Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 4 12 2005 Internacional 33 Chou Hsi- wei, del Kuomintang, celebra en Taipei la victoria de su partido REUTERS Revés a los independentistas del Gobierno taiwanés en las elecciones locales El Koumintang, en la oposición, logra 14 de las 23 circunscripciones en liza Demócrata Progresista, en el poder, sufre un serio descalabro por los últimos casos de corrupción y queda debilitado hasta las presidenciales de 2008 PABLO M. DÍEZ. CORRESPONSAL PEKÍN. Los planes independentistas del presidente de Taiwán, Chen Shuibian, sufrieron ayer un duro varapalo en las elecciones locales celebradas en la isla, cuya soberanía es reclamada por China desde el fin de la Guerra Civil en 1949. La formación política en el poder, el Partido Demócrata Progresista (PDD) fue barrida en estos comicios por el grupo opositor Koumintang, que obtuvo 14 de los 23 condados y circunscripciones en liza. Así, mientras el Koumintang aumentó en seis el número de distritos electorales que ya dirige y hasta se impuso en el condado de Taipei, tradicional bastión de sus rivales desde hace 16 años, el PDD perdió tres de las circunscripciones que atesoraba y sólo obtuvo seis. Para hacer más dura la derrota, los tres distritos restantes recayeron en manos de aliados del Koumintang, como el Partido Primero del Pueblo (PPP) y el Nuevo Partido (NP) y de un candidato independiente. Aunque estos comicios son únicab El Partido mente de ámbito local y excluyen a las dos principales ciudades de la isla, Taipei y Kaohsiung, su importancia radica en el severo castigo que ha recibido el Gobierno por parte del electorado. Con un índice de participación del 66 por ciento, el 50,96 por ciento de los 8,9 millones de votantes que acudieron ayer a los 12.081 colegios electorales instalados se decantó por el Koumintang, mientras que el PDD logró un respaldo del 41,95 por ciento. El resultado de las elecciones constituye una gran derrota y una seria advertencia del pueblo taiwanés reconoció el presidente del PDD, Su TsengChang, quien asumió la responsabilidad del fiasco cosechado en las urnas y anunció su dimisión. A este fracaso han contribuido, sin duda, los últimos escándalos que han sacudido al Ejecutivo de Taipei. Entre ellos, el más notorio ha sido un caso de corrupción en las obras del metro de Kaohsiung en el que se han visto involucrados Chen She- nan, anterior jefe de Personal y mano derecha del presidente de la isla, y otros 17 de sus colaboradores. El electorado le ha dado un voto de no confianza al partido gobernante se apresuró a señalar el presidente del Koumintang, Ma Jing- yeou, a quien esta victoria le puede impulsar como el candidato de su formación a las elecciones presidenciales de 2008.