 Los domingos Móviles y política. El teléfono es hoy el instrumento de persuasión política más barato, sencillo, rápido y eficaz Constitución. Miembros de la generación que, por edad, no votó la Ley de Leyes, crean una plataforma para preservarla de Rodríguez Ibarra. La vida del presidente de la Comunidad extremeña después del infarto Miguel Delibes de Castro, a la izquiera, junto a Rafael Sánchez Ferlosio, en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas CORINA ARRANZ ENTREVISTA CON MIGUEL DELIBES DE CASTRO Profesor de Investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas en la Estación Biológica de Doñana De la jara y otras yerbas Ferlosio: La primera idea fue la relación con el fuego entre el monte alto y el monte bajo, en particular por un incendio el año pasado, en las cercanías de Riotinto, en un gran coto de caza mayor. En los cotos de caza mayor el jaral es la protección del jabalí, no tanto para el ciervo, pero para gran parte de la caza el jaral es el gran defensor. El jaral es el único que puede atacar a la encina, porque la encina en general está más repartida, puede tener sólo pasto, y el fuego pasa debajo de ella únicamente chamuscando un poco las hojas. El jaral es el único que con la encina hace mancha, porque otros arbustos no tupen lo suficiente. Delibes: ¿Sabía usted que los forestales llaman monte alto al bosque que nace de semilla y monte bajo al que procede de rebrote, in- El escritor Rafael Sánchez Ferlosio, premio Cervantes en el año 2004, sostiene con el biólogo Miguel Delibes de Castro, hijo del también escritor Miguel Delibes, una larga conversación en torno a los fuegos rurales. Es la primera entrega de una entrevista que continuará mañana y pasado en las páginas de la sección de Sociedad de ABC POR RAFAEL SÁNCHEZ FERLOSIO dependientemente de la altura que tengan? Pero yendo a lo nuestro, hay escobonales muy tupidos y también coscojares y madroñeras. -F: ¿Madroñeras? -D: Las madroñeras, con los brezos, los durillos y los labiérnagos, hacen manchas muy cerradas donde casi no se puede entrar. -F: Las madroñeras estarán más bien en la sierra. -D: Sí, y en Doñana mismo hay madroñeras también, pero yo donde las he visto más grandes es en la zona de Sierra de Gata y en Las Hurdes. El monte más denso en Doñana, donde hay más abrigo, lo forman los brezales en el sur y los lentiscares con mirtos en el norte. Hay muchos tipos de monte denso, pero es cierto que uno de los más característicos del Mediterráneo es el que forma la jara, que es un monte que se quema a menudo, quema muy bien. Cuanto más se quema más crece la jara, porque es especie a la que gusta el fuego (se ha llamado al jaral hijo del fuego Al monte mediterráneo en general no le disgusta el fuego, se quema a menudo, y por ejemplo el ládano, la resina pegajosa de la jara, es inflamable, favorece la combustión. El pringue de la jara es el ládano, que se usa en perfumería para fijar los perfumes, prende muy bien y ayuda a la jara a arder, pues a ella le viene bien para desembarazarse de competidores. Si transcurre mucho tiempo entre un incendio y otro se produce una mayor variedad de vegetación, pero si los incendios son reiterados las jaras terminan sien (Pasa a la página siguiente)