Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 4 12 2005 15 Zapatero pone el acento en la vertiente social de la Constitución para contraprogramar el acto del PP De la Vega aprovecha el paso del Delta para cuestionar la gestión de Unelco- Endesa El PP califica de éxito la convocatoria, que transcurre con total normalidad La Comunidad de Madrid estima en 200.000 el número de asistentes se saludó en catalán, euskera y gallego y se leyeron los artículos más significativos de la Carta Magna por militantes de base de todas las Comunidades C. DE LA HOZ MADRID. La dirección nacional del PP mostró ayer su satisfacción por los resultados de un acto que no dudaron en calificar de éxito tanto en el ámbito organizativo como por la tranquilidad con que transcurrió. Los malos augurios que se encargaron de difundir los partidos del tripartito catalán- -responsabilizaron por adelantado al PP de cualquier incidente que se pudiera producir, así como del clima de odio que generan, afirmaron, contra el Estatut y contra Cataluña -no se vieron confirmados. Esta vez no hubo guerra de cifras sobre el número de asistentes habida cuenta de que los que hicieron la estimación, Comunidad de Madrid y PP, son de la misma familia política. En ambos casos hablaron de 200.000 personas, lo que supondría que la cifra se disparó diez veces sobre las iniciales previsiones, que hablaron de entre 15.000 y 25.000 asistentes. La Delegación del Gobierno no facilitó datos de participación, ya que, según dijo a Efe un portavoz de la misma, sólo se hace en manifestaciones con recorrido y no en concentraciones estáticas La cúpula del PP acudió en pleno con un Mariano Rajoy exultante al que arroparon todos los suyos. Las dudas expresadas también por algunos dirigentes, entre ellos el presidente de los populares catalanes, Josep Piqué, sobre la idoneidad de hacer un acto abierto al que pudiera colarse algún elemento incontrolado cambiaron por una apelación a la necesidad de que la defensa constitucional pasa hoy por enfrentarse a proyectos que afectan no sólo a su letra sino a su b En el acto propio espíritu Mientras Piqué hacía estas declaraciones a la prensa, el secretario general popular, Ángel Acebes, daba las gracias a todo aquel que se cruzaba en su camino (y eran muchos los que se acercaban a saludarle) visiblemente satisfecho. De las caras conocidas de la familia popular, posiblemente sea más fácil decir quién no asistió (si es que no acudió alguno) que los que sí lo hicieron. La presencia más buscada entre el gentío fue la del ex presidente del Gobierno José María Aznar, que acudió acompañado de Ana Botella. La dirección de los Grupos Populares del Congreso, del Senado y del Parlamento Europeo, capitaneados por Eduardo Zaplana, Pío García Escudero y Jaime Mayor Oreja, respectivamente, aguantaron estoicamente, como el resto, los rigores de una concentración en la que permanecieron de pie, apiñados, unos contra otros. No faltaron tampoco Esperanza Aguirre- -que todavía contaba, muy expresivamente, las circunstancias del accidente de helicóptero- -ni el resto de los presidentes autonómicos como Francisco Camps, Juan Vicente Herrera o Ramón Luis Valcárcel, y líderes regionales del PP. Las palabras de Rajoy vinieron precedidas de la lectura de 19 artículos de la Constitución que hicieron militantes de base venidos de todas las Comunidades. Correspondió a un vasco leer el artículo 1 y a un catalán el 2, precisamente el que se refiere a la indisoluble unidad de la nación española. Ambos utilizaron su segunda lengua, el catalán y el euskera, para saludar a los asistentes. La representante gallega también hizo lo propio. CHEMA BARROSO La Monarquía, símbolo de la nación, fue resaltada por Rajoy en otro momento de su intervención en la que también defendió las reglas de la convivencia y la voluntad de los españoles como sostenedora de una Constitución que no tiene más dueño, ni otro autor ni a otro destinatario que al pueblo español Tras proclamar que los españoles no aceptamos más yugos ni más dominios que la ley que nosotros redactemos y que no estamos sometidos al dictado de un tirano, de un partido totalitario o de un credo nacionalista obligatorio se refirió a las víctimas del terrorismo para advertir que estas muertes- y se lo digo a quien lo tiene que oír en referencia, sin duda, al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero- no han sido en vano Un ¡Viva la Constitución! ¡viva la libertad! y ¡viva la nación española! coreado por miles de gargantas, puso el colofón a sus palabras. Zaplana saluda cariñosamente a la accidentada Esperanza Aguirre CHEMA BARROSO